25 de febrero de 2011

España, el tercer socio comercial de Gadafi

España depende, en un 10% de Libia para asegurar nuestro voraz consumo de petróleo. Quizá por eso el Sr. Borbón, actual jefe del estado, nunca ha tenido ningún pudor a la hora de hacerse fotos, estrechar manos y reir gracias de un personaje tan siniestro como Gadafi. Seguro que la defensa de los buenos negocios que sus amigos de REPSOL, ABENGOA o SACYR, hacen en Libia, influyen en la amistad que (hasta ayer) unía al Sr. Borbón con el Sr. Gadafi.

Las grandes multinacionales españolas han ganado mucho dinero haciendo negocios con los dictadores del Magreb. Habrá quien defienda que el interés económico de las grandes empresas españolas es más importante que la defensa de los derechos humanos (a la vida, a no ser torturado, en fin, esas cosas) de nuestros vecinos de Marruecos, Egipto o Libia... no estoy entre ellos, desde luego.

Lo peor es que no sabemos casi nada de las relaciones reales de España con estos estados. Esas relaciones se sustentan sobre conversaciones de alto nivel que tuvieron lugar en los encuentros bilaterales entre el Sr. Borbón y los dictadores en cuestión. En un país normal, en un país democrático, se sometería a debate en el Parlamento la naturaleza de nuestras relaciones exteriores, y el máximo responsable de las mismas comparecería para dar explicaciones de fotos como estas en momentos como estos... en España es imposible.

No podemos conocer la naturaleza de las conversaciones, tratos, acuerdos, compromisos que adopta nuestro jefe del estado con sus homólogos de otros países. Ni siquiera cuando estos otros países son, a su vez, tan poco democráticos, que también, por ese otro lado, la información está bloqueada. No existe ningún mecanismo de control que permita a un parlamentario obtener explicaciones del personaje que aparece abrazado a Gadafi o Mubarak en estas fotos.

Los españoles podemos estar tranquilos. Seguimos protegidos por este incuestionable defensor de los derechos humanos. Lo malo es que no podamos dar explicaciones a las miles de víctimas que han asesinado nuestros socios del Magreb. Ellos están muertos. Nuestra conciencia, como pueblo, también.

15 de febrero de 2011

El apagón-protesta recortó un 5% el consumo.

1.800 Megavatios. Ese fue desfase que se encontró, de golpe, Red Electrica Española a las 10 de la noche del día 15, la hora a la que estabamos convocados los españoles cabreados por las subidas de la electricidad. Un 5%. Traducido en personas: 2 millones.

Podeis ver en este enlace y a tiempo real la curva de demanda prevista (verde) y de demanda real (amarillo) . La comparación de ambos datos para la hora del apagón ciudadano nos permite observar la brusca caida de las 10 de la noche, que va mucho más allá del resto de las fluctuaciones normales en un día.



Estoy convencido que más de la mitad de los españoles habrían secundado el gesto de protesta si 1º Lo hubiesen sabido y 2º creyesen que sirve para algo. Lo importante, pues, de estos gestos, por ahora, es la pedagogía... No ha sido un gran logro, ni mucho menos, pero, poco a poco, sería bueno que toda la población española nos diéramos cuenta del poder que (sumados) tenemos si actuamos de forma coordinada. Juntos podemos parar un país, nacionalizar los bancos y echar al rey, si queremos hacerlo y creemos en nosotros y nosotras como pueblo.

Enhorabuena a tod@s los que habeis hecho el esfuerzo de cenar a la luz de las velas... esa luz íntima ayuda a soñar y a encontrarse.

14 de febrero de 2011

¿Prostitución? Si, pero invisible, por favor.

Hace un año entró en vigor la "ordenanza de la convivencia" en Granada, promovida por el PP y el PSOE y que, entre otras cosas, en sus artículos 53 al 56, penalizaba y perseguía el ejercicio de la prostitución en la calle. El resultado es que ahora los buscadores de internet rebosan de ofertas de prostitución en Granada.

Probad a poner en google una búsqueda de imágenes del tipo "la chana granada" y vereis qué es lo que ha conseguido la derecha con su ordenanza de la convivencia. Donde antes aparecían nuestras calles, placetas y tiendas, ahora proliferan imágenes, extraordinariamente explicitas de mercadeo sexual (bastente cutre) realizado en pisos particulares por toda Granada.

Hace dos años había un debate ensordecedor en la ciudad "¡Putas, putas por todas partes, que horror!" La ordenanza de convivencia retiró a estas mujeres de las calles para meterlas en estos pisos. Ahora ya, este debate, ha desaparecido.

Pero la prostitución en Granada no ha desaparecido, simplemente es invisible. Probablemente, serán muchas más las mujeres que no han encontrado otra salida para su supervivencia diaria y la de sus familias que ofrecer sexo por dinero. A nadie parece importarle: nosotros no lo vemos, así que podemos fingir que no existe. La mojigatería granaina, lo mismo la progre que la carca, parece haber dejado de tener un problema.

Lo siento, no puedo compartir esa actitud hipócrita y pequeñoburguesa que se limita a arrugar la nariz ante el lado oscuro de nuestra Europa del tercer milenio. Resulta que esas mujeres que se ofrecen en google, y que antes lo hacían en la carretera de Jaén o en el Paseo del Salón, son mis vecinas. Llevan a sus hijos a las mismas escuelas que yo, compran en las mismas tiendas, usan los mismos autobuses y les da en la cara, los días de invierno, el mismo sol que a mí. Son personas (completas) y merecen algo más que la clandestinididad.

La derecha, al encerrar a estas mujeres en pisos-burdel, lo único que ha hecho es empeorar su situación personal, marginarlas aún más y poner en riesgo su seguridad física, sicológica y sanitaria. Esa es, entre otras, la conclusión a la que llega el informe del defensor del pueblo de Vitoria-Gasteiz sobre la prostitución "Las características de la prostitución en pisos hace imposible en la práctica que las políticas de salud, seguridad e intervención social puedan llegar hasta ellos"

No me escandaliza que alguien se busque la vida a través del sexo. Me escandaliza, y mucho: me indigna, saber que el 90% de las mujeres que lo hacen, no han tenido otra opción, y preferirían tener otro modo de vida. Pero, por encima de todo, me escandaliza que, después de haberlas abocado a ello, además, nuestra sociedad las penalice con condiciones de trabajo indignas, ausencia de derechos laborales, carencia de seguridad en su trabajo, inexistencia de bajas, descansos, vacaciones, sindicación, jubilación... vamos a decirlo claro: Granada sólo les ofrece desprecio.

Es nuestra sociedad, machista, reprimida sexualmente, con un 30% de paro femenino y sobreexplotación laboral de las mujeres, la que está fabricando cientos de putas cada año. ¿Además tenemos que castigarlas por ello?

Mientras no seamos capaces de ofrecer una alternativa mejor, aceptemos que estas mujeres, estas muchachas, estas putas, son nuestras putas: mis putas y las tuyas, y debemos corresponsabilizarnos de que tengan una vida digna. Lo primero: otrogéndoles el derecho a existir.

12 de febrero de 2011

¿No deberían los antisistema dirigir el FMI?

La polémica de esta semana ha sido sobre quién fue más torpe previendo la crisis: si Zapatero como Presidente de España o Rato como Director del Fondo Monetario... el resultado empate de inútiles, "otros que se las dan de más listos tampoco vieron venir la crisis", en palabras de la ministra Salgado.

Lo que ninguno de estos portavoces prosistema reconoce es que otras voces llevaban desde hace una década advirtiendo de la explosión de la economía de casino. Se les silenció, se les ignoró, se les ridiculizó... y ahora pretende hacerse creer a la opinión pública que nunca existieron, pues "nadie lo vio venir"

En 2007, en Mundo Obrero, Joaquín Arriola analizaba la "economía parasitaria, desequilibrada sectorialmente y subordinada al capital financiero", que requería un "cambio de rumbo urgente" por los motivos que ahora todos reconocen como causantes de esta crisis.

En enero de 2006, ATTAC denunciaba en la revista Fusión que "Son los mercados financieros los que están juzgando la política de los gobiernos en vez de los ciudadanos" ¿Os suena?

En el año 2001, un artículo de Reinaldo Carcanholo y Paulo Nakatani, publicado en rebelion.org concluía así:
"Podemos ahora afirmar que el capital especulativo no presenta condiciones de sostener una nueva era histórica en el capitalismo, que se mantenga durante décadas y sea capaz de reorganizar coherentemente el mundo según sus intereses, que pueda establecer una nueva división internacional sostenible del trabajo, que garantice niveles aceptables de crecimiento económico y que permita condiciones de vida mínimamente soportables para una fración razonable de la población mundial.
La época del predominio del capital especulativo parasitario sólo puede subsistir durante un período, mayor o menor, marcado por profundas y repetitivas crisis financieras y, de otro lado, por una polarización jamás vista antes en la historia del capitalismo: magnífica riqueza material de un lado y profunda y creciente miseria en gran parte del mundo."

Los ejemplos son miles. Quienes previeron la crisis, al igual que quienes difundieron en sus medios tales predicciones comparten su oposición a este sistema. Son antisistema, no cuentan, pero cualquiera de ellos sabía lo que Zapatero o Rato ignoraban o prefirieron ocultarnos: que la economía española (entre otras) se dirigía al abismo.

Si los antisistema hubieran (hubiéramos) dirigido el Fondo monetario, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio, llevaríamos luchando por evitar la crisis desde años antes de que llegara. Esa es la verdad que esconde el pacto de silencio entre los prosistema.

3 de febrero de 2011

El Grupo Correo, fomentando la xenofobia

"Inmigrante delincuente se rie de la justicia española"

El diario IDEAL, del grupo Correo (antigua editorial católica) se dedica en este enlace a un video, en portada en su página web, a fomentar la idea de que los inmigrantes son delincuentes que se ríen de la justicia española.

Unos agentes de la policía local dejan ir a un presunto carterista al que identifican en la calle como "Fabrizzio Morente" y que se jacta de que no le han llevado detenido.


1. El diario afirma que es un "inmigrante" ¿Con ese nombre? Fabrizzio: ¿Rumano? ¿Portugués? ¿Italiano? porque en todos esos casos, es un ciudadano europeo, no un inmigrante... por cierto, la nacionalidad, no la citan.

2. El diario afirma que estos delitos quedan "impunes" y reclama mano dura... yo, en 5 minutos, he localizado esta sentencia contra el tal Fabrizzio Morente en la que se le condena a la nada despreciable pena de 480 € de multa, más las costas del juicio o, en su defecto, a 15 días de carcel...

3. Entiendo que ya ha cunplido esa pena. Con esa condena pendiente, si la policía local le deja ir, será porque ya la habrá cumplido. De otra manera, si la responsabilidad de dejar ir a un delincuente con una condena pendiente fuera de la policía local, imagino que el titular y la denuncia, debería ser esa dejación de funciones ¿No?

Conclusión: la información de IDEAL es mentira: ni es un inmigrante, ni su delito queda impune.

Con este tipo de "informaciones", sesgadas, presentadas así, se siembra el odio racial y la xenofobia, recurriendo a los prejuicios más oscuros de los lectores. Se provoca que identifiquemos bien a nuestro enemigo: el inmigrante... y después nos sorprendemos de que unos cabezas rapadas peguen palizas o maten a algún pobre extranjero indefenso. ¿Y quienes son los autores intelectuales de esos comportamientos?

2 de febrero de 2011

De obrero a mendigo en dos años.

Dani, mi vecino Dani, hace dos años era un currante de la construcción. Ayer, de casualidad, me lo encontré pidiendo en la puerta de una iglesia de Motril.

Hace dos años Dani traía una nómina a casa, pagaba su hipoteca y mantenía su pequeña familia. Hace dos años podías tomar una cerveza con el en el bar de la plaza cuando volvía de currar, aún con su mono azul... Quedó en paro tras un año y pico trabajando sin contrato, agotó las prestaciones, las ayudas, el apoyo familiar... ahora es un mendigo lleno de vergüenza.

Es casi imposible que Dani consiga un empleo en los próximos dos años. No tiene formación, tiene casi 40 años, cargas familares, poca movilidad, escasa red social... Y hay casi un millón de españoles en la misma situación. La única esperanza para este millón de personas, es que el gobierno ponga en marcha lo que IU viene proponiendo desde hace ya casi dos años en su plan de 100 medidas contra la crisis:

Un contrato de trabajo en su Ayuntamiento, de 25 horas semanales, complementado con 10 horas semanales de formación obligatoria, percibiendo el salario mínimo y por la duración suficiente para garantizar su capacitación laboral para un nuevo empleo.

¿Cuánto cuesta esto durante un año? Unos 7,000 millones de euros... menos del 10% de las ayudas a la banca, para resolver el primer problema social y económico de España.

Le dí un abrazo y los diez euros que llevaba encima... no como a un mendigo, sino como a un vecino. Espero que tenga suerte.