26 de abril de 2013

Una semana de la izquierda gobernando en Granada


Hemos vivido una semana intensa en la que se ha publicado un nuevo y tremendo dato del paro: 6.200.000 parados en España; 162.000 en Granada, donde el paro llega ya al 37%. Una auténtica sangría que demuestra que las políticas de austeridad, recortes sociales y reformas laborales que nos aplicaron el PSOE de Zapatero primero y el PP de Rajoy después, sólo sirven para hundir más en la pobreza a la clase trabajadora.


Granada es la segunda provincia más pobre de España. En Granada, en pleno Siglo XXI, sigue habiendo familias que viven en casas con goteras y humedades masivas, sin cuarto de baño, sin cocina, hacinadas hasta 6 u 8 personas en espacios de menos de 40 metros cuadrados o sobre un suelo de pura tierra. Desde la delegación de vivienda, seguimos visitando las casas declaradas como infravivienda hace años por la Junta de Andalucía, pero cuyas obras se pararon hace 4 años. Ahora, con el nuevo impulso dado por IU a la Consejería de Vivienda, aspiramos a poder reparar las casas de la mayoría de familias necesitadas de la provincia.

Precisamente, hablando de vivienda, sigue creciendo el número de familias que acuden a nuestras oficinas a pedir apoyo para evitar el desahucio de sus viviendas. Ahora con la firme esperanza de que es posible. De que SI SE PUEDE, gracias al decreto antidesahucios aprobado por el gobierno andaluz a iniciativa de Izquierda Unida. Por eso, una veintena de municipios más han firmado esta semana un convenio para colaborar con la Consejería de Fomento y Vivienda, para que ninguna familia se quede sin atender a la hora de poder evitar su desahucio.

Pero no sólo los desahucios son muestra del carácter depredador de la banca. Por cada familia desahuciada, hay cientos que han sido estafadas a través de las "cláusulas suelo" que permiten a la banca obtener beneficios milmillonarios con la bajada de los tipos de interés, una bajada que no trasladan a los pagos de las familias hipotecadas. IU, en Granada, ha decidido implicarse en la lucha contra la estafa de las cláusulas suelo, siguiendo los pasos de nuestros compañeros de la Plataforma de Almería. Para ello, se ha puesto ya en marcha la creación de un grupo dedicado a la denuncia de esta problemática, así como a la difusión de herramientas de autodefensa de los consumidores estafados.

Tenemos que felicitar a los trabajadores públicos del Servicio de Carreteras de la Consejería de Fomento. Tras producirse unas lluvias históricas en Granada, intervinieron con rápidez en los deslizamientos ocurridos en varios puntos de la provincia, el más llamativo de ellos el que cortó la A92 a la altura de Viznar. En sólo 48 horas, ya estaban trabajando en su reparación. En sólo 15 días ya se ha restablecido el tráfico en uno de los dos carriles en sentido Almería y en la calzada completa en dirección Sevilla, y antes del verano esperamos tener plenamente normalizada la autovía.

La presencia de Izquierda Unida en el gobierno de la Junta de Andalucía se nota  no sólo en la gestión, sino en la política. El jueves 25, el Consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, presidió el acto de entrega de premios del colectivo Vega Educa, que reconoció entre otros el compromiso de varios músicos granadinos en defensa de la Vega. En dicho acto, el consejero comprometió el apoyo del gobierno de Andalucía con la creación, en esta misma legislatura, de una figura de protección para la Vega, que es la principal reivindicación de los colectivos ecologistas. Queremos una Vega sin especulación, dedicada a la agricultura y que conserve las señas de identidad de nuestra cultura. También esta semana los pequeños comerciantes comprueban que cuentan con el apoyo del gobierno de Andalucía, que ha aprobado una importante línea de subvenciones, de 4,8 Millones de Euros para PYMES.

Todo esto en la semana en la que hicimos el primer viaje de pruebas del tranvía de Granada. Un transporte público con mucho futuro que es ya una realidad, por más que le pese a la derecha, que nunca creyó en el tranporte público y que no para de decir que será un fracaso, como hace siempre que puede el Presidente del PP desde su AUDI A6 oficial. Porque creemos en el transporte público y sostenible, la Consjería de Fomento ha dinamizado la creación en Granada de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, que reivindica este medio de transporte para personas y mercancías frente a los recortes del gobierno central y a décadas de abandono de las infraestructuras, a la vez que el mantenimiento de la estación en el centro de la ciudad de Granada. Como parte de su trabajo, esta plataforma, de la que Izquierda Unida es un miembro más, convoca a la ciudadanía granadina a una concentración el miércoles 8 de mayo a las 8 de la tarde en la estación del tren de Granada. Porque defender el ferrocarril es defender nuestro futuro

22 de abril de 2013

La especulación de nueva generación ya está entre nosotros

¿Cuánto vale un paisaje? ¿Un paraje exclusivo? ¿Un ecosistema frágil y único? Mucho. Suficiente para que el capital vea nuevas oportunidades de negocio en ellos. Suficiente para que la derecha política le haga el trabajo al capital y los privatice.

Hablo de Parques Nacionales que se quieren convertir en columpios (Sierra
Nevada) o en los que se pretende extraer gas reventando su subsuelo (Doñana); de playas que se quieren urbanizar hasta a 20m del mar o de espacios agrícolas excepcionales amenazados de una nueva oleada de crecimiento urbano...

La crisis es la excusa perfecta: "no corren tiempos para andarse con finuras"; "lo primero son los parados"; "crear riqueza es lo primero"; "lo importante ahora mismo es buscar proyectos de desarrollo"... etc.

Lo cierto es que, acabada la fase de la especulación extensiva, ahora entramos en otra de nuevo tipo: la especulación de nueva generación es intensiva. Ya no se trata de macrourbanizaciones en mitad de ningún sitio. La nueva especulación se centra en la apropiación y explotación de recursos únicos, exclusivos, privilegiados. Estos recursos son bienes públicos, que disfrutamos (muchas veces de forma gratuita) la práctica totalidad de la ciudadanía... pero la ley del mercado es inexorable ¿Cómo dejar que sea gratuito y de acceso universal algo por lo que determinada capa social estaría dispuesta a pagar por poseer parcialmente?

Ya empiezan a aparecer en las mesas de las Consejerías, de los Ayuntamientos, de las Diputaciones, los nuevos prototipos de la nueva oleada de la cultura del pelotazo: hoteles de lujo en terrenos protegidos, campos de golf rodeados de chalets en parajes privilegiados, proyectos extractivos incompatibles con la vida natural... trasvases de agua que trasvasan el desarrollo, el empleo y la agricultura de comarcas enteras hacia terrenos de mayor (y más privada) plusvalía.

Construir hasta 20 metros de la línea de costa es, en la práctica, privatizar kilómetros y kilómetros de playa, que serán inaccesibles, excepto para los pocos privilegiados que se compren allí una propiedad. ¿Llegará un momento en que tengamos explicar a nuestros incrédulos nietos que de pequeños íbamos a bañarnos gratis a la playa porque era de tod@s? Que el PP pretenda enmendar la ley para hacerlo posible deja bien claro dónde tiene sus prioridades este partido, cuáles son sus intereses y para quién trabaja.

La decisión, valiente, de la Junta de Andalucía, de paralizar el proyecto de gasoducto en Doñana, viene a demostrar que al final de todas estas decisiones está la política. Que no es lo mismo un gobierno (el central) dispuesto a vender el patrimonio público al mejor postor, al grito de "pan para hoy y hambre para mañana", que otro (el andaluz) que opte por proteger ese patrimonio público natural. Sólo por este tipo de cosas ya vale la pena que IU se decidiera a formar gobierno con un PSOE que de estar sólo jamás se hubiera atrevido a plantar cara a un proyecto (no lo olvidemos) apadrinado por el mismísimo Felipe González.

La especulación no es cosa del pasado. Está de nuevo aquí, entre nosotros, y viene con fuerzas renovadas. Traerá, como antes, corrupción, subdesarrollo (desarrollo con piés de barro), desigualdad y depredación ambiental. Por nuestro bienestar y el de nuestr@s hij@s, como siempre, tendremos que estar ahí para combatirla.

Al final todo dependerá de la política, de todas las formas de acción política.