29 de abril de 2010

Despidos el 1º de mayo



Así vamos a celebrar el primero de mayo en Granada: con despidos.

Ahora los despidos no se llaman despidos, que los ejecutivos también van al cine, y han visto "up in the air" y han aprendido a decir "desvinculación laboral", ERE, reubicación, y cosas por el estilo, pero a la hora de la verdad, lo que hay sobre la mesa son trabajadores que se van al paro.

Pretenden los dueños, cerrar "Tenerías Alfa", en Peligros, para llevarse la producción a Valencia. La razón, más o menos declarada, es que al parecer cuentan con la seguridad de que el gobierno de Camps les va a permitir seguir incumpliendo la legislación europea en materia de vertidos industriales, contaminación, etc., mientras que en Andalucía, la Junta les exige realizar una inversión en control ambiental más gravosa que indemnizar a los trabajadores... total: despidos para Andalucía (37) y vertidos ilegales para Valencia.

También en esta semana hemos sabido que Eozen, la fabricante de palas para aerogeneradores, ha recibido autorización y apoyo de 1,1 millones de Euros en forma de aval por parte de la Junta, para poner en marcha un ERE. De la única fábrica de aerogeneradores que había en Andalucía, y que en otro tiempo dio empleo a 300 personas, poco queda. ¿Cómo es posible? ¿Cómo puede ser que un sector en alza produzca cierres?

En 2009, El 44% de toda la instalación eólica nacional, se llevó a cabo en Andalucía, pero ¿Dónde se fabrican los componentes? Este mapa extraido del informe "eólica 2009", muestra la distribución en territorio nacional de las plantas de aerogeneradores. Ahí vemos como la historia se repite, y de nuevo, toda la creación de empleo de la eólica se queda fuera de Andalucía. Los andaluces ponemos el viento y el suelo, y los beneficios y el empleo se quedan fuera de Andalucía.

el sector ha crecido al 31% anual durante el 2009, pese a la crisis, según datos de la Asociación Mundial de Energía Eólica ¿Y paramos una de las pocas plantas que producen aerogeneradores en Andalucía?.

Si el empresario privado es incapaz de gestionar esa planta, lo que tiene que hacer el Estado en lugar de avalar con dinero público los despidos, es hacerla pública, expropiarla, descontando todo lo entregado ya en forma de ayudas y subvenciones, y garantizar que Andalucía no continúa perdiendo el tren de la industria ligada a las energías renovables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario