26 de abril de 2010

Nuestro Agujero de Ozono



Maldita la gracia que hace recordar estas cosas, pero mientras nos afanamos por vencer el paro y la corrupción, derrotar a los herederos del franquismo y hacer retroceder el machismo y la especulación, sobre nuestras cabezas se cierne la amenaza generada por otro de los logros del sistema capitalista: la destrucción de la capa de ozono.

Para quienes se hayan ido olvidando de este tema o se crean que se trata de un problema sólo para ecologistas preocupados por los pingüinos, os dejo aquí esta interesante gráfica elaborada por la Junta de Andalucía.

Nos muestra la evolución del grosor de la capa de ozono sobre Andalucía en unidades "Dobson". Los picos anuales se deben al ciclo natural de mayor abundancia o escasez de ozono provocada por la variación de luz ultrvioleta disponible con las estaciones. Son algo natural y poco importante.

Lo importante de la gráfica son las delgadas líneas horizontales con una ligera tendencia a la baja que recorren la gráfica de izquierda a derecha. La azul marca la tendencia, y lo que nos dice, es que en los últimos 20 años, el grosor de la capa de ozono sobre las cabezas de los andaluces se ha estado reduciendo a un ritmo de un 0,17% anual ¿Poco?

Bueno, eso, en 20 años, significa un 3,5% de debilitamiento, Esto ya sí es significativo. La mayor dosis de radiación ultravioleta, es causa de quemaduras solares, cáncer de piel, molestias oculares, deterioro de los cultivos, debilitamiento del sistema inmunológico...

Resulta alarmante saber que mientras esta realidad se consolida y avanza, las asministraciones no hacen todo lo posible por frenar la emisión de gases destructores de ozono, especialmente los relacionados con tecnologías de refrigeración o extinción de incendios obsoletas y aún en funcionamiento.

Es urgente frenar este desastre que pone en peligro nuestra salud y economía... mientras tanto, por favor, no salgan a la calle sin sombrero y gafas de sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario