17 de abril de 2010

Ocultar la política



Es perversa la tendencia a separar la denominada "Sociedad Civil" de los partidos pólíticos y sus representantes. Esta tendencia, asentada en los medios comerciales de comunicación, reservaa un espacio para los políticos "profesionales", que, al parecer, no deben mezclarse con la genuina voz de la calle.

Tenemos un buen ejemplo en la última concentración en solidaridad con la investigación contra los crímenes del franquismo del juez Garzón... allí estaban concejales y diputados de IU, y alguno del PSOE, pero su presencia ha sido sistemanticamente ignorada por todos los medios de comunicación locales, que, sin embargo, cubren la noticia.

¿Quién representa la voz de la población? ¿Un periodista? ¿Un poeta? ¿Un futbolista? ¿Un famosete de medio pelo?

Con todos sus defectos y limitaciones, los cargos electos, seleccionados internamente por su partido y externamente por sus votantes, se pueden considerar lo menos alejado de una representación de la población.

¿Por qué entonces ocultar su presencia, su posicionamiento, su opinión? Es, sin duda, una omisión militante, que busca y trabaja por diferenciar sociedad y política... es la política de quienes ni necesitan ni quieren la política, porque ya poseen un poder que procede de sus propias fuentes, económicas, que poco pueden esperar de la democracia, salvo un control que no desean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario