13 de noviembre de 2010

Apaciguar a Marruecos

El error que está cometiendo España con Marruecos ya se cometió antes en Europa... con la Alemania Nazi de Hitler. Es la teoría del apaciguamiento que tan sólo sirve para envalentonar a los dictadores.

Lo que está haciendo Mohamed VI en las exprovincias españolas del Sahara Occidental es un capítulo más de la limpieza étnica que inició en 1975.

Lo que hace España es contemporizar, relativizar, e intentar "domar" a la bestia, entendiendo que, cediendo amigablemente a sus pretensiones, conseguirá que suavice su actitud... Es nuestra versión actual, saltando las diferencias de magnitud, tiempo y culturas de la doctrina "buenista" de Chamberlain con respecto a la Alemania Nazi. En 1936, el entonces Primer Ministro Británico expresaba así su doctrina: "debemos buscar por todos los medios a nuestro alcance evitar la guerra, analizando las posibles causas, intentando eliminarlas, discutiendo en un espíritu de colaboración y buena voluntad. No puedo creer que tal programa sea rechazado por la población de nuestro país, incluso si esto significa establecer contacto personal con los dictadores". Bonitas palabras, pero estaba hablando de Hitler.

La consecuencia de esta política fue reforzar interna y externamente a Hitler, que en pocos años consiguió ampliar su base industrial y satisfacer las necesidades de su población más empobrecida, ganando los Sudetes y Austria, al margen de las operaciones simlares de Italia en Albania o Etiopía o de la alianza con Franco que permitió que España se sumara al bando fascista.

El apaciguamiento de Chamberlain, fueran cuales fueran sus intenciones, permitió y favoreció la consolidación de Hitler como lider del fascismo europeo...

¿Qué habría pasado si todas las democracias europeas hubieran pactado un embargo comercial a Alemania en 1936?

¿Qué pasaría si España empezara a plantear seriamente sanciones a Marruecos? ¿Si lo defendiera en el seno de la Unión Europea? Pero aún más importante... ¿Qué va a pasar si seguimos alimentando al monstruo que yace al otro lado del Mediterráneo?

Marruecos es una dictadura monárquico-teocrática, impregnada de un fortísimo nacionalismo expansionista, con una enorme desigualdad social y una población joven cuya desesperación crece año a año... y España y la Unión Europea no dejan de reforzar tal régimen a cambio del acceso, cada vez menor, a los bancos pesqueros que robó a los saharauis y de que nos haga el trabajo sucio con la inmigración (torturas, campos de internamiento, detenciones ilegales, desapariciones, etc.), mientras consiente la formación de radicales islamistas y el cultivo y tráfico de drogas.

Pocas e indignas "ventajas" para correr el riesgo de que un día el perro se vuelva en contra de quienes, irresponsablemente, lo han criado.

2 comentarios:

  1. Como le pasó a los americanos con Bin Laden.

    ResponderEliminar
  2. A todo esto, apuntar que el principal traidor del pueblo saharaui, es decir, Juan Carlos de Borbón, lleva toda esta semana de 'viaje privado' (pagado con dinero público, por supuesto) en los países del Golfo Pérsico

    ResponderEliminar