2 de marzo de 2011

Granada: 31 de cada 32 contratos son precarios.

Reforma laboral. Nos dijeron que era para disminuir la precariedad. Sin embargo, el despido barato sólo ha servido para que el número de contratos indefinidos en Granada descienda un 10% en el último año (un 6,5% en el conjunto de España).

Decía Zapatero, hace ahora un año que "la reforma laboral se centrará en fomentar la contratación indefinida" pero la realidad es otra: en Granada, en febrero de 2010 se firmaron tan sólo 971 contratos indefinidos, frente a 29.869 contratos temporales. Uno de cada 30,8. Hace un año, en febrero de 2010, antes de que entrara en vigor la reforma laboral, fueron 1.063 los trabajadores que lograron un contrato indefinido, frente a los 31.091 temporales que se firmaron, es decir, uno de cada 29,2.

Los números del Ministerio de Trabajo cantan: no sólo hay menos contratación y más paro, sino que, además, tenemos más contratación temporal que hace un año. Eso sí: con menos indemnizaciones en caso de despido, peores garantías sindicales y menores prestaciones por desempleo.

Habrá quien piense que el caso es trabajar, aunque sea a tiempo parcial, aunque sea de forma temporal... ya lo veremos a la hora de llegar a sumar los 38,5 años necesarios para cobrar la pensión íntegra.

La reforma laboral ha servido para que tengamos mayor precariedad en el empleo a cambio de menor protección frente al paro. Entonces... o bien el objetivo del gobierno era luchar contra la precariedad, y han fracasado estrepitosamente, o bien el objetivo real era precarizar aún más el empleo en España, pero nos mintiero a todos los españoles. En ambos casos, deberían asumir responsabilidades. En ambos casos, la alternativa no es la derecha fumapuros del PP, que asiste encantada al espectáculo de un PSOE que está haciendo todo lo que ellos harían si estuviesen en el poder.

Hay alternativa: banca pública, formación profesional, reforma fiscal, inversión eststal y autonómica en sectores productivos, más servicios públicos y persecución de la economía sumergida... a la izquierda, siempre a la izquierda.

1 comentario:

  1. Coincido en que hay que girar a la izquierda en la política, lo que no tengo tan claro es quien representa esa izquierda y menos en España. No creo que se pueda contar ni con la izquierda parlamentaria ni con los sindicatos, así que la cosa queda bastante reducida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar