20 de octubre de 2011

La CEOE destapa el programa de Rajoy. Otra agresión al pueblo.

Ya tenemos el programa del PP. Lo han desenmascarado las 10 propuestas de la organización de la gran empresa en España. Analizadas, una a una dibujan un futuro de desigualdad, explotación y sufrimiento para el pueblo español. Este es el programa de la derecha.

1. Reducción del gasto corriente
Según CEOE, el grueso del ajuste debe realizarse a través de una reducción del gasto corriente: simplificando la estructura administrativa, fijando prioridades en el gasto, reduciendo el tamaño del sector público, y aprovechando la colaboración público-privada.
Ya lo dijo el vicepresidente de la patronal madrileña, hermano del asesor de economía del PP, Arturo Fernández: "Ha llegado el momento en el que no podemos pagar el Estado de Bienestar". Es decir, que la derecha quiere quitar gasto en médicos, maestros, cuidadores de mayores, bibliotecas... todo lo que da calidad de vida a los ciudadanos de a pié pero que no neceitan las clases altas.

2. Reducción de los impuestos
Asimismo, plantean el mantenimiento constante del total de la carga fiscal y reforma del sistema tributario: la reducción sustancial de las cotizaciones sociales: la rebaja de la imposición sobre el ahorro y la simplificación y reducción del Impuesto de Sociedades.
Bajar impuestos a las rentas altas y a los beneficios de la gran empresa, reducir los ingresos del estado. El gobierno tendrá menos dinero, con lo que no podrá ni invertir en mejora España ni ofrecer servicios públicos. Que de los miles de millones que gana INDITEX, o el BBVA o el SANTANDER, pongan menos para el conjunto de la sociedad.

3. Reforma del mercado laboral y de la negociación colectiva
Los empresarios quieren un nuevo pacto de moderación salarial para el periodo 2012-2015; la simplificación de la legislación laboral y del número de contratos para hacer atractiva la contratación indefinida con una reducción sustancial del coste del despido, que debe situarse en veinte días por año trabajado, con una cuantía máxima de doce meses de salario; la creación de nuevos contratos a tiempo parcial y de formación; la eliminación de la referencia de la inflación para fijar los salarios en la negociación colectiva, y el impulso de más libertad para que el empresario pueda organizar la plantilla para atender a la evolución del mercado.
Asimismo, piden que hay que facilitar el convenio de empresa y la posibilidad de incumplir el del sector si ello pone en peligro la viabilidad de la compañía. Asimismo plantea una nueva Ley de Huelga, favorecer la solución extrajudicial de los conflictos laborales y restaurar el carácter empresarial de las mutuas de accidentes de trabajo.

MODERACIÓN SALARIAL (o sea que los trabajadores ganen menos); REDUCCIÓN DEL COSTE DEL DESPIDO (o sea, que salga más barato mandar a alguien al paro, y que ese despedido cobre menos indemnización); NUEVOS CONTRATOS DE TIEMPO PARCIAL Y FORMACIÓN (o sea más precariedad laboral para los jóvenes y las mujeres); ELIMINACIÓN DE LA REFERENCIA DE LA INFLACIÓN (es decir, si la vida sube, tu no vas por ello a cobrar más)
NUEVA LEY DE HUELGA (el PP reducirá la principal heramienta de lucha de la clase trabajadora, un derecho reconocido en la constitución) Y INCUMPLIMIENTO DEL CONVECNIO DEL SECTOR (en la práctica, dejar a los trabajadores sólos ante su patrón, eliminando el papel de las organizaciones de los trabajadores, los sindicatos)

4. Restablecimiento del crédito y de la liquidez para las empresas
Para ello plantean concluir el proceso de reestructuración del sistema financiero; gestionar su reestructuración con criterios transparentes y que eviten la distorsión de la competencia; el cumplimiento estricto de la ley de morosidad por parte de las Administraciones Públicas; el reconocimiento de la deuda de las Administraciones Públicas con proveedores y establecer un calendario de pagos. Además, los empresarios piden al próximo Ejecutivo la compensación de las deudas tributarias y de la Seguridad Social con deuda de las Administraciones Públicas con las empresas.

OTRA REESTRUCTURACIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO, quiere decir más dinero público para regalar a la banca, sin que por ello se introduzcan elementos de propiedad o control público de dichos bancos. El resto de propuestas, en este punto podrían ser interesantes. Eso sí: dando prioridad a la pequeña empresa en los cobros y en ningún caso, compensando retrasos en llos cobros de las empresas con la obligación de éstas de cotizar. De lo contrario, serían los trabajadores quienes estarían haciendo de prestamista al Estado.

5. Unidad de mercado y fomento del espíritu emprendedor.
La organización que dirige Juan Rosell propone a los candidatos que se unifique la legislación que afecta a la actividad empresarial, que se apruebe una Ley de Garantía de unidad de mercado, que se simplifique la normativa y que se reduzcan aún más las cargas administrativas. Además, CEOE cree que hay que elevar la valoración social de la figura del empresario y de la economía de mercado, reducir los costes de financiación de las empresas que empiezan, crear un régimen especial en la política fiscal y laboral para las empresas de nueva creación y mejorar el funcionamiento de las ventanillas únicas.
En general, asumible, pero... ¿ELEVAR LA VALORACIÓN SOCIAL DE LA ECONOMÍA DE MERCADO? ¿Esto que es? ¿Catequesis capitalista? Parece una broma. El resto, lo relativo a la agilización de trámites, ventanilla única, unificación legislativa, etc., son elementos de eficiencia que deben impulsarse. Así lo ha reivindicado Izquierda Unida en múltiples ocasiones.

6. Apuesta decidida por el proyecto de construcción europea.
CEOE quiere el cumplimiento estricto de las reglas de la UE, sobre todo de las reglas fiscales, una propuesta en línea con las de la canciller alemana, Angela Merkel. No obstante, la patronal plantea que en la transposición de la legislación debe tenerse en cuenta su impacto sobre la competitividad de la economía española. Los empresarios quieren más presencia de España en las decisiones europeas.
Desde Izquierda Unida, relamamos una fiscalidad única para la Unión Europea, pero también una legislación laboral y de derechos sociales única. Reclamamos una unidad no sólo económica, sino también política de la Unión Europea. No se trata sólo que España tenga más peso en la unión, sino de que tenga más poder el Parlamento Europeo y la propia ciudadanía europea, con avances democráticos en la toma de decisiones en la UE.

7. Mejora del sistema educativo.
¿La clave? Ampliar la libertad de las familias y la participación del sector privado. Asimismo, CEOE pide potenciar la formación profesional, la mejora de la relación entre la empresa y el sistema educativo y el impulso del conocimiento de idiomas y de las nuevas tecnologías.
LIBERTAD DE LAS FAMILIAS, PARTICIPACIÓN DEL SECTOR PRIVADO... Lo que quiere la derecha es más dinero para la educación privada y peor calidad para la educación pública, al más puro estilo de Esperanza Aguirre. El objetivo: convertir la educación en una mercancía con la que obtener beneficios. RELACIÓN ENTRE LA EMPRESA Y EL SISTEMA EDUCATIVO. Es decir, educar consumidores y obreros, no ciudadanos.

8. Apuesta por la I+D+i.
La CEOE exige al próximo Gobierno el mantenimiento del esfuerzo inversor en I+D+i; la mejora de la fiscalidad de la actividad de investigación y desarrollo; el reforzamiento de los sistemas de financiación de la I+D; el incentivo a la participación de empresas españolas en proyectos europeos; la elaboración de un plan de desarrollo nacional digital, y la búsqueda de alternativas al canon digital.
En general, de acuerdo, pero si la reducción de impuestos para la Investigación, tendrá que venir acompañada de una declaración de utilidad social de dicha investigación (no vamos a reducir impuestos, por ejemplo, para la investigación de técnicas de persuasión publicitaria para niños)

9. Rediseño de las políticas energéticas.
Quieren que haya un adecuado equilibrio entre unos precios competitivos y una adecuada remuneración del sector; un pacto de Estado que garantice una seguridad jurídica necesaria para realizar inversiones a largo plazo, y que se integre a España en el mercado de energía de la UE.
ESCANDALOSAMENTE INCOMPLETO. Una política energética a la altura de las necesidades de España, pasa por la creación de un sector energético público fuerte, orientado a la sutitución de energías fósiles por fuentes renovables, la descentralización de la producción y la eliminación de la energía nuclear.

10. Aumentar la dotación presupuestaria para la internacionalización
Los empresarios quieren que se aumente la partida de gasto público destinada a la internacionalización de las empresas, la mejora del tratamiento fiscal de las actividades de exportación e inversión y la reforma del marco institucional de apoyo a la internacionalización de forma que sea más ágil y adaptado a las necesidades de las empresas. En esta misma línea, piden que se eliminen las restricciones a los instrumentos de financiación de la internacionalización y la coordinación administrativa entre el Estado y las comunidades autónomas.

En resumen: los capitalistas se piden menos impuestos, menos obligaciones, menos controles y más posibilidades de negocio y a cambio pretenden que los trabajadores y ciudadanos tengan menos derechos, cobren menos, reciban menos servicios, tengan menos poder de negociación, mas precariedad y, además, se realicen campañas de ideologización para convencerles de que viven en el mejor de los mundos posibles, regido por la economía de libre mercado.

Rosell, el Presidente de la CEOE, ha comentado "Los programas de PP, PSOE, UPyD, CIU y PNV, no suenan mal, y van en la línea de lo que pedimos.". Sin duda, a partir del 21 de noviembre, nos espera una muy dura agenda de resistencia, reivindicación y lucha. En las calles, pero también institucional, por lo que es importantísimo que IU obtenga un ámplio grupo parlamentario en el Congreso.

3 comentarios:

  1. ¿apuesta por el I+D? Inversiones de i+d del estado español.
    cataluña 40% del total
    pais vasco 20%
    andalucia con sus 8,5 de habitantes y siendo la segunda comunidad autónoma en número de empresas, un 6,6% del total.

    ResponderEliminar
  2. Hola, me parece muy interesante este artículo pero, antes de copiarlo y pegarlo en mi blog me gustaría conocer las fuentes. ¿Ha hecho la CEOE públicas estas medidas en alguna parte que pueda ver yo?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Estas medidas las´presentó la CEOE a mediados de octubre. Se pueden consultar en el propio documento de la patronal: http://www.ceoe.es/ceoe/contenidos.downloadatt.action?id=7210541
    O en el resumen que realizó Expansión, que es el que yo he tomado para la entrada:
    http://www.expansion.com/2011/10/17/economia/1318883103.html?a=1c18bd2fb57f9a08c4b37b186b443c4c&t=1321375649

    ResponderEliminar