3 de diciembre de 2011

Lo que debe hacer IU en Andalucía.

¿Qué vais a hacer en Andalucía? ¿Vais a hacer como en Extremadura? ¿Vais a poner al PSOE o el PP? Todavía no se han convocado las elecciones y ya nos duelen los oídos de escuchar estas preguntas una y otra vez. Es normal. La gente sabe que PP y PSOE están muy igualados en Andalucía y que el resultado de las elecciones, en última instancia, va a depender, en lo cuantitativo, del respaldo que obtengan PP, PSOE e IU. Pero también, en lo cualitativo, de cómo IU administre su fuerza.

La Izquierda no debe tener miedo al compromiso político. Tampoco puede, a diferencia de Rajoy, meterse en la cama y dejar que sus medios afines le hagan la campaña a base de consignas vacías y mensajes populistas. Desde La Izquierda, debemos decir, con claridad, qué posición vamos a mantener al día siguiente de las elecciones autonómicas andaluzas. La honestidad y la claridad de nuestra alternativa.

IU coincide, en lo ideológico, con cerca de un 30% de la población andaluza (otro día dedicaré el blog a este tema). Si esa coincidencia no se traduce en identificación, y esta a su vez en voto, es a causa de la falta de confianza. IU necesita, sobre todo, ser una fuerza confianble. Pedimos la confianza de los andaluces y andaluzas, y para conseguirla, es fundamental que podamos mirarles a la cara, y decir con claridad lo mismo antes de las elecciones, durante las elecciones y después de las elecciones.

Desde mi punto de vista, debemos aprovechar los próximos meses para hacer llegar un mensaje claro: IU quiere iniciar una nueva etapa política en Andalucía. Una etapa en la que el gobierno andaluz sea en impulsor del cambio de modelo productivo en Andalucía, para sacar a 2 millones de andaluces del paro, la pobreza y la exclusión.

Por eso, IU sólo dará su respaldo a un candidato a la Presidencia de la Junta de Andacía, que se comprometa a trabajar por una serie de objetivos políticos mínimos, imprescindibles, que bien podrían ser los siguientes:
  1. Desarrollo de una Banca pública andaluza, basada en las cajas, controlada democráticamente y con clara vocación de priorizar el tejido productivo andaluz de base social (empresas de economía social, empresa pública, cooperativas, etc.), así como los sectores estratégicos andaluces: agricultura, innovación en materia de salud, energías renovables, turismo, etc.
  2. Parque de vivienda pública en alquiler. Constituido a partir del stock que actualmente intoxica buena parte de los balances bancarios. Adquirido a precio de producción y amortizable a medio plazo, para las cuentas de la comunidad, con la obtención de la renta de alquiler a precio tasado.
  3. Soberanía energética de Andalucía, mediante la creación de una Empresa pública de Energías Renovables, que tenga prioridad absoluta en la obtención de licencias de explotación de los recursos eólico, fotovoltaico, geotérmico y termosolar en el suelo andaluz.
  4. Reforma Fiscal Ecológica (Ley andaluza de fiscalidad ecológica) orientada a penalizar los usos insolidarios del medio en materia de agua, energía, vertidos, suelo y otros recursos. El objetivo: obtener los recursos para financiar una política expansiva en materia de regeneración y mejora ambiental y energías renovables.
  5. Plan Director de Equipamientos Sociales de Andalucía, acompañado del necesario compromiso presupuestario. Para evitar que la atención a la dependencia, de ser el derecho del S XXI, pase a convertirse en el negocio privado del S XXI, que es de lo que va camino en la actualidad, debido a la dejación de funciones de la administración.
  6. Renta Básica. En la línea de la actualmente implantada en Asturias, acompañada de medidas de inserción laboral o, en su caso, sociolaboral.
  7. Plan de persecución del fraude y la economía sumergida. Multiplicación de los recursos materiales y humanos en materia de inspección laboral y fiscal. Acuerdo de colaboración con el Ministerio de Hacienda, con el objetivo de erradicar un 10% acumulativo de fraude fiscal anual.
  8. Reforma agraria integral. Redistribución de tierras improductivas e impulso a un cambio en la política agraria comunitaria que dé prioridad a los pequeños y medianos productores. Pero también creación de una Empresa pública de intermediación agropecuaria, que intervenga en el sistema de formación de precios, para garantizar unos mínimos que respondan a la dignificación del empleo agrícola. Asimismo, desarrollo de una Ley Andaluza del Comercio de proximidad.
  9. Plan de choque contra el paro. Inversión subvencionada en rehabilitación energética de viviendas (autofinanciable); Plan de recuperación de edificios en núcleos urbanos deteriorados (autofinanciable por expropiación y posterior puesta en valor); Inversión en rehabilitación de la infraestructura agrícola (regadíos, caminos rurales, almacenaje y logística), reforestación, etc. Todo ello en el marco de un programa de Formación y empleo a nivel local que permita mejorar la capacitación de nuestra masa laboral.
  10. Reforma del Plan de Infraestructuras Sostenibles del Transporte en Andalucía (PISTA), dando prioridad al ferrocarril altas prestaciones (mercancías y pasajeros con velocidad alta y capaz de atender todo el territorio y no sólo los grandes núcleos), así como a la red de cercanías.
  11. Gestión pública del Agua de Andalucía. Plan de inversiones para el cumplimiento con los compromisos del ciclo integral del agua (autofinanciable con canon de inversiones). Auditoría del actual marco de explotación privatizada de concesiones públicas.
  12. Estatuto Básico del Empleado Público Andaluz, en diálogo con los trabajadores. Establecer un sistema de administración pública en Andalucía presidido por la máxima transparencia, pero dotado de la necesaria eficiencia.
  13. Compromiso a corto y largo plazo con la Reforma Electoral en el conjunto del Estado.

En esto debe consistir la campaña electoral de IU en Andalucía. En anunciar que éste es nuestro programa de mínimos. Que para esto pedimos el apoyo de la ciudadanía, y que, en la medida en que los diferentes candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía se comprometan con este programa, en esa medida obtendrán en apoyo de IU.

Ya hay un candidato comprometido con este programa. Vinculado a él en un cien por cien. Se llama Diego Valderas. Pero los sondeos indican que en estos momentos se encuentra lejos de alcanzar la mayoría absluta en el Parlamento Andaluz. Por lo tanto, tocará defender este programa al día siguiente de las elecciones, con la fuerza que nos den los andaluces. Con esa fuerza, ni más ni menos.

La pregunta no es si IU va a dar su apoyo al PP o al PSOE. La pregunta es si los candidatos del PP o del PSOE se comprometen con este programa de La Izquierda, y en qué medida lo hacen. En esa medida podrán obtener nuestro apoyo. Ni más, ni menos. Decirlo con claridad a los electores, para poder decir lo mismo antes, durante y después de las elecciones y poder en todo momento mirar a la cara a los andaluces que confien en nosotros.

5 comentarios:

  1. PERFECTO!!! sólo un pequeño apunte... el punto 13 debería ser el 1.

    Exijamos políticas de izquierdas en nuestra Andalucía... y no nos vendamos al primero que nos engatuse.

    ResponderEliminar
  2. nos presentamos para ganar, ahora es el reto, cuando se cuenten las papeletas ya veremos.... a ver si son los otros los que nos tienen que apoyar a nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien dicho, me parece un programa muy ético. Sé que muchos desde dentro del partido nos dicen que hay que ir mas allá, que pactar con PP o Psoe es una traición... pero yo les digo: el camino se hace pasito a pasito. Si no se pacta, la izquierda no sólo no anda sino que retrocede. Sin embargo, este programa es un paso. ¡Y vaya paso! ¿Sois conscientes del avance que supondría poner en marcha estas medidas? No sólo el aumento del bienestar de los andaluces, sino que también se vería que hay alternativa, que IU la ha venido proponiendo desde su fundación, y que somos alternativa REAL. Se daría un paso muy favorable para mejorar la sociedad, y a la vez ganaríamos crédito y confianza de todos los ciudadanos. No es desdeñable esta opción, la elección del pacto, aunque no debe ser considerada como un fin, sino como un mero instrumento para ir consiguiendo avances. Esta es mi humilde opinión. Un buen artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alberto. Esta es la opinión, serena y ponderada, de mucha gente, dentro y fuera de IU que no quiere ser ni pinza ni muleta. Que no estamos dispuestos a servir de aval a las políticas liberales del PSOE (y su régimen), pero tampoco poner la alfombra azul al PP en Adanlucía. Desgraciadamente, el trabajo continuo y el avance paso a paso no dan titulares ni llaman la atención. Pero son el único camino. Me alegra que coincidamos.

      Eliminar
  4. Venga, y ahora que ya han pasado las elecciones, y estáis en la posición que estáis, veamos cuantas de estas reivindicaciones lleváis a cabo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar