17 de mayo de 2012

Recortes contra Andalucía y contra el gobierno andaluz.


Los recortes son malos para Andalucía y para el pueblo andaluz. Son expresión de un ataque sin compasión del gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy contra los andaluces, a los que nos quiere castigar por no haberle entregado la mayoría absoluta. Que nadie se confunda: quien recorta es el PP de Rajoy. Quien sufre el recorte Andalucía y el gobeirno andaluz actúa para evitar que se haga aún más daño al pueblo andaluz
Rajoy ha recortado a Andalucía 4.000 millones. En primer lugar 800 millones en materia de transferencia para políticas activas de empleo, para atención a la dependencia, para gasto educativo, etc. En segundo lugar, 1.500 Millones en materia de inversiones en infraestructuras. Estos 1.500 Millones se han distribuido entre otras Comunidades Autónomas, la mayoría gobernadas por el PP y con un índice de paro y retraso en infraestructuras menor que Andalucía. Estos recortes se suman al impedimento que se hace a Andalucía de establecer su déficit público en el 3%, y obligar a su gobierno a sólo un 1,5% de déficit,
Hoy jueves 17, por la tarde, se reúne el consejo de política fiscal y financiera para evaluar la adaptación de las comunidades autónomas a estas condiciones leoninas. El gobierno andaluz podría haber optado por la desobediencia. En ese caso, al día siguiente, asistiríamos al anuncio por parte del gobierno de España de la interveción de Andalucía. Esto es sin duda lo que quería el PP: intervenir Andalucía para que no exista ningún ámbito en España donde se apliquen políticas distintas a las suyas. El gobierno andaluz, amenazado de intervención, se ha visto obligado a modificar su presupuesto con medidas duras que incluyen disminución de complementos a los funcionarios, así cmo subidas de impuestos de patrimonio y a las rentas altas.
El gobierno andaluz no es un recortador, es un recortado, y debe reberlarse contra esta situación impuesta. La primera muestra de rebeldía consiste en impedir que los andaluces sufran este ataque de la derecha.
El ajuste del presupuesto del Gobierno Andaluz está bien orientado, pero debe ser mejorado. El ajuste evita lo que está ocurriendo en las comunidades donde gobierna el PP. Si el gobierno andaluz no hubiera intervenido con un ajuste del presupuesto, la aplicación de los recortes de Mariano Rajoy hubiera supuesto el despido de 30.000 trabajadores andaluces, la masificación de alumnos en las áulas y la reducción de horarios de atención en los centros médicos y de urgencias.
En el Ayuntamiento de Granada, donde gobierna el PP, un recorte de 6 millones de euros ha supuesto el despido de 200 trabajadores de limpieza, conductores de autobús, atención a la dependencia y cuidado de parques y jardines, con empeoramiento de todos estos servicios públicos que sufre toda la ciudadanía. En Andalucía, el recorte del PP de Rajoy es amortiguado por un gobierno de izquierdas. Ningún servicio público a los andaluces se va a ver dañado, y el ajuste de 2.500 Millones en Andalucía supondrá cero despidos.
Además, el ajuste plantea una muy interesante y valiente subida de impuestos, dirigida a las rentas más altas. Es el primer cumplimiento del programa de IU, con subidas del IRPF a las rentas superiores a 60.000 €/año, fundamentalmente. Desgraciadamente, desde Andalucía no se pueden plantear impuestos a los beneficios empresariales ni a los paraisos fiscales ni a las transacciones financieras, que es donde verdaderamente está el botín de una década de saqueo.
El plan de ajuste debe mejorarse para garantizar proteger a los andaluces de los recortes de Rajoy.
  • En primer lugar, los cargos públicos deben dar ejemplo, y el recorte de sus remuneraciones debe estar por encima de la media del recorte que se aplique a los trabajadores públicos... 10%
  • En segundo lugar, IU y PSOE deben sentarse ya a analizar con los sindicatos de clase la situación financiera de Andalucía y la forma final del ajuste del PP. Esto se ha hecho mal. Esto se tenía que haber hecho con antelación a cualquier anuncio. El gobierno andaluz debe asumirlo como un error, con actitud autocrítica y rectificar cuanto antes.
  • En tercer lugar, la forma final de ese ajuste deberá ser tal que no sufran sus consecuencias los trabajadores públicos más precarios de Andalucía. No es igual un interino de secundaria que cobra 1800 €/mes que un auxiliar administrativo interino que cobre 950 €. No se puede disminuir por igual jornada y salario a ambos en un 15%.
  • En cuarto lugar, el ajuste debe modificarse para plantear elementos de fiscalidad ecológica que amplíen la capacidad de autofinanciación de Andalucía: consumo de agua para usos de ocio, puertos deportivos, campos de golf, etc.
Finalmente, debemos llamar desde IU a la ciudadanía a la rebeldía. El gobierno andaluz ha sido recortado, junto con su ciudadanía, y las fuerzas que lo sustentamos debemos mostrar nuestra oposición. Es urgente la puesta en marcha de movilizaciones contra los recortes.
  • Para que sean los últimos que se nos hacen.
  • Para que se corrijan cuanto antes y podamos devolver su poder adquisitivo a los trabajadores públicos andaluces.
  • Para que cuanto antes cambie de rumbo la política del gobierno de España, y se inicie un plan de reactivación económica e inversión pública que permita empezar a sacar del paro al millón trescientosmil andaluces que buscan un empleo y un futuro.

2 comentarios:

  1. Debe haber una respuesta firme y no acatar el recorte tal cual, ese es el camino. Sino es así se debería romper el acuerdo de gobierno y pasar a la oposición para tener al PSOE contra las cuerdas y obligarlo a escorar más a la izquierda. Hay muchas esperanzas puestas en vosotros.

    ResponderEliminar
  2. En la página 39 del PROGRAMA DE GOBIERNO ANDALUCIA 2012-2016:

    "Implantación total de la jornada ordinaria de trabajo a 35 horas semanales sin pérdida de retribución..."

    "Adopción de las medidas necesarias para que los empleados públicos recuperen el poder adquisitivo perdido con los recortes adoptados por el Gobierno Central y los Gobiernos Autonómicos."

    IU incumple su programa, tanto decir PROGRAMA,PROGRAMA, PROGRAMA y ahora Manuel Morales donde se quedo el programa. Ya sabemos que eres un perfecto justificador de lo injustificable.

    ResponderEliminar