11 de noviembre de 2012

Porque eres comerciante, Huelga General

La admisión a trámite del recurso de inconstitucionalidad contra la liberalización de horarios comerciales, planteado por el gobierno andaluz, es una buena noticia para decenas de miles de pequeños comerciantes de Andalucía. Quizá es la primera buena noticia para este sector en varios años. Por eso, entre otros motivos, los comerciantes de Andalucía acertarán si respaldan la huelga del 14 de Noviembre.

Nuestro pequeño comercio, el 25% del sector empresarial ha perdido entre el 20% y el 50% de su facturación desde el inicio de la crisis, según sectores. Pese a ello, según datos de la federación de comercio, se ha mantenido aproximadamente el 90% del empleo. Sin embargo, el pequeño comercio, que debería ser mimado por su capacidad de mantener empleo y redistribuir riqueza, sufre desde hace años una auténtica ofensiva, en la que pareciera que algunos hubisen planificado su extinción.

Primero fue la proliferación de grandes superficies, alentada por decisiones políticas locales. Decenas de ayuntamientos pusieron la expectativa de ingresos urbanísticos y la quimera de la creación de empleo por delante de la supervivencia de las pymes de sus  municipios. El resultado fue el cierre de negocios, la destrucción de empleo y la sustitución del comercio de proximidad por el modelo insostenible del centro comercial, con uso obligado del coche.

En segundo lugar vinieron las sucesivas subidas del IVA de Zapatero y Rajoy, que han supuesto un 5% para el tipo general en dos años. Una subida trasladada a una reducción del consumo y de los márgenes de los pequeños comerciantes. Para millones de españoles que dedican la mitad de sus ingresos a pagar una hipoteca, esta subida representa cerca de un 10% de su poder adquisitivo.

En tercer lugar, los comerciantes sufrieron un nuevo agravio con la liberalización de horarios y la desregulación de las rebajas. Estas medidas convierten el comercio en una selva, en la que se impone quién más capacidad tenga de explotar a sus trabajadores o a sí mismo. A miles de autónomos se les obligaba a elegir entre echar el cierre o dormir debajo del mostrador. De ahí el logro que supone la estimación por parte del constitucional de la demanda andaluza contra esta norma.

En cuarto lugar, los recortes salariales generalizados van a dañar de forma directa all pequeño comercio. Pensemos sin ir más lejos en lo que represennta la pérdida de la paga extraordinaria de diciembre para los 60.000 funcioniarios de Granada. Se trata de, aproximadamente, 90 millones de euros que en buena medida se gastaban en las tiendas de nuestras calles. Sumemos el efecto del paro, de la inflacción... ¿Cuántos comerciantes cerrarán al día siguiente de estas "Navidades Grises"? A este factor se añaden las reformas laborales y  el deterioro de derechos de los trabajadores, que merma la competitividad del pequeño comercio frente a las grandes superficies, en cuya estructura de costes pesa mucho más la mano de obra.

Finalmente, muchos ayuntamientos, acuciados por la falta de liquidez, han subido impuestos indirectos, como las tasas de basura, de agua, el IBI o los vados, con el único afán de sanear sus arcas, pero ocasionando un nuevo perjuicio al comercio local.

En este contexto, nuestro pequeño comercio sabe ya que cuenta con el apoyo decidido del Gobierno de Andalucía. El presupuesto 2013 ha habilitado fondos para  planes de promoción del comercio de proximidad. Además, Andalucía comenzará a gravar con un impuesto especial el modelo insostenible de la gran superficie para dedicar los fondos recaudados a ayudar al comercio de proximidad. Quizá la principal medida de un paquete que también incluye la financiación pública para las Pymes, que contribuirá a resolver una de las principales dificultades del sector.

Al comercio le pedimos que mantenga el empleo y cumpla los convenios laborales, que mejore su calidad y se fortalezca a través del asociacionismo y que luche por sus intereses sin complejos. Por eso, nos gustaría ver cerrados muchos comercios el miércoles 14 de Noviembre. Porque esta huelga, que se hace contra la linea política de la austeridad, los recortes y el trato privilegiado a la banca, es también una huelga que defiende los intereses de los pequeños comerciantes de Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario