8 de diciembre de 2013

Andalucía, con un 80% de educación pública, la autonomía que mejora más en informe PISA

Lecturas del informe PISA hay tantas como colores, y les recomiendo encarecidamente que lean el análisis "12 claves sobre el informe PISA" de Enrique Bethencourt, para apreciar los matices que ofrece su interpretación. Para quien quiera profundizar y sacar sus propias conclusiones, el enlace a la memoria, informe sobre España y tablas, está disponible en la página del Ministerio de Educación.

Por mi parte, como mero aficionado a analizar estadísticas, y para nada un experto en educación, me limito a constatar un dato evidente: Andalucía, que es por cierto la comunidad autónoma con un mayor porcentaje de educación pública (más de un 80%) es también la que mejora más intensamente los resultados en la evaluación de sus alumnos entre las anteriores oleadas de datos y la actual.


Si efectuamos una media de los resultados para las competencias de ciencias, compresión lectora y matemáticas, para las diversas comunidades autónomas, y los comparamos con los de las anteriores evaluaciones PISA, encontramos que Andalucía es la que más puntos asciende: 12,9, seguida de Baleares 12,7 y Asturias, con 9,7 puntos. Por el contrario, comunidades como Murcia, Aragón, La Rioja y Cantabria tienen una evolución negativa, destacando los catastróficos resultados de Murcia (-17 puntos).


Tenemos en España un buen sistema educativo mayoritariamente público, que da oportunidad de acceso a la educación a toda la población, con independencia del nivel académico de sus progenitores (y en esto el dato de Andalucía es especialmente revelador), con unos resultados en la media de la OCDE y de la Unión Europea. Cualquier intento, como hemos visto estos días, de interpretar de forma catastrófica los datos de PISA está, evidentemente, guiado por el interés ideológico de desprestigiar el sistema educativo actual (eminentemente público) para legitimar la privatizadora reforma Wert.

De hecho, del estudio no puede concluirse que exista la menor correlación entre peso de la educación pública o privada y resultados de la evaluación PISA. Las enormes diferencias entre las diversas comunidades autónomas en este sentido, que van desde el casi 50% de educación concertada en el País Vasco al menos del 20% existente en Andalucía, no tienen ninguna relación con los resultados del informe PISA, como puede verse en la representación gráfica.

Esto no niega que dentro de un mismo entorno social no puedan aparecer diferencias, tras segregar a los alumnos de la privada, seleccionados por procedencia social y contexto familiar del "resto" que acuden a la pública. Por eso, para garantizar la efectiva igualdad de oportunidades, desde la izquierda sin complejos defendemos avanzar hacia la educación pública universal y gratuita, dejando la privada para quien quiera y pueda pagársela. Máxime sabiendo, como demuestran los datos, que una mayor proporción de educación concertada no conlleva mayor nivel educativo del conjunto de la sociedad, sino sólo, si acaso, mayor segregación social. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario