18 de abril de 2015

Por el Bien del Imperio. La historia que no quieren que sepas

Todas las promesas efectuadas al fin de la II Guerra Mundial han sido incumplidas "Una Historia del Mundo desde 1945" ha subtitulado Josep Fontana esta obra monumental, que es un retrato descarnado de las causas e intereses que subyacen a la violenta historia de los últimos 70 años (nuestro tiempo)

Un libro que nos permite comprender desde los intereses geoestratégicos y de política interna norteamericana que hubo detrás de Vietnam, Corea o Camboya a las luchas por el poder en el bloque soviético. Que nos lleva a descubrir con asombro el intercambio de piezas entre la URSS y USA en el tablero europeo, pero también las prácticas criminales del capital en África, América y Asia, donde durante décadas se han amparado las más macabras dictaduras para mayor beneficio de las multinacionales "de bandera", siempre bajo la coartada de la lucha contra el comunismo.

Una obra de lectura, pero sobre todo de consulta que ofrece al lector poco ducho en historia contemporánea, herramientas para enfrentarse a noticias que todos los días nos hablan de violencia absurda y descontextualizada en África, en el mundo árabe o en los países del Sureste asiático. Estos hechos, a la luz de los datos y análisis que de forma comprensible presenta Fontana, aparecen engarzadas en sus causas e intereses y dejan de ser absurdas para cobrar pleno sentido. Un sentido que es, casi siempre, el del dominio imperial de las corporaciones y gobiernos "occidentales" sobre estados y pueblos.

Fontana es abiertamente de izquierdas... pero es también autocrítico. El análisis del socialismo real, de sus prácticas imperiales, de la mediocridad de algunos de sus líderes, de su incapacidad para buscar alternativas al centralismo burocrático y carente de libertades es demoledor. Pero también lo es el reconocimiento de los grandes logros de la Unión Soviética y de China... mostrando que para la humanidad ha valido y vale la pena buscar un camino alternativo al del imperio del capital.

Si yo fuese profesor de historia en secundaria o en un primer ciclo universitario, me limitaría a hacer leer y comentar este volumen con mis alumnos. No puedo decir más.

Gracias al profesor Fontana por escribirlo y a Pedro Vaquero por recomendarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario