19 de mayo de 2015

¡Porque sigue habiendo gilipollas que nos compran los discos!

Cuando era un adolescente, ví una entrevista por la tele a los "Sex Pistols" en un programa de música. En un momento dado el periodista les preguntó: ¿Por qué seguís haciendo música? Y la respuesta del lider fue contundente: "Porque sigue habiendo gilipollas que nos compran los discos".

Aquella respuesta del transgresor grupo de rock se me quedó grabada y a lo largo del tiempo he visto múltiples ocasiones en las que parece aplicarse la misma ley: ¿Por qué existen programas como sálvame? ¿Por qué hay curanderos milagrosos? ¿Por qué una prenda ridícula se pone de moda y de repente su precio se dispara? Y así.

Mucho me temo que en la política municipal hay algo de esto... De lo contrario no me explico el espectáculo de obras urgentes, asfaltados chapuceros, jardines que surgen de la nada, plazas arregladas en tiempo record, fiestas, excursiones, premios, comilonas vecinales, etc, al que estamos asistiendo.

En mi barrio, plazas abandonadas durante 4 años están viendo cómo se les reparan los columpios ¡a 5 días de la votación! Hay por toda la provincia cientos de calles levantadas, con obras que apenas empezaron hace semanas, cuando han tenido años para hacerse. En ocasiones las prisas por hacerlo todo con golpe de efecto llevan a la chapuza total. Es lo ocurrido eb Motril, donde, por ejemplo, la Calle Ancha se ha levantado entera de un extremo al otro (es casi un kilómetro de calle) para asfaltarla... con tanta prisa que ni se han molestado en acordonar la zona y los vecinos se han visto forzados a transitar entre máquinas, o bajo ellas, chapoteando en el asfalto recién extendido... un caos.

Más lamentables son los viajes "todo incluido" para los mayores, los regalos de equipaciones deportivas... o, ya en el terreno de la pura miseria moral, el reparto de comida del banco de alimentos con papeletas de votación en las bolsas.

No puedo evitar preguntarme ¿De verdad funcionan estos trucos de política basura? ¿De verdad la ciudadanía es capaz de votar a un alcalde o alcaldesa en función de lo que haya hecho las últimas seis semanas olvidando cuatro años enteros de ninguneo, prepotencia, privatizaciones, subidas de impuestos, abandono de los barrios, corruptelas locales, deterioro de servicios y polémicas absurdas?

Se ve que los alcaldes creen que sí. Ellos piensan que somos idiotas (voy a ser algo menos directo que los Sex Pistols) y que mientras haya idiotas que les voten por lo que hagan el mes de antes, no tienen por qué esforzarse en gobernar bien los 4 años.

Habrá que demostrarles que se equivocan digo yo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario