5 de octubre de 2015

La izquierda regala a la Troika el gobierno en Portugal.

La derecha continuará gobernando Portugal pese a que sólo ha recibido 1,98 Millones de votos frente a los 2,73 Millones de votos de las opciones de izquierda o centro izquierda ¿Cómo es posible? Pues sencillamente porque el PSOE portugués (PSP) prefiere dejar gobernar al equivalente al PP allí (Portugal a Frente) que hacer un pacto con las fuerzas antiausteridad, defensoras del bién común y críticas con la construcción europea realmente existente.
Es importante intentr sacar algunas lecciones de las elecciones portuguesas, porque la composición social. cultural y política de España y Portugal siempre han sido similares y en nuestra historia reciente hemos vivido procesos siempre de la mano. Unas veces en la forma y otras sólo en el tiempo (pérdida de restos coloniales, fin de la dictadura, incorporación a la UE, imposición de agenda ultraliberal, crisis de deuda, colapso político provocado por la corrupción, etc.) Máxime si contemplamos las últimas encuestas de intención de voto en España que apuntan a un espectro electoral muy similar.

En Portugal, PSP y PA suman el 68% de los votos. En España, PP, PSOE y Cs suman el 69% de los votos. Habrá quien diga que debo justificar la inclusión de Cs en el bloque bipartidista... Me baso para ello en el pacto de estado que están dibujando en sus discursos, en el apoyo explícito que reciben de la patronal empresarial en medios y fondos y en sus propios actos, sirviendo de parihuelas a los gobiernos de PP y PSOE ya sea en Madrid, en Andalucía o en Granada, por poner algunos ejemplos, sin plantear la menor exigencia.

¿Qué nos dice el día después de las elecciones portuguesas?
  1. Que la derecha, pese a sufrir el desgaste de haber gestionado la austeridad, puede volver a ser la fuerza más votada. En Portugal han perdido casi un 8% de votos (más de 150.000) pero quedan por delante y hacen el discurso de que han ganado, igual que hizo Susana Díaz en Andalucía.
  2. Que la mayoría de la población no quiere ser gobernada por la derecha. De hecho, el 55% de los portugueses han votado centro izquierda, izquierdas anticapitalistas o fuerzas ecosocialistas.
  3. Que las fuerzas socialliberales (PSOE - PSP) no sirven para responder a ese anhelo de la gente. En apenas 6 horas y sin el menor debate interno, el PSP ha anunciado, sin dialogar con las otras fuerzas políticas ni consultar a sus bases, que dejará gobernar a la derecha. Las fuerzas sociallinerales no tienen la menor intención de plantear opciones de gobierno con pactos por su izquierda. Están  secuestradas por la Troika y se cuadrarán (Pedro Sánchez también) al mandato de dejar gobernar al más votado.
  4. Que la izquierda alternativa (rupturista) al acudir dividida a las elecciones, se desacredita como alternativa y, para colmo, en el reparto de escaños, pierde la mitad de su fuerza.  Así, en los resultados de Portugal, la izquierda rupturista, con un 18,49% de los votos obtiene sólo 36 diputados, cada uno de los cuales le cuesta 27.600 votos. Por contra, el PSP, con un 32,4% de los votos llega a 85 diputados, cada uno de los cuales le cuesta sólamente 20.400 votos.
La izquierda portuguesa, con un 55% de los votos, ha regalado a la Troika el gobierno de Portugal. Poco importa que la causa sea la traición a la clase trabajadrora de los socialliberales o la falta de voluntad de unidad de la izquierda rupturista... los efectos son que gobernará la Troika 4 años más.

Conclusión:

Si el PP va a ser la fuerza más votada y el PSOE está dispuesto a dejarle gobernar antes que abrir espacio a un gobierno de izquierdas, no nos queda otro camino que conseguir que la izquierda rupturista en España sea la fuerza más votada en las próximas elecciones generales. Al menos, que sea la segunda fuerza, adelantando al PSOE.

Según las últimas encuestas, IU y PODEMOS, por separado, son capaces de sumar un 21,1% de los votos. A tan sólo 5 puntos de distancia del 26,5% del PSOE... ¿Qué no conseguirían unidas en un Frente Común, en un Frente Ámplio, en un Ahora en Común?

Los dirigentes, militantes, cuadros medios y votantes de la izquierda española tienen un dilema que resolver en las próximas 4 semanas... o acudimos bajo candidaturas unitarias a las elecciones generales o seremos los responsables de que Mariano Rajoy vuelva a ser Presidente del gobierno.

IU ya se ha posicionado. Participaremos en las primarias de Ahora en Común y nos someteremos a lo que se acuerde democráticamente en ese espacio de participación ciudadana de la izquierda...

La pelota está en el tejado de PODEMOS... o se la regalan Rajoy o ayudan a que la conquiste el pueblo.

1 comentario:

  1. Como podéis imaginar, este análisis, escrito en las horas más oscuras de la negociación en Portugal, se ha visto (afortunadamente) superado por los hechos. Al final se abrió camino contra todo pronóstico un gobierno de centroizquierda en Portugal, que esperamos plante toda la cara posible a la Troika

    ResponderEliminar