28 de octubre de 2016

¿Qué pensión pública tendrás cuando te jubiles?

El saqueo de la caja de pensiones de la Seguridad Social por el gobierno es una estrategia calculada para ofrecer a la banca privada un inmenso mercado: el de nuestras pensiones. ¿Alguna duda? Me acaba de llegar al móvil un mensaje que reproduzco textualmente: "¿Qué pensión pública tendrás cuando te jubiles? Descúbrelo aquí, más info en..." y ahí el amable enlace a la página de un banco. En ella, con sólo tres datos, me informan de lo que voy a perder, de lo débil que está el sistema público de pensiones y de lo que ellos me ofrecen para asegurarme una pensión privada, a cambio de la renuncia mensual a ¡un 20% de mi salario! ¿No les suena a algo esa campaña de publicidad bancaria? A mi sí. Me recuerda a "comprar vivienda, la mejor inversión". Las pensiones son la nueva burbuja. La fiesta ha comenzado.

Tras el rescate y la privatización de las cajas, las pensiones son el nuevo regalo del PPSOE a la banca. Pero para que el negocio funcione, es necesario crear la demanda. De eso se ha encargado el PP, quebrando el sistema de pensiones para que la población vuelva en masa a los bancos. Ahora no ya a pedir créditos, sino a meter dinero en fondos de pensiones. Rajoy sacude el árbol y la banca recoge las nueces. Y las nueces somos usted y yo, a quienes nos plantean ahora que renunciemos a un 20% adicional de salario (ya renunciamos aproximadamente a eso para el sistema de seguridad social) porque el sistema público de pensiones está amenazado.
Pero si el sistema está amenazado es porque está siendo agredido de forma sistemática por la derecha a dos manos:
  1. Consumiendo el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Rajoy heredó un fondo de reserva de 66.800 millones de Euros en noviembre de 2011. En menos de 5 años lo ha dejado en 24.200 millones. El gobierno del PP se ha gastado 25 millones al día del ahorro de los trabajadores y trabajadoras para hacer frente a los gastos del gobierno.
  2. Reduciendo las aportaciones. A sabiendas de lo delicado que es el equilibrio entre cotizaciones y pago de pensiones, en plena recesión y con la pirámide demográfica en proceso de inversión, Rajoy le regaló a la patronal una reducción de 2 puntos en las cotizaciones por cada trabajador. Se dedicaba cada mes menos dinero a pagar las pensiones actuales y futuras.
Es decir: la derecha cerró el grifo de entrada de dinero al fondo de reserva a la vez que sacaba del mismo más de lo que entraba a un ritmo acelerado. ¿Y ahora dicen que están preocupados por las pensiones? Es como si un pirómano diera charlas sobre reforestación. El capitalismo político (el PP) crea el problema y el capitalismo económico (la banca) hace negocio con la solución ¿No es entrañable? Bonito como la cena de Navidad de alguno de los consejos de administración en los que, al fin y al cabo, acaban todos juntos.

No es torpeza. Es el cumplimiento de una hoja de ruta para que en España acabemos como en Estados Unidos, donde las pensiones son una cuestión esencialmente privada; gestionada por los fondos de inversión que se dedican después a especular con los alimentos, el petróleo, la vivienda, armas o materias primas manchadas de sangre. Eso sí, con fracasos estrepitosos eventuales que dejan a millones de jubilados en la ruína más absoluta, sin edad para trabajar ni pensión pública ni privada a la que aferrarse.

El problema tiene solución, mediante una política combinada de: incremento de las cotizaciones, estímulos directos al empleo, regularización de economía sumergida, conversión de empleo temporal en indefinido y una política migratoria a largo plazo (entre otras) Las antípodas del programa del tripartito PP-Cs-PSOE que nos va a gobernar.

En 2018 el fondo de reserva estará completamente agotado y empezará una nueva oleada de recortes (en pensiones o en otra cosa para poder seguir pagando las pensiones) Bienvenidos al futuro. Es el que nos merecemos por votar como hemos votado (colectivamente) Esto es lo que han elegido los votantes del PP y Cs y han permitido que pase los votantes del PSOE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario