2 de febrero de 2017

Las fotos que vemos y las que nos gustaría ver

Mejor le iría a Granada si nuestros gobernantes se preocuparan de cumplir con su obligación en lugar de andar hablando mal de los que tienen enfrente. Se que es un tópico, pero es que estas últimas semanas ya nos duelen los ojos de ver al PP y PSOE que nos gobiernan clamando por la viga en el ojo ajeno, cuando la propia no les deja ni pestañear.

Se encantan a sí mismos: el PP hablando de lo mal que está la sanidad (cuando los recortes que pactaron Rajoy y Zapatero son los que la están desmantelando); de las estrecheces del ayuntamiento de Granada (que ellos arruinaron), del retraso del metro (que ellos nunca quisieron) o de la falta de transparencia en la contratación de otras administraciones (cuando hay que buscar con lupa a familiares del PP o del PSOE que no hayan enchufado en algún sitio)

Pero el PSOE les corresponde poniendo el grito en el cielo con la llegada del AVE (¿Zapatero no iba a venir en 2007 en AVE?), con la paralización de las canalizaciones de la presa de Rules (que no han recordado que existía hasta salir del gobierno) o con cualquier otra reivindicación, siempre que pille lejos de su responsabilidad de gobierno.

Y además lo hacen con gracia, con poses simpáticas y espontáneas, para mostrarse cerca de la ciudadanía, ya sea en el tunel del tren parado en Loja o delante del despropósito del mini-medio-recortado hospital del PTS... sí pero... ¿Y lo suyo? ¿Y lo que les toca? ¿Por qué no se enfrentan a sus jefes en Madrid, en Sevilla o donde toque y sacan adelante lo que tiene parada a esta provincia?¿Se imaginan el efecto que tendría tener a Paco Cuenca o Manuel Pezzi encabenzando la lucha por la sanidad pública en Granada? ¿O a Sebastián Pérez o Juanma Moreno organizando una manifestación contra el aislamiento ferroviario?

No se preocupen. Igual los vemos... de aquí a un par de años si hay alternancia de gobierno y les toca cambiar de papel en esta tragicomedia. Una cosa son las fotos que vemos y otras las que nos gustaría ver. Unos los gobernantes que tenemos y otros los que quisiéramos tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario