30 de agosto de 2012

El golpe financiero del PP en Andalucía


El pueblo andaluz tiene 2 meses a partir de hoy para frenar el golpe de estado financiero con el que el PP pretende condenar a la pobreza a un pueblo de 8 millones de habitantes, como castigo por no votarle el pasado mes de marzo.El 31 de octubre se presentan los presupuestos. Para ese día, si el pueblo andaluz movilizado no reconquista su autonomía, sufrirá el recorte masivo de derechos sus derechos más básicos.
La vida diaria de toda la ciudadanía se encuentra condicionada por el actual contexto de paro, recesión, escasez de crédito, subida de impuestos indirectos, retrocesos en derechos laborales y recortes de los servicios públicos. En el origen de esta situación se encuentra la especulación financiera de la gran banca y la decisión política de endeudar hasta límites inéditos a los estados para evitar a la banca las consecuencias de su propia irresponsabilidad. Un endeudamiento que ha llevado a dispararse peligrosamente al déficit público de los estados para mantener a salvo a la banca.
El gobierno de España, al amparo de la necesidad de contener el déficit, establecíó para las comunidades autónomas un objetivo del 15,5% de endeudamiento sobre el total del PIB de cara al 2015. Para ello, las autonomías deben ser capaces de recortar su gasto hasta el punto de alcanzar un ligero superavit del 0,2% en 2015. Mientras tanto, para ese mismo 2015, el Estado en su conjunto llegará con un 1,9% de déficit. Es evidente que a las comunidades autónomas, que son las que pagan los médicos, los maestros, y las políticas sociales en general, se les está exigiendo un esfuerzo mayor que al gobierno de la nación que es el que se ocupa de cosas como el ejército, la casa real o el protocolo con la Iglesia Católica y, por supuesto, los pagos a la banca.
Debemos considerar atentamente, que el punto de partida de las diferentas comunidades autónomas es muy diverso. Así, mientras que la deuda autonómica de cada andaluz es de tan sólo 1.800 Euros, la de un valenciano, un balear o un catalán son de 4.000 ó 5.000 Euros, mientras las de los madrileños o castellano manchegos van de los 2.500 a los 3.000 Euros. Es decir, que no todas las autonomías han sido igual de responsables en el pasado, a la hora de gastar por encima de su capacidad de endeudamiento.
Ahora, llegado el momento de obligar (por decisión del gobierno central) a que la deuda de las comunidades autónomas alcance el 15,5% de su PIB, se establece un objetivo para cada una de las comunidades. Curiosamente, el criterio establecido por el gobierno central ha sido el de premiar, concediendo aún mayor capacidad de endeudamiento, a aquellas comunidades que más deuda tienen, mientras se recorta y se obliga a un ejercicio de virtuosismo financiero a las regiones que menos responsabilidad tienen del endeudamiento conjunto del estado.
Así, a Andalucía, que ya está en el objetivo del 15,5% de deuda sobre su PIB, y que por tanto ya ha alcanzado el nivel de “responsabilidad marcado” se le pretende obligar a que reduzca su endeudamiento hasta el 13,2%. Mientras tanto, comunidades claramente sobreendeudadas, como Valencia, Castilla la Mancha o Cataluña son premiadas, con la concesión de una capacidad de endeudamiento que crece del 22,8% al 23%, del 19,30% al 21,40% y del 20,4% al 23,6% respectivamente. También son castigadas comunidades como Asturias o Canarias que curiosamente no son gobernadas por el PP y que se han comportado con mayor responsabilidad financiera que la media en el pasado.
Se trata de una redistribución de la carga financiera del Estado de las Autonomías por la cual unas regiones, como Andalucía son obligadas a apretarse el cinturón más allá de lo soportable, para que otras mantengan el nivel de despilfarro irresponsable que ha generado espectáculos como el Aeropuerto de Castellón, el circuito de fórmula uno de Valencia o el enriquecimiento ilícito de los elegantes y la trama Gürtel.
Ese recorte del 2,3% del PIB en el presupuesto de la Junta de Andalucía es un recorte impuesto, porque se hace vulnerando el estatuto de autonomía; es injusto porque, como ya hemos demostrado, supone cargar sobre los andaluces el sobreendeudamiento de otras regiones. Pero es además un recorte irresponsable, porque equivale a 2700 millones de euros, que son el 12% de todo el presupuesto anual de Andalucía; el equivalente al 64% de todos los salarios del personal sanitario de Andalucía o el 77% de todo el gasto educativo. Su aplicación equivale a destruir 60,000 puestos de trabajo en la comunidad con más paro de España y representan un volumen del inversión que permitiría construir 900 Kilómetros de ferrocarril convencional.Finalmente, y sobre todo es un recorte inasumible, lo que quiere decir que el gobierno andaluz tiene la obligación política de declararse en rebeldía frente a tal abuso, sean cuales sean las consecuencias de dicha rebeldía.
Junto a su impacto directo sobre los servicios públicos, la aplicación de este recorte afectaría de forma dramática a las instituciones locales, con reducción de planes concertados, del mantenimiento de centros educativos, servicios sociales, actividades culturales, deportivas... cargando una vez más de forma injustificada sobre las espaldas de las víctimas de la crisis, los efectos de la irresponsabilidad de unos pocos que permanecen a salvo de las consecuencias de sus propios actos.
Es un golpe financiero con el que el PP, desde Madrid, pretende derrocar al gobierno legítimo de Andalucía, después de perder las elecciones del 25 de marzo. Una derrota que los señoritos no perdonan al pueblo andaluz.
Por todo ello, en Granada, vamos a presentar mociones en todos los Ayuntamientos, para que sus plenos se pronuncien en torno a los siguientes
ACUERDOS:
  1. Transmitir al gobierno de la nación, a través de la subdelegación del Gobierno en Granada, el más absoluto rechazo hacia el acuerdo propuesto por el Ministerio de Economía en la última sesión del Consejo de Política Fiscal y Finanaciera, por el cual se establece un límite de endeudamiento a la comunidad autónoma de Andalucía del 13,2% del PIB
  2. Reclamar para Andalucía la suficiencia financiera necesaria para mantener el actual nivel de calidad de los servicios públicos, así como para sufragar los gastos para iniciar una salida a la crisis a través de la reactivación de la economía productiva.
  3. Respaldar activamente cuantas acciones de movilización y protesta se convoquen de forma pacífica en los próximos meses en defensa de la suficiencia financiera de Andalucía, de sus ayuntamientos y de sus servicios públicos.
  4. Transmitir tanto al gobierno del estado como al de la comunidad autónoma la necesidad de avanzar en una financiación justa de las entidades locales a través de la mejora de su participación en los ingresos del estado que permita atender los servicios a la ciudadanía tal y como mandata la constitución.     
Queremos que los alcaldes, sean del signo que sean, y especialmente los del PP, se mojen ante su ciudadanía, y digan claramente si están dispuestos a defender el interés general de los andaluces ante el gobierno del estado o si más bien, van a actuar como los viejos gobernadores del franquismo, poniendo por encima de todo la defensa del régimen, aunque fuera a costa del sufrimiento impuesto a su propio pueblo.
Pero sobre todo, queremos que el pueblo andaluz se vuelque en una movilización decidida, de aquí al 31 de octubre, para mostrar al PP de Mariano Rajoy que el coste político de cometer esta injusticia contra Andalucía es inasumible. Para que rectifique, y nos permita a los andaluces salir de este profundo pozo por nuestro propio pie. Por eso, el pueblo andaluz debe volcarse en las manifestaciones del 15S y en las sucesivas convocatorias que se produzcan, en el camino de un nuevo 28 de Febrero, el día que los andaluces conquistaron su autonomía.

19 de agosto de 2012

Lorca: 76 años después de su asesinato por el fascismo


El artículo que sigue, y que no ha querido publicar ningun medio granadino, ha sido elaborado por:
Juan Francisco Arenas de Soria
Secretario de Memoria Histórica
Partido Comunista de Andalucía

Maite Molina Navarro
Concejala de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada

En la noche del 17 de agosto se conmemora el asesinato de Federico García Lorca a manos de aquellos que tras un frustrado golpe militar inundan las tierras de Granada de la sangre de los que defendían la democracia republicana. Federico es poeta universal y referente del arte y la cultura de nuestra tierra, Granada, por lo que es imposible dar la espalda a su figura, a su obra... ¿a su compromiso político y social?. ¿Existe Federico sin Federico?. Esa es la pregunta central que nos hacemos hoy día.

La derecha granadina intenta separar a Federico y su obra de su ser político y social, de su propia esencia. Así con lemas como “Federico vive” o el esperpéntico renacer de una Barraca desnaturalizada, intentan borrar de un plumazo a un Federico hombre, tremendamente humano, comprometido con los humildes y con la suerte de una República que le sobrevivirá, aunque por poco tiempo. Desde sus palabras Federico desenmascara a la burguesía granadina y española, rancia, asentada en su predominio como clase social frente a la gente sencilla y trabajadora, ¿qué es si no La Casa de Bernarda Alba, sus poemas dedicados a la etnia gitana, su compromiso con la socialización del arte y la cultura a través de la Barraca y las misiones pedagógicas... querer obviar eso es cometer un auténtico crimen, el crimen de separar obra y autor, de desnaturalizar, de crear un auténtico esperpento.

Las instituciones democráticas en Andalucía, siguiendo lo que les dicta el propio Estatuto de Autonomía han de velar por “...la salvaguarda, conocimiento y difusión de la historia de la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades...” (Art.10,24), por lo que homenajear a nuestro poeta sin gritar ¡Viva la República!¡Viva Andalucía Libre!, es querer inducir al pueblo andaluz, a Granada en una amnesia controlada en función de los intereses de una clase dominante granadina que no ha cambiado. Así el 17 por la noche en Alfacar las Instituciones granadinas homenajearán a Federico sin Federico, ignorando a otras instituciones como la propia Junta de Andalucía y su Dirección General de Memoria Democrática que no ha sido invitada al acto, porque sólo quieren escucharse a ellos mismos, ignorando que Federico fue asesinado por su defensa de una República que había sembrado la esperanza de un pueblo. Por eso, aunque la invitación sí ha llegado a los concejales del Ayuntamiento de Granada, nosotros no estaremos en Alfacar.

La muerte de Lorca no fue por causa natural sino que fue fruto del odio desplegado en nuestro país por los que usurparon el Estado democrático que surgió tras las elecciones de 1931 y que provocaron la proclamación de la II República. Odio que recorrió las calles de las ciudades, pueblos y montes de nuestro país sembrando horror y muerte. Odio ante la no asunción del legítimos resultado de unas elecciones y el sentimiento de venganza ante esta derrota les hizo tomar el poder con las armas. 76 años después hay que llamar las cosas por su nombre, y a la muerte de Federico hay que llamarla asesinato, y a la muerte de nuestro más grande poeta granadino hay que darle la memoria, la justicia y la verdad que se merece.

Ya en la edición del año 2011 asistimos a un acto al que no fueron invitados los concejales de IU en el Ayuntamiento de Alfacar, que habiendo formado parte del Consorcio que lo homenajea vieron como se les obviaba por parte de la inaugurada Diputación Provincial en manos del PP. Aún así, estuvimos en el homenaje. No entraremos a hacer valoración de aquél acto, aunque sí diremos que muchos de los que estuvimos allí, no nos vimos representados, ni por supuesto llegó la emoción poética a nuestros corazones, ni la luna de agosto ni las interpretaciones colmaron nuestras expectativas. Muchos fuimos los que esperábamos más contenido reivindicativo de nuestra memoria y en realidad se quedó en un mero intento cultural.

Resulta duro que los que eliminan figuras como la de La Pasionaria en plazas públicas, barren calles nominadas con ese otro poeta amigo de nuestro ilustre granadino, Miguel Hernández y que ahora por fortuna será acogido con la dignidad que se merece en nuestra Andalucía por haber sido expulsado tras la omisión de difundir su legado por parte del PP ilicitano, sean los que homenajean y se llenan la boca de documentos lorquianos. Resulta duro cuando sin embargo se mantienen esculturas “supuestamente artísticas” como la de plaza de Bibataubín o se cambie el nombre de la plaza en honor a Debussy para exaltar aún más la figura de Francisco López de Burgos, el “artista inocuo” de la citada escultura. Resulta duro cuando todavía la institución que debe recoger toda su obra en Granada, como es el Centro Lorca, siga paralizada y el Ayuntamiento de Granada no tenga el menor interés en que este salga adelante y poder así rendir el verdadero homenaje que se merece Federico unificando toda su vida y obra en el citado Centro.

Hay que recordar que el proyecto de inversiones para la provincia de Granada de los Presupuestos Generales del Estado no recogen ninguna partida para la finalización de las obras que están al 95 por ciento ni para financiar el préstamo que tiene que pedir el Consorcio para sufragar el coste total de las obras, que pasó de 17,5 a 22 millones de euros y un 10 por ciento le corresponde a la Diputación Provincial de Granada.

En estos momentos ni Ayuntamiento, ni Ministerio de Cultura, ni Diputación, todos gobernados por el PP, tienen recogidos en sus presupuestos el dinero, y el único compromiso que existe es el de la Junta de Andalucía. Y tras la disolución de la Huerta de San Vicente y con este centro que no se abre, no existe ninguna programación cultural lorquiana, y por tanto Granada pierde posibilidades de proyectar su nombre y su cultura al exterior

Resulta duro tanta hipocresía con la memoria histórica en España y en Granada, cuando otra vez hemos asistido, para vergüenza del ayuntamiento capitalino, a la retirada por quinto año consecutivo de la placa puesta por los familiares de los 4000 asesinados en la tapia del cementerio de Granada. Estos pequeños detalles no se olvidan porque como se suele decir con las víctimas no honradas aún en esta Granada “todos somos Lorca”. Resulta duro que quien arranca placas in memoriam de tantos muertos hagan celebraciones para honrar a otro de ellos. Resulta duro la utilización de Federico, y estamos convencidos de que si estuviera vivo, él asistiría anualmente a ese acto simbólico en la tapia del cementerio granadino y entonces sería deshonrado igualmente por parte del PP al no respetar un lugar de memoria para tantas familias granadinas. Resulta duro que Lorca esté siendo tan utilizado para la confrontación por parte del PP, cuando para mostrar su imagen de defensores de la democracia lo único que hacen es este homenaje en el que ni siquiera llaman las cosas por su nombre: Lorca fue asesinado y alguna vez se hará justicia y se contará la verdad de nuestra historia, alguna vez conseguiremos los herederos de aquél Estado Republicano la condena pública al régimen franquista, que fue quien mató a Federico.

Juan Francisco Arenas de Soria
Secretario de Memoria Histórica
Partido Comunista de Andalucía

Maite Molina Navarro
Concejala de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada