28 de octubre de 2011

¿Se atreven PP y PSOE a discutir sus planes de empleo con IU y los parados?

130.000 granadinos claman, desde el paro, por políticas de inversión pública como las que propone Izquierda Unida.

Las cifras de la encuenta de población activa son sólo la confirmación estadística del crecimiento de la desigualdad y la pobreza de un modelo económico fracasado. Este gobierno ha sido sordo al sufrimiento del más de un millón de andaluces sin empleo. Y más de los mismo, que es lo que proponen PP y PSOE, no va a devolverle el futuro a las víctimas de la crisis.

Granada vuelve a situarse por encima del 30% de paro. Una cifra más propia de un pueblo del tercer mundo que de un territorio de la Unión Europea. Los recortes sociales, la reforma laboral, la desregulación bancaria y el abandono de los autónomos, que han sido las señas de identidad de este gobierno, y que presiden los programas electorales de Rubalcaba y Rajoy, no sólo no han servido para resolver la crisis, sino que han hundido en el paro a casi 5 millones de españoles, 1,2 millones de andaluces y casi 130.000 granadinos y granadinas. Con un incremento, sólo en el último trimestre de 5.200 parados más en nuestra provincia.

La próxima legislatura puede ser la de la recuperación de la esperanza para los parados granadinos o la de la frustración de quienes esperan de sus gobernantes que tomen las decisiones apropiadas para crear empleo. Nuestra provincia lleva ya demasiado tiempo asistiendo impotente a la destrucción de tejido productivo y a la pérdida de oportunidades.

Izquierda Unida reclama un debate público sobre creación de empleo con PP, PSOE y las plataformas de parados de la provincia, para que la ciudadanía sepa a qué atenerse con respecto al futuro en el que, en estos momentos, es el principal problema de los granadinos. Salvo IU, nadie pone sobre la mesa un plan claro de inversión para revitalizar la econcomía granadina. Nosotros proponemos, junto a un plan de choque, un programa de inversiones públicas, así como una reforma fiscal progrsista para financiarlo. ¿Qué proponen en concreto el PSOE y el PP?
 
El plan de choque contra el desempleo contempla tres sectores fundamentales:
 
El primero la rehabilitación de viviendas, con espeical atención a los núcleos históricos de las ciudades y pueblos medianos, en muchos casos abandonados a la especulación y en franco deterioro. Pero también a la rehabilitación energética de unas construcciones, las que se han levantado en España durante décadas, baratas e ineficientes, masl aisladas y poco confortables, fuente de derroche energético y cuya rehabilitación puede, en buena medida autofinanciarse a medio plazo. En los casos en que sea posible, esta rehabilitación debería cofinanaciarse con los propietarios de la vivienda. Se pueden crear 300.000 empleos, rescatando, con caracter de urgencia a una importante masa de parados de la construcción.
 
El segundo, un plan de empleos verdes, centrado, fundamentalmente, en la reforestación, limpieza, mantenimiento y explotación de las ámplias masas forestales de nuestro país, con un doble objetivo: ofrecer puestos de trabajo de inserción o reciclaje a parados sin formación o en itinerario de inserción sociolaboral. Pero también crear las condiciones para la creación de riqueza a partir de los bosques, a la vez que se favorece la regeneración de la masa forestal, con el consiguiente beneficio ambiental y de lucha contra el cambio climático y la desertización.
 
En tercer lugar, un plan de formación-empleo. Orientado fundamentalmente a parados con baja cualificación, provenientes en su mayor parte del sector de la construcción, que trabajarían 22 horas semanales en sus Ayuntamientos, en servicios necesarios para el municipio, y complementen ese trabajo con 15 horas semanales de formación proerofesional rigurosa, para mejorar sus capacidades laborales.
 
Respecto de las inversiones, IU reclama para España lo que ya se han lanzado a hacer en Estados Unidos: un plan de inversiones al más puro estilo Keynesiano. En Andalucía, además, se debe mezclar con la transformación necesaria de nuestro modelo económico, que se ha dedicado en exclusiva a los servicios (de bajo valor añadido) y a la construcción. Defendemos la recuperación de la economía productiva:
 
En primer lugar, potenciando una agricultura que ha sido condenada a la extinción por las políticas europeas, pero que tiene capacidad para ser un motor de riqueza de nuestro territorio, con las adecuadas medidas de apoyo a los agricultores, intervención en los precios, impulso al cultivo y ganadería ecológicos, creación de marcas reguladas, mercados de proximidad, inversión en caminos, regadíos e instalaciones auxiliares y creación de parques agrícolas en las Vegas.
 
En materia de Energías renovables, con la creación de una red pública de generación eléctrica ¡que no sólo se financia por si misma, sino que sería fuente de ingresos para ayuntamientos y comunidad autónoma!, complementaria de la climatización de edificios antes mencionada.
 
En materia de industria, inversión pública para fabricar en nuestro territorio los componentes necesarios para las energías renovables, con un polo industrial en la Costa de Granada (por clima, terreno y conexión portuaria), pero también en el sector agroalimentario, acabando con la histórica contradicción de ser una potencia agroalimentaria que se limita a exportar para que otros elaboren los productos.
 
Finalmente, una fuerte inversión pública en el patrimonio histórico, cultural y ambiental. Granada, Andalucía, son desde el punto de vista patrimonial, zonas privilegiadas de la Unión Euopea. Espacios como nuestros humedales o Sierras, zonas arqueológicas como las de Orce o Medina Elvira o conjuntos históricos como los de Baza, Almuñecar, Guadix o Íllora, son un verdadero escándalo que se desperdicien en una tierra con 130.000 parados y en la que, por clima, podríamos multiplicar con facilidad el impacto económico del turismo, complementando con facilidad la oferta de sol y playa con la oferta cultural y ambiental de interior.
 
¿De donde sale el dinero? De donde está. De una reforma fiscal en la que IU ha demostrado que se puede obtener 80.000 millones de euros anuales de financiación extra para el Estado.
 
Ese es nuestro plan ¿Cuál es el del PSOE y PP? (aparte de la propaganda, claro)

24 de octubre de 2011

El 21N: Convergencia de La Izquierda

El 21 de noviembre comienza una nueva etapa política.

Nos gustaría poder decir que será una etapa en la que gobierne Izquierda Unida. En la que nuestro programa, transformador, coherente y cargado de esperanza empezará a realizarse, porque sean hombres y mujeres de izquierdas quienes ocupen el gobierno.

Desgraciadamente no será así.

A partir del 21 de noviembre, serán mujeres u hombres, con unas u otras siglas, pero fieles servidores de las clases dominantes quienes gobiernen en España. Fieles servidores del sistema.

La clase dominante, a través de su portavoz, el Presidente de la Confederación de Empresarios, ya ha expresado su programa: Privatizaciones, reducción de impuestos para las rentas altas y la gran empresa, recorte de servicios públicos, abaratamiento del despido y disminución del derecho al desempleo. Por otra parte, ese mismo programa es el que exige el Fondo Monetario Internacional para financiar la continuidad del sistema en España.

Es el programa de los prosistema, que nos dicen que tenemos que cobrar menos, trabajar más, vivir peor y jubilarnos más tarde. Nos dicen que es necesario envenenar el planeta, dejar morir a la gente y mantener siempre 2 ó 3 guerras en marcha, que tenemos que aceptar que haya un tercio de población en la pobreza, vivir sumidos en cultura basura y renunciar, progresivamente, a todas las conquistas y derechos de la democracia.

Y las organizaciones políticas que respaldan ese programa: CiU, PNV, PSOE, UPyD y PP recogen, en este momento, más del 80% de los votos según las encuestas.

¿Cómo podemos atrevernos entonces a decir que se abre una nueva etapa política en España?

Nos atrevemos, porque la próxima legislatura debe estar protagonizada por la emergencia de la izquierda alternativa en España.

Una izquierda que va a encontrar su articulación a través de una confrontación sin precedentes entre quienes defienden el sistema y quienes aspiramos a transformarlo.

1. El frente sindical, en el que los hombres y mujeres de izquierda somos más necesarios que nunca, para que nuestras queridas organizaciones de la clase lleguen a confluir en una sóla expresión de la reivindicación de los derechos laborales y sociales que a todos, sin distinción de siglas, nos quieren arrebatar.

2. El frente social, en el que las mujeres y hombres de izquierdas debemos volcarnos sin reservas en alimentar las formas de organización asamblearia, virtual, creativa, que van surgiendo por doquier, que expresa emblemáticamente el 15M y que deben ir fermentando, hasta iniciar una auténtica revuelta social, pero de la mano del movimiento sindical.

3. El frente institucional. Porque el reto que tenemos las mujeres y hombres de izquierdas, en este momento, es lograr que Izquierda Unida alcance los 12, los 14, los 16 diputados que aseguren que esta fuerza política, la tercera fuerza política de España, sea, efectivamente, la tercera fuerza política del Parlamento, pese a la vergonzosa ley electoral que los franquistas dejaron y sus sucesores mantienen.

Esta es la legislatura de la convergencia de la Izquierda. En torno al proyecto renovado y refundado de Izquierda Unida. Ya lo estamos demostrando, acudiendo a las elecciones con otras 12 fuerzas políticas de la izquierda transformadora.

Y por eso es tan importante que en la presentación de la candidatura de IU en Granada haya intervenido hoy nuestro compañero Álvaro Martínez, porque esta izquierda defiende la ecología política con todas sus consecuencias.

Y por eso es importante la intervención de intelectuales comprometidos, como Luis García Montero o Almudena Grandes. Comprometidos como deben serlo los verdaderos intelectuales, porque no se entiende la intelectualidad sin compromiso, como decía nuestro camarada Saramago.

Y por eso es importante la intervención de nuestro compañero Llamazares, que ha demostrado en el Congreso, que un hombre digno vale más que 100 votos cargados de incoherencia de representantes indignos que no representan a nadie.

Esas son nuestras tareas, y por eso estas elecciones generales son mucho más que unas elecciones al congreso. Y por eso es tan importante que hombres y mujeres como Raul García y Mari Carmen Pérez estén en el Congreso.

No para arreglar el sistema, sino para empezar a cambiarlo.

20 de octubre de 2011

La CEOE destapa el programa de Rajoy. Otra agresión al pueblo.

Ya tenemos el programa del PP. Lo han desenmascarado las 10 propuestas de la organización de la gran empresa en España. Analizadas, una a una dibujan un futuro de desigualdad, explotación y sufrimiento para el pueblo español. Este es el programa de la derecha.

1. Reducción del gasto corriente
Según CEOE, el grueso del ajuste debe realizarse a través de una reducción del gasto corriente: simplificando la estructura administrativa, fijando prioridades en el gasto, reduciendo el tamaño del sector público, y aprovechando la colaboración público-privada.
Ya lo dijo el vicepresidente de la patronal madrileña, hermano del asesor de economía del PP, Arturo Fernández: "Ha llegado el momento en el que no podemos pagar el Estado de Bienestar". Es decir, que la derecha quiere quitar gasto en médicos, maestros, cuidadores de mayores, bibliotecas... todo lo que da calidad de vida a los ciudadanos de a pié pero que no neceitan las clases altas.

2. Reducción de los impuestos
Asimismo, plantean el mantenimiento constante del total de la carga fiscal y reforma del sistema tributario: la reducción sustancial de las cotizaciones sociales: la rebaja de la imposición sobre el ahorro y la simplificación y reducción del Impuesto de Sociedades.
Bajar impuestos a las rentas altas y a los beneficios de la gran empresa, reducir los ingresos del estado. El gobierno tendrá menos dinero, con lo que no podrá ni invertir en mejora España ni ofrecer servicios públicos. Que de los miles de millones que gana INDITEX, o el BBVA o el SANTANDER, pongan menos para el conjunto de la sociedad.

3. Reforma del mercado laboral y de la negociación colectiva
Los empresarios quieren un nuevo pacto de moderación salarial para el periodo 2012-2015; la simplificación de la legislación laboral y del número de contratos para hacer atractiva la contratación indefinida con una reducción sustancial del coste del despido, que debe situarse en veinte días por año trabajado, con una cuantía máxima de doce meses de salario; la creación de nuevos contratos a tiempo parcial y de formación; la eliminación de la referencia de la inflación para fijar los salarios en la negociación colectiva, y el impulso de más libertad para que el empresario pueda organizar la plantilla para atender a la evolución del mercado.
Asimismo, piden que hay que facilitar el convenio de empresa y la posibilidad de incumplir el del sector si ello pone en peligro la viabilidad de la compañía. Asimismo plantea una nueva Ley de Huelga, favorecer la solución extrajudicial de los conflictos laborales y restaurar el carácter empresarial de las mutuas de accidentes de trabajo.

MODERACIÓN SALARIAL (o sea que los trabajadores ganen menos); REDUCCIÓN DEL COSTE DEL DESPIDO (o sea, que salga más barato mandar a alguien al paro, y que ese despedido cobre menos indemnización); NUEVOS CONTRATOS DE TIEMPO PARCIAL Y FORMACIÓN (o sea más precariedad laboral para los jóvenes y las mujeres); ELIMINACIÓN DE LA REFERENCIA DE LA INFLACIÓN (es decir, si la vida sube, tu no vas por ello a cobrar más)
NUEVA LEY DE HUELGA (el PP reducirá la principal heramienta de lucha de la clase trabajadora, un derecho reconocido en la constitución) Y INCUMPLIMIENTO DEL CONVECNIO DEL SECTOR (en la práctica, dejar a los trabajadores sólos ante su patrón, eliminando el papel de las organizaciones de los trabajadores, los sindicatos)

4. Restablecimiento del crédito y de la liquidez para las empresas
Para ello plantean concluir el proceso de reestructuración del sistema financiero; gestionar su reestructuración con criterios transparentes y que eviten la distorsión de la competencia; el cumplimiento estricto de la ley de morosidad por parte de las Administraciones Públicas; el reconocimiento de la deuda de las Administraciones Públicas con proveedores y establecer un calendario de pagos. Además, los empresarios piden al próximo Ejecutivo la compensación de las deudas tributarias y de la Seguridad Social con deuda de las Administraciones Públicas con las empresas.

OTRA REESTRUCTURACIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO, quiere decir más dinero público para regalar a la banca, sin que por ello se introduzcan elementos de propiedad o control público de dichos bancos. El resto de propuestas, en este punto podrían ser interesantes. Eso sí: dando prioridad a la pequeña empresa en los cobros y en ningún caso, compensando retrasos en llos cobros de las empresas con la obligación de éstas de cotizar. De lo contrario, serían los trabajadores quienes estarían haciendo de prestamista al Estado.

5. Unidad de mercado y fomento del espíritu emprendedor.
La organización que dirige Juan Rosell propone a los candidatos que se unifique la legislación que afecta a la actividad empresarial, que se apruebe una Ley de Garantía de unidad de mercado, que se simplifique la normativa y que se reduzcan aún más las cargas administrativas. Además, CEOE cree que hay que elevar la valoración social de la figura del empresario y de la economía de mercado, reducir los costes de financiación de las empresas que empiezan, crear un régimen especial en la política fiscal y laboral para las empresas de nueva creación y mejorar el funcionamiento de las ventanillas únicas.
En general, asumible, pero... ¿ELEVAR LA VALORACIÓN SOCIAL DE LA ECONOMÍA DE MERCADO? ¿Esto que es? ¿Catequesis capitalista? Parece una broma. El resto, lo relativo a la agilización de trámites, ventanilla única, unificación legislativa, etc., son elementos de eficiencia que deben impulsarse. Así lo ha reivindicado Izquierda Unida en múltiples ocasiones.

6. Apuesta decidida por el proyecto de construcción europea.
CEOE quiere el cumplimiento estricto de las reglas de la UE, sobre todo de las reglas fiscales, una propuesta en línea con las de la canciller alemana, Angela Merkel. No obstante, la patronal plantea que en la transposición de la legislación debe tenerse en cuenta su impacto sobre la competitividad de la economía española. Los empresarios quieren más presencia de España en las decisiones europeas.
Desde Izquierda Unida, relamamos una fiscalidad única para la Unión Europea, pero también una legislación laboral y de derechos sociales única. Reclamamos una unidad no sólo económica, sino también política de la Unión Europea. No se trata sólo que España tenga más peso en la unión, sino de que tenga más poder el Parlamento Europeo y la propia ciudadanía europea, con avances democráticos en la toma de decisiones en la UE.

7. Mejora del sistema educativo.
¿La clave? Ampliar la libertad de las familias y la participación del sector privado. Asimismo, CEOE pide potenciar la formación profesional, la mejora de la relación entre la empresa y el sistema educativo y el impulso del conocimiento de idiomas y de las nuevas tecnologías.
LIBERTAD DE LAS FAMILIAS, PARTICIPACIÓN DEL SECTOR PRIVADO... Lo que quiere la derecha es más dinero para la educación privada y peor calidad para la educación pública, al más puro estilo de Esperanza Aguirre. El objetivo: convertir la educación en una mercancía con la que obtener beneficios. RELACIÓN ENTRE LA EMPRESA Y EL SISTEMA EDUCATIVO. Es decir, educar consumidores y obreros, no ciudadanos.

8. Apuesta por la I+D+i.
La CEOE exige al próximo Gobierno el mantenimiento del esfuerzo inversor en I+D+i; la mejora de la fiscalidad de la actividad de investigación y desarrollo; el reforzamiento de los sistemas de financiación de la I+D; el incentivo a la participación de empresas españolas en proyectos europeos; la elaboración de un plan de desarrollo nacional digital, y la búsqueda de alternativas al canon digital.
En general, de acuerdo, pero si la reducción de impuestos para la Investigación, tendrá que venir acompañada de una declaración de utilidad social de dicha investigación (no vamos a reducir impuestos, por ejemplo, para la investigación de técnicas de persuasión publicitaria para niños)

9. Rediseño de las políticas energéticas.
Quieren que haya un adecuado equilibrio entre unos precios competitivos y una adecuada remuneración del sector; un pacto de Estado que garantice una seguridad jurídica necesaria para realizar inversiones a largo plazo, y que se integre a España en el mercado de energía de la UE.
ESCANDALOSAMENTE INCOMPLETO. Una política energética a la altura de las necesidades de España, pasa por la creación de un sector energético público fuerte, orientado a la sutitución de energías fósiles por fuentes renovables, la descentralización de la producción y la eliminación de la energía nuclear.

10. Aumentar la dotación presupuestaria para la internacionalización
Los empresarios quieren que se aumente la partida de gasto público destinada a la internacionalización de las empresas, la mejora del tratamiento fiscal de las actividades de exportación e inversión y la reforma del marco institucional de apoyo a la internacionalización de forma que sea más ágil y adaptado a las necesidades de las empresas. En esta misma línea, piden que se eliminen las restricciones a los instrumentos de financiación de la internacionalización y la coordinación administrativa entre el Estado y las comunidades autónomas.

En resumen: los capitalistas se piden menos impuestos, menos obligaciones, menos controles y más posibilidades de negocio y a cambio pretenden que los trabajadores y ciudadanos tengan menos derechos, cobren menos, reciban menos servicios, tengan menos poder de negociación, mas precariedad y, además, se realicen campañas de ideologización para convencerles de que viven en el mejor de los mundos posibles, regido por la economía de libre mercado.

Rosell, el Presidente de la CEOE, ha comentado "Los programas de PP, PSOE, UPyD, CIU y PNV, no suenan mal, y van en la línea de lo que pedimos.". Sin duda, a partir del 21 de noviembre, nos espera una muy dura agenda de resistencia, reivindicación y lucha. En las calles, pero también institucional, por lo que es importantísimo que IU obtenga un ámplio grupo parlamentario en el Congreso.

18 de octubre de 2011

Por un giro del 15M hacia la confrontación.

Millones de ciudadanos, que seguimos y respaldamos con esperanza el 15M y el 15O, estamos esperando del movimiento que éste nos convoque no para protestar contra el sistema, sino para cambiarlo.

Las movilizaciones masivas del 15O han sido un éxito. Se ha acumulado un enorme poder. Ahora toca ejercerlo. De lo contrario, el movimiento se verá reducido a la mera expresión, papel políticamente correcto que la democracia burguesa otorga a los movimientos sociales. Ha llegado el momento de la confrontación.

Los poderes fácticos saben que de gritar se acaba cansando el pueblo, cuando los gritos no llevan a nada más y ellos (la banca, el PPSOE, la patronal, etc.) ya están hechos a los gritos, y los asumen con toda naturalidad, como el ruido de fondo de su constante saqueo. Para espantar a los cuervos, va a hacer falta mucho más que cuatro voces.

La masiva asiatencia del 15O demuestra que hay una porción mayoritaria de la población española que reclama un cambio. Que cuestiona el sistema. Esa misma gente, estaría dispuesta a participar, o al menos apoyaría, una línea de acción que confrontara abiertamente con el sistema, forzando su transformación.

Se trata de disputar la hegemonía a través del ejercicio del poder. Y el 15M ha acumulado ya un poder importante:
  1. Poder de convocatoria (como demuestra la participación social)
  2. Poder comunicativo (apoyándose, sabiamente en las redes sociales)
  3. Poder simbólico (a través de las ocupaciones de plazas y edificios y de la paralización de desahucios.
  4. Poder organizativo, flexible, pero capaz de otorgar coherencia a las acciones.
Con la ocupación de edificios y las acciones frente a los desahucios, el movimiento ha dado un paso importante. Esas acciones, en sí mismas, suponen el paso de la expresión a la confrontación, al ejercicio del poder. Sin embargo, estas son acciones de vanguardia en las que sólo puede participar el núcleo de los más implicados en el movimiento. Tienen un inestimable valor pedagógico, pero en la medida que no implican a las masas indignadas (y este país está indignado) siguen siendo actos simbólicos y, por lo tanto, hacen permanecer a esas masas en el terreno de la expresión, no de la confrontación.

Con seguridad, en el 15M existe la capacidad creativa para plantear formas masivas y novedosas de confontación pacífica con el sistema. Formas como la huelga general, el corte de las vías de comunicación o el boicot, que históricamente se han demostrado eficaces, y que deberían ser retomadas, a falta de otra forma mejor de desobediencia que pueda presentarse.

Mientras no se de el paso hacia la confrontación masiva, estaremos sometidos a esta situación surrealita en la que los prosistema (Rajoy, Rubalcaba, Durao Barroso, etc.) se permiten el lujo de confundir a la opinión pública afirmando estar en sintonía con los indignados. como si ellos, estos paternalistas prosistema, fueran una especie de verdugos compasivos o de explotadores simpáticos. Sólo la confrontación permite clarificar posiciones. Sólo la confrontación, el ejercicio del poder, permitirá que podamos empezar a exigir cambios reales, materiales, en las reglas democráticas, la distribución de la riqueza y el orden económico... lo demás será tan sólo gritar ante rostros de hormigón armado.

12 de octubre de 2011

El PP prepara el gran Tongo electoral

El PP pretende cambiar la ley electoral para seguir gobernando eternamente. La propuesta de recorte de 50 Diputados, servirá para favorecer, todavía más, a la derecha española, regalando los Diputados en las provincias conservadoras y reduciendo el valor del voto de las provincias más pobladas.

Porque Rajoy, ya explicó que "se respetaría el mínimo provincial existente" es decir, esos 102 diputados, 2 por provincia, que se asignan, con independencia de la población que esas provincias tengan. Eso es lo que explica que Palencia, con 150.000 votantes, elija 3 diputados (1 cada 50.000 votantes) mientras que Granada, con 717.000 votantes, elija tan sólo 7 (1 cada 100.000 votantes, justo el doble) ¿Qué efecto tiene eso? Pues muy sencillo: que hasta hace apenas 2 semanas, ha estado sentado en el Congreso de los Diputados, votando auténticas barbaridades, un señor de Palencia del PP, al que respaldan menos votos que a este humilde blogero que les escribe. Este reparto de escaños es una de las principales injusticias del sistema electoral.

Pues bien, el PP pretende recortar 50 escaños, pero sin tocar estos 102. Esto significa, que tan sólo quedarán 198 para repartir proporcionalmente por las circuscripciones. Es decir, que las provincias más habitadas, verán reducirse el número de diputados en 1/7, aproximadamente. Logicamnte, los que se pierden, son los últimos en asignarse.

¿Qué pasaría?

Madrid perdería 5: en los resultados del 2008, 3 del PSOE y 2 del PP ¡sorpresa!
Sevilla perdería 1 seguro, del PSOE y 1, quizá, del PP
Barcelona perdería 5: 2 del PSOE, 1 de ERC, 1 de CIU y 1 del PP
Málaga perdería 1 seguro, del PSOE

Granada
Córdoba
Cádiz...

Justo, además, las provincias en las que IU, con un 7,8,9 o 10% puede aspirar a meter algún diputado (o más en el caso de Madrid)

Las provincias que no pierden representación son las de los feudos tradicionales del PP: Castilla León, Aragón, Galicia...

Un Congreso más pequeño, en el que de los 50 diputados recortados, el PP perdería como mucho 14 ó 15. Lo justo para decantar de su lado la balanza y asegurarse una tras otra, las mayorías absolutas. Todo, eso sí, con la excussa de recortar gastos. Para que vayamos entendiendo, cómo se las gasta la derecha.

Es lo contrario de la reforma electoral que necesita España, en la que se debe acabar con el sistema de circunscripciones electorales, y buscar acercar la proporcionalidad del Congreso a los resultados electorales, acabando con la actual distorsión, tal y como reclamó el propio consejo de estado.

Lo malo, es que para hacer la reforma que quiere, al PP le basta con tener una mayoría absoluta holgada... algo que puede lograr en estas elecciones si no lo impide una movilización general de la izquierda.

Es tarea de tod@s.

9 de octubre de 2011

#ConvocatoriaSocial aprueba constitucionalizar el gasto social

Conclusiones del proceso de Convocatoria Social sobre economía:

Compañeros y compañeras:

Quienes hemos participado en la comisión de economía de esta asamblea estatal de la convocatoria social, hemos podido constatar que Izquierda Unida se encuentra, en estos momentos, en condiciones para ser el referente de toda la izquierda de España. Por profundidad y concrección en el diecurso, por nivel de participación y democracia en la elaboración colectiva y por altura de miras en nuestras propuestas políticas. Estamos en condiciones de ser el referente de La Izquierda ahora, y lo que es más importante, lo estaremos aún más, tras el 20N.

En econonomía, no renunciamos a la gestión de lo inmediato, con las herramientas actualmente disponibles, pero nuestras propuestas, desde dentro del sistema, se enmarcan con claridad en una estrategia mucho más ámplia. Nuestro objetivo no es hacer que el capitalismo funcione de manera más eficiente y con mayor redistribución de la riqueza. Nuestro objetivo es avanzar hacia el socialismo, de manera concreta, espacio a espacio, creando condiciones para el inicio de una transición hacia el socialismo.

Sólo así pueden entenderse nuestras propuestas. Sólo así se comprende su intención y calado.

Porque queremos una clase trabjadora en proceso de liberación, defendemos la Renta Básica, para romper la presión que obliga a millones de españoles y españolas a asumir condiciones de explotación inaceptables; planteamos la incorporación de los trabajadores a la toma de decisiones en las empresas, la derogación inmediata de las últimas contrarreformas laborales y la adopción de la negociación colectiva como referente en las relaciones dentro de la empresa. Una empresa en la que, por ley, se debe regular el abanico salarial, para alcanzar que el puesto de trabajo mejor remunerado no supere 3 veces y media el peor remunerado; el salario mínimo interprofesional en 1,100 Euros, potenciar el contrato de relevo, para trnasmitir la experiencia en todos los ámbitos entre generaciones, y la exención fiscal de las percepciones por desempleo.

Para avanzar hacia la propiedad pública de los medios de producción, planteamos la nacionalización de los sectores estratégicos: Transporte, Energía, Comunicaciones y las relacionadas con la soberanía alimentaria. Muy especialmente, el acceso al crédito, debe ser entendido como un servicio público, no como un negocio. El proceso de nacionalización de la banca debe empezar, con carácter inmediato, por la nacionalización de todas las cajas de ahorros, las menos solventes, pero también las rentables.

La banca privada, receptora de ayudas debe corresponder con paquetes de propiedad estatal equivalentes al capital recibido y someter a control público sus operaciones y salarios de directivos.

Banca capitalista es sinónimo de especulación. Por eso, respetamos las experiencias que buscan la creación de sistemas de crédtio alternativos, cooperativos, sociales, democráticos, arraigados en el territorio. Una banca ética que debe ser distinguida con claridad de la banca estética, cuya verdadera naturaleza denunciamos.

Ponemos en cuestión la legitimidad de la deuda, pública y privada de España con grupos financieros transnacionales que especulan con los tipos de interés, con el valor de las monedas y las mercancías y con las necesidades de los pueblos.

Cuestionamos la legitimidad de la deuda externa, y planteamos una auditoría democcrática de dicha deuda, como primer paso para su repudio. Reclamamos, además, la financiación directa del BCE a las administraciones públicas, acabando con la vergonzosa y lucrativa intermediación de la banca privada entre las instituciones públicas que emiten y reciben el dinero.

Queremos unos servicios públicos eficientes, racionales, no despilfarradores, pero sí ámplios y generadores de equidad. Proponemos la modificación de la constitución, eliminando la referencia al techo de déficit. En su lugar, en nuestra constitución, deberá incluirse un porcentaje mínimo de Producto Interior Bruto que los gobiernos deben dedicar a gasto social, para que nadie pueda, desde un futuro gobierno, minar la calidad de los servicios públicos. Defendemos, además, la modificación de la Ley de contratación pública, para eliminar las subcontrataciones y la inclusión de clausulas sociales, ambientales y de calidad en el empleo en la contratación. Defendemos, por último, la restitución a los trabajadores públicos, al igual que a los pensionistas, del poder adquisitivo perdido en estos años.

La vivienda es un derecho, no una mercancía. Por ello, debemos impulsar la creación de un parque público de viviendas en alquiler. Obtenidas como contraprestación parcial a las operaciones de rescate bancario, pero también por expropiación de inmuebles en abandono. La dación en pago de la vivienda, que debe incluir el reembolso del capital amortizado por parte del comprador y la puesta en marcha de un plan de rehabilitación de viviendas que incluya su rehabilitación energética.

Defendemos la economía local, productiva, arraigada en el territorio y en la sociedad. Por eso, se debe impulsar el cooperativismo fiel a sus señas de identidad, en el que los trabajadores sean dueños de la empresa, e incluir en la educación secundaria y en la actividad sindical, la formación para el empoderamiento de los trabajadores, capacitándolos para la asunción de la gestión y dirección democrática de sus empresas. Defendemos la agricultura, la reforma de la política agraria comunitaria, la vinculación de las subvenciones a la producción, y no a la mera tenencia de tierra, el control de precios y los mercados de proximidad, incluyendo la soberanía alimentaria como en pilar de nuestro modelo económico. Proponemos la adopción de un etiquetado que recoja la generación de valor añadido.

Defendemos a los trabajadores autónomos, y a los pequeños empresarios, que necesitan financiación desde la banca pública, pero también una ley de bancarrota que evite el traslado a la esfera personal y familiar de las quiebras de los pequeños emprendimientos, así como el apoyo público a la innovación tecnológica de la pequeña empresa.

Defendemos el acceso a la jubilación en condiciones de disfrutar de la vida. La jubilación a los 60 años con carácter general, y en todo caso, tras un periodo máximo de 35 años cotizados, con independencia de la edad. En este mismo terreno, la regulación de la situación de cientos de miles de personas, explotadas bajo durísimas condiciones, que han trabajado toda su vida, pero cuyos patrones les negaron en su momento el derecho a cotizar.

El estado necesita financiarse, y para ello requiere de un sistema fiscal justo, efectivamente progresivo, y en el que las rentas del capital contribuyan tanto o más que las rentas del trabajo, pero decididamente más en el caso de rentas provenientes de la especulación.

El modelo fiscal de Izquierda Unida incluye hasta un 50% de cotización para las rentas superiores a 120,000 € y la subida en 5 puntos del impuesto de sociedades sobre los beneficios empresariales, pero también la bajada del IVA, con la creación de un IVA super reducido para los artículos de primera necesidad; la cancelación de las vacaciones fiscales de la Iglesia Católica, con la derogación del concordato y todos sus privilegios. La Izquierda debe tasar, sin pudor los patrimonios, de forma justa, con una tasa especial a aquellos de injustificable adquisición. Defendemos, además, una reforma legislativa que incremente las penas para todas las formas de fraude fiscal y elimina la prescripción de delitos fiscales.

Nuestra revolución económica debe ir más allá de nuestras fronteras, impulsando decididamente la tasa especial a las transacciones financieras, con un tipo mínimo del 0,05%, la legislación de refenretes mínimos sociales, laborales, sindicales, ambientales y de los Derechos Humanos para las empresas de matriz española que operan en el exterior, el compromiso con el 0,7% para cooperación al desarrollo. Debemos cuestionar, en complicidad con las naciones del Sur, especialmente en LA, que ya han iniciado el camino hacia el socialismo, las reglas y acuerdos de libre comercio, verddera herramienta de dominación en materia de patentes, transgénicos, intercambios comerciales e imposición de políticas neoliberales.

Desde esta Asamblea de Convocatoria Social le decimos con claridad a nuestros conciudadanos que hay alternativa, que tú eliges.
  • Banca pública, con nacionalización de las cajas.
  • Reforma constitucional para garantizar un mínimo % de PIB en gasto público.
  • Jubilación a los 60 años.
  • Persecución del fraude, endurecimiento de penas para la evasión fiscal y Reforma fiscal, con una redistribución justa de los impuestos en España.
  • Renta básica para garantizar el acceso de todos los españoles y españolas a unas condiciones vitales dignas.
Compañeros y compañeras, no hemos estado debatiendo un mero programa electoral sobre economía, hemos estado poniendo las bases para una verdadera revolución económica.

6 de octubre de 2011

La III Guerra Mundial empezará en Andalucía.

Estados Unidos y la Unión Europea quieren garantía de plena impunidad ante una futura agresión militar desde o contra África, el Magreb o los estados asiáticos. Para eso, para poder atacar o amenazar militarmente a otros pueblos, sin sufrir las consecuencias, Estados Unidos ha desarrollado el escudo antimisiles. Su instalación en Andalucía pone en peligro a los andaluces y dañará nuestra economía.

El escudo antimisiles no es un arma defensiva. Permite neutralizar un misil intercontinental en el espacio, dejando a quién lo posee, el monopolio de la amenaza niclear. Nadie esgrime un escudo en una mano si no tiene una espada en la otra. El sistema fue ideado como un complemento a la capacidad ofensiva tanto nuclear como convencional de Estados Unidos, y su principal impulsor fue George Bush. Ahora Zapatero convierte a España en el primer socio europeo de la estrategia militar de Bush.

Lo peor de todo, sin duda, es que cualquier futura confrontación bélica empezará, necesariamente, por la destrucción de este sistema, ya sea mediante ataques aéreos o terrestres. Andalucía es colocada así en primera línea de fuego, siendo el primer territorio a atacar por un potencial enemigo. Los andaluces, al igual que los vélites del ejército romano, somos los más jóvenes, pobres y precindibles del bloque militar USA-UE, y como tal, somos destinados a ocupar la primera línea de combate, para parar el primer golpe, después de haber lanzado una o dos jabalinas... carne de cañón.

Rusia, India y China planean desarrollar su propio sistema antimisiles, para contrapesar el de la OTAN... Se está fraguando una nueva Guerra Fría militar (la económica ya empezó) ¿De verdad quiere España jugar este papel de primera línea de combate? ¿Queremos los andaluces? y sobre todo ¿No tenemos derecho a decidir al respecto? Los andaluces debemos reclamar un referendum sobre esta decisión de política exterior y militar que daña nuestra economía y seguridad sin que figurara en el programa político del partido en el gobierno.

Por estos motivos, hasta el presente, tan sólo los estados más reaccionarios de Europa del Este, fanáticos seguidores de la política USA (Polonia, Rumanía, República Checa y Bulgaria), junto con Turquía, han aceptado formar parte de esta estructura militar, mientras que Francia, Italia o Alemania, ni se han planteado asumir este papel.

Con esta decisión, España se enemista con Rusia, que llevaba años intentando crear un sistema conjunto antimisiles USA-UE-Rusia, y que interpreta como una agresión el desarrollo de una fuerza militar impune cerca de sus fronteras. Sin duda alguna, nuestro comercio con Rusia y sus aliados se verá resentido. Andalucía está inmersa en una campaña de promoción comercial de sus productos en Rusia ¿Qué consecuencias va a tener esta decisión para las exportaciones andaluzas? ¿Lo ha valorado alguien? Sin duda, esa valoración se ha hecho, y también desde el punto de vista económico se considera a los andaluces como "daño colateral asumible".

Por cierto, a Rajoy la idea le encanta, así que ya saben, como en tantas otras cosas: o escudo antimisiles o Izquierda Unida, que nadie se engañe.