13 de julio de 2016

Andalucía no podría soportar la congelación de los fondos europeos

El PP ha incumplido su compromiso de déficit público con Europa. El resultado puede ser una "congelación" de los fondos estructurales para España. Para Andalucía, que tiene previsto recibir 5.760 Millones de Euros de fondos europeos los próximos 4 años, el efecto sería catastrófico.

En los presupuestos 2016, la Junta de Andalucía dispone de fondos estructurales de la UE por un montante de más de 1.800 millones de Euros. Es más del 6% de todo el presupuesto de la Junta de Andalucía. Pero es que, además, afecta a la práctica totalidad de las políticas de inversión o gasto que vayan más allá del pago de nóminas. La cuantía de estos fondos en 2016 representa el 1,3% de todo el PIB andaluz y su disponibilidad genera un efecto multiplicador que podría superar el 2,5% del PIB de Andalucía. No disponer de ellos sería como sufrir durante 4 años la reducción de actividad económica del peor año de la crisis. 

En la práctica, los fondos estructurales se convierten en planes de empleo, de inversión municipal, en ayudas a los agricultores, a las pymes de todo tipo, etc. Secciones enteras de la política andaluza están amenazadas de paralización: desde el Plan andaluz de vivienda a las inversiones en materia de excelencia turística, nuevas infraestructuras de transporte público o ayudas para la innovación y la mejora de la competitividad empresarial. Para las expectativas de cientos de gobiernos locales, el panorama es, también, demoledor.
Si la disponibilidad de los fondos estructurales está en riesgo, la situacióin es de verdadera emergencia económica para Andalucía. Esta debe ser la prioridad del gobierno andaluz, y no el juego de sillas en torno a la secretaría general del PSOE. Sin ambargo, poco o nada se conoce que esté haciendo nuestra presidenta.

¿Qué fondos están amenazados de congelación? ¿En qué cuantía? ¿En qué condiciones? ¿Cuáles serían las comunidades autónomas afectadas? ¿Afectaría a los fondos ya presupuestados o sólo a los comprometidos? ¿Cuál es el efecto previsible de la congelación de los fondos? ¿Existe un plan de contingencia estatal o andaluz para hacer frente a la paralización que se podría producir? ¿Cómo afecta a la programación de gasto del presupuesto andaluz para los próximos años? ¿Se ha preocupado alguien de todo esto? ¿Hay alguien ahí?

En Granada, debe preocuparnos la finalización de la llegada del AVE y podría estar afectada la financiación del metro. Por supuesto, el impacto sobre agricultores, que no es exclusivo de la provincia, así como sobre decenas de inversiones en materia turística que llevan años esperando ayuntamientos y pymes. También las expectativas de recuperación del sector de la construccióin con las acciones de rehabilitación tanto de edificios históricoss como residencial y los programas de atención social de decenas de ONGs, entre otas muchas cosas.

El Parlamento Andaluz debe crear de inmediato un grupo de trabajo que evalúe la situación, requiera información del gobierno de España, ponga en marcha acciones ante las instituciones europeas para intentar evitar la pérdida de fondos para Andalucía y prepare para el peor de los casos un plan de "salvación" de las inversiones o programas que se consideren prioritarios. 

La responsabilidad mayor es, por suspuesto del PP y de Rajoy, que se han dedicado a hacer regalos fiscales a las rentas más altas en vísperas de elecciones y al gran capital toda la legislatura. Por eso estamos como estamos. Porque se han estado reduciendo los ingresos del estado mientras la deuda aumentaba sin control. El populismo de derechas es lo que tiene. Pero también tiene responsabilidad el PSOE, que pactó la doctrina del déficit 0 con el PP y la troika al inicio de la crisis.

OJO: no es que estemos reclamando más disciplina fiscal. IU siempre se ha mostrado en contra del Pacto de Estabilidad y de la reforma constitucinal que pactaron PP y PSOE para poner de rodillas al estado español frente a la banca internacional. Pero Mariano Rajoy lo ha defendido a capa y espada. Una cosa es estar contra una política de la UE, oponerse a ella, combatirla y hasta desobedecerla conscientemente, que es lo que haría IU desde el gobierno para favorecer otra Europa. Y otra, muy distinta lo que ha hecho la derecha. El PP ha sido infiel a sus compromisos, a su programa, a su palabra y a su programación económica. Han gobernado para cumplir el déficit; nos han sacrificado a los españoles por el camino y encima han fracasdo y este nuevo fracaso amenaza con acarrearnos nuevos sufrimientos.

Llamenme conspiranoico, pero tras este fracaso, mucho me temo que hay un interés calculado. El verano está sirviendo para crear el clima de catástrofe económica. En otoño, el nuevo gobierno se verá "abocado" a un nuevo plan de ajuste. La receta de la derecha serán más recortes; más privatizaciones; más abaratamiento de la mano de obra y del despido. Seguir abriendo más heridas en el cuerpo de la economía española para que mane sangre fresca hacia los mercados. A fin de cuentas, la ruina colectiva puede ser un gran negocio privado.