28 de diciembre de 2011

Desde 2002, los salarios bajaron un 10%

La inflación es un síntoma de la lucha de clases, y vamos perdiendo. Este es el resumen. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, en los úiltimos 8 años los trabajadores españoles hamos perdido un 10% de  nuestro poder adquisitivo. Esto, descontando los 5 millones de parados y haciendo media del suelo de un mileurista con el de un directivo de nómina astronómica.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado recientemente un informe del que hoy se hace eco el diario Público. Según los datos del informe, entre 2002 y 2009, la inflación subió un 23%, mientras que los salarios lo hicieron en un 14%. Eso sí. El informe destaca también que los alimentos básicos, la denominada "cesta de la compra" subieron un 48%, mientras que la vivienda lo hizo en más de un 60%. Es decir, que el coste de la subsistencia subió en el entorno del 50% en un periodo en el que los salarios (para el que lo tenga) sólo subieron un 14%.

Es curioso que ningún economista sesudo, a la hora de analizar la crisis, se pare en este tipo de datos. Porque lo que significa esa avalancha de porcentajes, es que los trabajadores y pensionistas españoles, hemos acumuado una inmensa pérdida de capacidad de compra en estos últimos 8 años. Que esa pérdida de poder adquisitivo se ha compensado con un endeudamiento masivo. Unos préstamos para consumo que ahora quien más, quien menos, todos estamos pagando. Tengamos en cuenta que el alargamiento de los plazos de los préstamos hipotecarios, son otra forma indirecta de créditos al consumo, pues a fin de cuentas se libera capacidad adquisititva para el consumo a cuenta de un préstamo que condiciona una parte altísima de los ingresos de la vida laboral de un trabajador para la satisfacción de ese préstamo.

Ahora ya se ha pasado el tiempo de conseguir préstamos para poder consumir. Ya no hay préstamos que permitan mantener el nivel de consumo. El consumo interno debe ir al ritmo de ese -10% de poder adquisitivo. No sólo eso, sino que, además, la mayoría de la población está ahora pagando préstamos por consumos contraidos hace 2, 5 u 8 años, con lo que su poder adquisivo es aún menor.

¿Cómo va a despegar el consumo interno? En estas condiciones es imposible. Más aún, con los adelantos que vamos teniendo de las políticas que piensa aplicar Rajoy, que hablan de minijobs, contención salarial, abaratamiento de despido y reducción de empleados públicos.

La inflación es un síntoma de la lucha de clases. Los dueños del capital usan la subida de precios como una forma indirecta de reducir el valor real de los salarios. En lugar de pagar menos a sus trabajadores, les pagan lo mismo, o incluso más, pero esas monedas, en realidad, valen menos, pues las mercancías que los capitalistas venden, valen más. Así mejoran su beneficio en un terreno (el de la fijación de precios) en el que no tienen que sentarse a negociar con los representatnes sindicales.

El problema que genera entonces el capital es que, al hacer lo mismo todos, los capitalistas acaban por asfixiar a la gallina de los huevos de oro (es decir, a nosotros, los trabajadores) que ya no podemos comprar sus productos y/o hacer frente a los pagos de sus créditos... y así acabamos en esta crisis de demanda.

La escasez genera escasez, y la abundancia genera abundancia. Por desgracia, este esquema, que vale, para un país, no es válido en el mundo globalizado. Las (cada vez menos) empresas que operan en España, obtienen beneficios de forma creciente en el sector exterior. Los clientes del capital español están, cada vez más, en el extranjero. Ya sea vía exportaciones, ya sea vía turismo (que es una forma paradójica de exportación) El caso es que los capitalistas pueden seguir vendiendo aunque los españoles no podamos comprar, porque sus clientes son otros. Siguen asfixiando a la gallina porque, milagrosamente, eso les permite cosechar huevos de oro en la gran de al lado.


Ni el social-liberalismo del PSOE se ha atrevido, ni la derecha de toda la vida sirve para rescatarnos de este ciclo perverso. ¿Por qué?

Porque para salir del pozo, hay que hacer girar la polea al revés (de lo contrario, el cubo se hunde más). Hay que reducir los beneficios empresariales e incrementar, por un lado los salarios y, por otro, los ingresos del estado (los impuestos) para que el propio estado, con inversión pública, genere empleo y actividad económica. Eso, si se piensa en los españoles, en su bienestar y en sus necesidades... porque no tiene que ser así, necesariamente ¿No?

Tenemos un presidente que, al parecer, es lider del partido más españolista y patriótico que hay en el panorama nacional (nunca mejor dicho) En breve comprobaremos que el suyo es un nacionalismo de panderete y no verdadero amor a su país (o sea, a sus paisanos) En los próximos meses, vamos a ver qué decisiones toma Rajoy. Si va a empezar a darle un poco de aire a la gallina (nosotros) o va a dejar que la sigan asfixiando porque, a fin de cuentas, los dueños del capital en España, ya cogen los huevos en otras granjas. En ese caso, el final está claro. Los españoles, sólo serviremos para caldo, como gallina vieja que somos.

21 de diciembre de 2011

Cómo PP y PSOE arruinan a PYMES y autónomos.

Nadie, más que los gobiernos de la derecha, daña los intereses de los pequeños empresarios y los autónomos. Una revisión a algunas de las decisiones de los últimos gobiernos de la derecha (sea la Liberalcatólica del PP o sea la socialliberal del PSOE), demuestra que, en efecto, los últimos gobiernos han cooperado a la destrucción de millones de pequeñas empresas en España.

1. La liberalización de horarios comerciales.
     La politica de desregulación de horarios en el comercio, fue iniciada por Aznar, en la época de extensión de las grandes superficies, y es ahora consumada por Aguirre. Esta práctica, amenaza con extenderse a toda España. Basta con atender al debate de investidura de Rajoy, en el que éste, preguntado una y otra vez a este respecto por Duran i Lleida, se negó a comprometerse contra la generalización de la desregulación horaria del comercio. Requisito éste que le planteaba CIU, nada menos que para plantearse el voto favorable a la investidura del actual presidente.
     Como todo el mundo sabe, la desregulación de horarios es una verdadera arma de destrucción masiva del pequeño comercio, que no puede competir con las grandes superficies o cadenas, que se hacen con el monopolio del comercio en horarios de noche, mediodía o festivos. La razón estriba en que la estructura de costes del pequeño comercio familiar y de una tienda de cadena (no digamos ya de unos grandes almacenes) es completamente diferente. Mientras el primero no cuenta, en muchas ocasiones, con trabajadores (si acaso uno o dos) el segundo cuenta con mucho personal a tiempo parcial, eventual, discontinuo... que representa tan sólo una parte de sus costes. Puede incrementar ligeramente el coste en mano de obra y vender con mayor rentabilidad. Al pequeño, por el contrario, le es materialmente imposible abrir más horas, salvo que incurra en condiciones de autoexplotación o ilegalidad en el trato de sus trabajadores.
     La liberalización de horarios revela una opción de clase por parte del PP. Una opción en la que se sacrifica a millones de pequeños comerciantes para favorecer a unas decenas de marcas comerciales.
     Para prueba, basta con ver las posiciones respectivas de la gran patronal y de las asociaciones de comerciantes, que representan a los pequeños, como pueden ser las de Asociación del Centro Comercial Abierto de Granada o la Asociación de Comercio de Castilla la Mancha Mientras los pequeños luchan por su supervivencia, la gran patronal celebra las prebendas de sus amigos del PP
     Los comerciantes de Málaga denuncian que por cada puesto de trabajo que cree la liberalización de horarios, se destruirán 2,5 empleos

2. El Recorte en el acceso al crédito.
     La desregulación en el sistema financiero, la "profesionalización" de las cajas y la destrucción del grupo de banca pública, comenzados por Aznar, pero continuados por Zapatero, supusieron una renuncia a la intervención política, democrática, en el sistema crediticio.
     Llegó la crisis (en su dimensión financiera) y el gobierno del PSOE se negó a intervenir con la creación de créditos abundantes y eficaces, a través del ICO, por ejemplo, o a través del sistema de Cajas de Ahorro. Se podía haber hecho incluso a nivel autonómico con la creación de institutos de crédito para la pequeña empresa o con ayudas tipo "rescate" a las sociedades de garantía mutua que ecisten en Andalucía, sin ir más lejos. Nada de esto se hizo.
     Cientos de miles de autónomos y pequeños empresarios vieron, de un día para otro, como las entidades bancarias les reducían hasta en un 95% las líneas de crédito que tenían abiertas (sin ningún tipo de penalización, por cierto) desestructurando por completo el modelo financiero de estas pequeñas empresas. Todos conocemos pequeños empresarios que antes de cerrar han preferido recurrir a hipotecar su vivienda particular para mantener a flote su negocio y los 4 ó 5 puestos de trabajo.
     De nuevo, la opción no es neutra. Abandonar a su suerte a las PYMES en medio de la tormenta financiera ha favorecido a los gigantes de cada sector, que pueden acudir a financiarse a nivel incluso internacional y que están devorando el mercado que hasta el presente ocupaban miles de PYMES. En poco tiempo, como ya preveía la doctrina marxista, los pequeños empresarios serán convertidos en asalariados dependientes.

3. La precarización laboral.
     Algunos pequeños empresarios, que han logrado ahorrarse 100 ó 200 Euros por trabajador y mes con las sucesivas contrarreformas laborales, han creido que tales políticas les beneficiaban, identificando que el PP o el PSOE, según el caso, legislaban a favor de las PYMES.
     Es un error.
     En la PYME, los costes salariales representan porcentualmente mucho menos que en la gran empresa. En primer lugar, porque el propio empresario es un trabajador más. Ya se asigne un salario o viva de los beneficios, el caso es que en una empresa familiar, de cada 4 ó 5 trabajadores, sólo 3 ó 4 tienen nómina que se pueda recortar gracias a la precarización del empleo.
     Por otra parte, en la PYME, por falta de economía de escala, los costes de gestión, transporte, insumos, energía, etc. representan porcentualmente mucho más que en la gran empresa.
     Al final, lo que tenemos es que en un mismo sector y para una misma actividad, la diferencia en costes salariales para una PYME y una gran empresa puede estar en que para la PYME éstos representan un 50% y para la gran empresa, un 60%, por ejemplo. Cuando reducimos, gracias a contrarreformas laborales en un 20% los costes salariales, nos encontramos que la PYME reduce en un 10% sus costes, mientras que la gran empresa los ha reducido en un 12% ¿Concĺusión? la PYME ha perdido competitividad.
     En el caso extremo del comercio que antes apuntába, imaginemos qué representa el abaratamiento de costes salariales para un colmado regentado por un matrimonio con una trabajadora (el Covirán de mi barrio, por ejemplo), frente al MERCADONA de la esquina. Si el ahorro es de 150€ por contrato, al repartirse éste, mi vecino sólo estará ahorrando en costes 50€ por trabajador (los dueños no tienen contrato) mientroas que el MERCADONA, efectivamente, estará reduciendo sus costes en 150€ por trabajador. Cuando este ahorro se traslade a los precios, mi vecino habrá perdido competitividad.

4. La política de infraestructuras y urbanismo.
     La proliferación de adosados, barrios dormitorio, autovías, grandes superficies comerciales, etc. que ha caracterizado el urbanismo de las dos últimas décadas en cualquier territorio gobernado por PP o PSOE, ha tenido como consecuencia el fomento del consumo de fin de semana en gran superficie comercial con uso del vehículo privado. Todavía en lugares como Granada se espera como agua de mayo la apertura del Centro Comercial Nevada, que destruye la Vega y que dicen "generará miles de empleos" cuando la realidad es que destruirá muchos más. Así lo denuncia Ecologistas en Acción, en un análisis que comparto al 100%.
     Por otra parte, la política de infraestructuras, tiende a la hipercomunicación de centros, y a la marginación de periferias. El AVE va a suponer el alejamiento de multitud de comarcas, por las que va a pasar de largo como un vector de desarrollo inaccesible, que succionará la riqueza de estas zonas para favorecer su acumulación en las capitales.
     El incremento de las comunicaciones, tanto físicas como virtuales, se realiza en un enfoque nada neutro de desregulación total, libre mercado y exaltación de la competencia. El resutado es, una vez más, que los pequeños se ven impotentes ante el avance imparable de los grandes capitales.
     Es el fenómeno de los "agujeros negros" de la globalización que predecían, hace casi dos décadas los críticos de este sistema que parece cunplir la maldición evangélica de que "al que tiene, se le dará, y al que no tiene, hasta lo poco que tiene le será quitado".

5. La proliferación de normas, regulaciones y barreras burocráticas.
     Es paradójico, pero mientras por un lado se desregula, por otro se asfixia a la pequeña empresa con cientos de normas absurdas, creadas desde un despacho pensando en grandes corporaciones con cientos de empleados y asesores, pero que se trasladan sin adaptación alguna a pequeños empresarios o autónomos que se encuentran que para poner un taller necesitan estudios de salud laboral, medio ambiente, arquitectos técnicos, accesibilidad, normativas europeas incomprensibles... al final, se están creando barreras a la actividad de la pequeña empresa.
     Para muestra: si un pequeño propietario o un Ayuntamiento decidiera aprovechar un pequeño salto de agua en una zona rural, instalando una pequeña central hidroeléctrica, tendría que seguir los siguientes pasos:
  1. Presentación de una instancia en el Organismo de cuenca solicitando la concesión.
  2. Anuncio de la solicitud en el Boletín Oficial de la provincia donde van a realizarse las obras.
  3. Presentación de la documentación requerida y proyectos en competencia.
  4. Examen por la Comisaría de Aguas de la documentación presentada.
  5. Informe de compatibilidad con los planes hidrológicos.
  6. Publicación del anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia.
  7. Remisión de expediente a la Comunidad Autónoma para que ésta emita informe en las materias de su competencia, y se solicitan otros informes preceptivos a otros organismos.
  8. Remisión por parte de los Ayuntamientos a la Comisaría de Aguas de las reclamaciones presentadas, que a su vez remite al Órgano de Industria las de su competencia.
  9. Se informa al peticionario de las reclamaciones para que pueda contestarlas ante el Órgano correspondiente.
  10. Confrontación del proyecto sobre el terreno por la Comisaría de Aguas con los afectados.
  11. Informe de la Comisaría de Aguas sobre el proyecto de aprovechamiento, proponiendo las modificaciones necesarias para la concesión.
  12. Informe del Órgano competente en materia de industria y energía.
  13. Audiencia de los reclamantes.
  14. Informe de la abogacía del Estado.
  15. Notificación al peticionario de las condiciones bajo las cuales puede otorgarse la concesión, si es procedente.
  16. Respuesta del interesado a las condiciones. 
  17. Publicación en el B.O.P de la concesión.
     ¿Alguien se imagina al Ayuntamiento de un pueblo de 2.000 habitantes o a una comunidad de regantes compitiendo en este terreno con IBERDROLA? Al final, como siempre, parece que todo esté diseñado para que el gran capital se haga con todo el mercado.

     No quiero alargar más el post. Pero me parece importante resaltar uno de los elementos claves de lo que tiene que ser la propuesta política de La Izquierda en el futuro inmediato: el apoyo a la pequeña y mediana empresa y al trabajador autónomo como verdaderos aliados de clase frente al capitalismo rampante.

     Agradecería opiniones y, sobre todo, aspectos que no haya incluido en este análisis.

16 de diciembre de 2011

Los minijobs y el fin de la esclavitud.

La versión romántica de la Guerra de Secesión norteamericana, nos presenta a unos idealistas, encabezados por Lincoln, que en nombre de los derechos humanos emprenden una cruzada para liberar a los esclavos negros del Sur, y llevarlos a vivir al paraiso igualitario de la democracia burguesa de libre mercado.

Cuesta trabajo encontrarlos, pero existen análisis materialistas serios y rigurosos, que demuestran que dicha "cruzada" no tuvo lugar hasta que las oleadas de inmigrantes europeos, desesperados, bajaron de tal forma el coste de la mano de obra en los Estados Unidos, que el salario que un industrial del norte debía pagar, era menor que el coste de amortización, alimentación, vestido, protección y alojamiento de un esclavo.

Desde un punto de vista marxista, de forma coyuntural los salarios en Estados Unidos habían llegado a un grado tal de deterioro, que se habían situado por debajo del coste de reproducción de la fuerza de trabajo.

Sencillamente, aportaba más beneficio contratar por pocos centavos a un centenar de irlandeses, rusos y polacos muertos de hambre, que mantener y vigilar a un centenar de esclavos. Es verdad que con esos salarios la mano de obra vivía en unas condiciones deplorables, se deterioraba y perdía rápido su productividad, pero... ¡Llegaban más desde los barcos todos los días! ¡Y gratis! Era una maravilla, el sueño del capitalista. Así se pudo abrir paso sin oposición la idea de la liberación de los esclavos.

Desde un punto de vista marxista, diríamos que las condiciones materiales determinaron la ideología, como es natural.


Ahora llegan los minijobs. Hay 5 millones de parados en España, deseando trabajar en cualesquiera condiciones y por lo que sea. ¿400 €? Pues sean 400 €. Es verdad que con eso no se paga vivienda, vestido, alimentación, seguridad social y desempleo. Es verdad que no puedes plantearte poenrte malo, y de tener hijos ni hablemos, pero... mejor 400 € que nada. Y lo dice así, con esas mismas palabras la misma patronal que lo propone.

Los minijobs, suponen, de nuevo, pagar salarios por debajo del coste de reproducción de la fuerza de trabajo... es un ciclo destructuvo, en el que las personas son tratadas como mano de obra prescindible, cuya vida es despreciable, pues pueden ser sustituidos con facilidad por uno de los 5 millones del "ejército de reserva" del paro.

Los minijobs son el equivalente del S XXI de aquellas condiciones tan deplorables del XIX que permitieron abolir la esclavitud porque había la posibilidad de implantar unas relaciones laborales aún más lucrativas que las de los esclavos. Ahora lo que se va a abolir no es la esclavitud, sino el estado del bienestar en su conjunto. En su lugar tendremos la selva del libremercado, donde un hombre o una mujer valen menos que los medios que necesita para vivir.


Y luego se escandaliza la derecha porque Cayo Lara haya pronosticado un invierno "caliente" en defensa de los trabajadores y los derechos sociales. ¿Qué esperaban? ¿Qué esperamos? Vienen meses donde las asambleas, las convocatorias y la organización social va a ser clave si no queremos acabar sometidos a unas condiciones de explotación inimaginables.

3 de diciembre de 2011

Lo que debe hacer IU en Andalucía.

¿Qué vais a hacer en Andalucía? ¿Vais a hacer como en Extremadura? ¿Vais a poner al PSOE o el PP? Todavía no se han convocado las elecciones y ya nos duelen los oídos de escuchar estas preguntas una y otra vez. Es normal. La gente sabe que PP y PSOE están muy igualados en Andalucía y que el resultado de las elecciones, en última instancia, va a depender, en lo cuantitativo, del respaldo que obtengan PP, PSOE e IU. Pero también, en lo cualitativo, de cómo IU administre su fuerza.

La Izquierda no debe tener miedo al compromiso político. Tampoco puede, a diferencia de Rajoy, meterse en la cama y dejar que sus medios afines le hagan la campaña a base de consignas vacías y mensajes populistas. Desde La Izquierda, debemos decir, con claridad, qué posición vamos a mantener al día siguiente de las elecciones autonómicas andaluzas. La honestidad y la claridad de nuestra alternativa.

IU coincide, en lo ideológico, con cerca de un 30% de la población andaluza (otro día dedicaré el blog a este tema). Si esa coincidencia no se traduce en identificación, y esta a su vez en voto, es a causa de la falta de confianza. IU necesita, sobre todo, ser una fuerza confianble. Pedimos la confianza de los andaluces y andaluzas, y para conseguirla, es fundamental que podamos mirarles a la cara, y decir con claridad lo mismo antes de las elecciones, durante las elecciones y después de las elecciones.

Desde mi punto de vista, debemos aprovechar los próximos meses para hacer llegar un mensaje claro: IU quiere iniciar una nueva etapa política en Andalucía. Una etapa en la que el gobierno andaluz sea en impulsor del cambio de modelo productivo en Andalucía, para sacar a 2 millones de andaluces del paro, la pobreza y la exclusión.

Por eso, IU sólo dará su respaldo a un candidato a la Presidencia de la Junta de Andacía, que se comprometa a trabajar por una serie de objetivos políticos mínimos, imprescindibles, que bien podrían ser los siguientes:
  1. Desarrollo de una Banca pública andaluza, basada en las cajas, controlada democráticamente y con clara vocación de priorizar el tejido productivo andaluz de base social (empresas de economía social, empresa pública, cooperativas, etc.), así como los sectores estratégicos andaluces: agricultura, innovación en materia de salud, energías renovables, turismo, etc.
  2. Parque de vivienda pública en alquiler. Constituido a partir del stock que actualmente intoxica buena parte de los balances bancarios. Adquirido a precio de producción y amortizable a medio plazo, para las cuentas de la comunidad, con la obtención de la renta de alquiler a precio tasado.
  3. Soberanía energética de Andalucía, mediante la creación de una Empresa pública de Energías Renovables, que tenga prioridad absoluta en la obtención de licencias de explotación de los recursos eólico, fotovoltaico, geotérmico y termosolar en el suelo andaluz.
  4. Reforma Fiscal Ecológica (Ley andaluza de fiscalidad ecológica) orientada a penalizar los usos insolidarios del medio en materia de agua, energía, vertidos, suelo y otros recursos. El objetivo: obtener los recursos para financiar una política expansiva en materia de regeneración y mejora ambiental y energías renovables.
  5. Plan Director de Equipamientos Sociales de Andalucía, acompañado del necesario compromiso presupuestario. Para evitar que la atención a la dependencia, de ser el derecho del S XXI, pase a convertirse en el negocio privado del S XXI, que es de lo que va camino en la actualidad, debido a la dejación de funciones de la administración.
  6. Renta Básica. En la línea de la actualmente implantada en Asturias, acompañada de medidas de inserción laboral o, en su caso, sociolaboral.
  7. Plan de persecución del fraude y la economía sumergida. Multiplicación de los recursos materiales y humanos en materia de inspección laboral y fiscal. Acuerdo de colaboración con el Ministerio de Hacienda, con el objetivo de erradicar un 10% acumulativo de fraude fiscal anual.
  8. Reforma agraria integral. Redistribución de tierras improductivas e impulso a un cambio en la política agraria comunitaria que dé prioridad a los pequeños y medianos productores. Pero también creación de una Empresa pública de intermediación agropecuaria, que intervenga en el sistema de formación de precios, para garantizar unos mínimos que respondan a la dignificación del empleo agrícola. Asimismo, desarrollo de una Ley Andaluza del Comercio de proximidad.
  9. Plan de choque contra el paro. Inversión subvencionada en rehabilitación energética de viviendas (autofinanciable); Plan de recuperación de edificios en núcleos urbanos deteriorados (autofinanciable por expropiación y posterior puesta en valor); Inversión en rehabilitación de la infraestructura agrícola (regadíos, caminos rurales, almacenaje y logística), reforestación, etc. Todo ello en el marco de un programa de Formación y empleo a nivel local que permita mejorar la capacitación de nuestra masa laboral.
  10. Reforma del Plan de Infraestructuras Sostenibles del Transporte en Andalucía (PISTA), dando prioridad al ferrocarril altas prestaciones (mercancías y pasajeros con velocidad alta y capaz de atender todo el territorio y no sólo los grandes núcleos), así como a la red de cercanías.
  11. Gestión pública del Agua de Andalucía. Plan de inversiones para el cumplimiento con los compromisos del ciclo integral del agua (autofinanciable con canon de inversiones). Auditoría del actual marco de explotación privatizada de concesiones públicas.
  12. Estatuto Básico del Empleado Público Andaluz, en diálogo con los trabajadores. Establecer un sistema de administración pública en Andalucía presidido por la máxima transparencia, pero dotado de la necesaria eficiencia.
  13. Compromiso a corto y largo plazo con la Reforma Electoral en el conjunto del Estado.

En esto debe consistir la campaña electoral de IU en Andalucía. En anunciar que éste es nuestro programa de mínimos. Que para esto pedimos el apoyo de la ciudadanía, y que, en la medida en que los diferentes candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía se comprometan con este programa, en esa medida obtendrán en apoyo de IU.

Ya hay un candidato comprometido con este programa. Vinculado a él en un cien por cien. Se llama Diego Valderas. Pero los sondeos indican que en estos momentos se encuentra lejos de alcanzar la mayoría absluta en el Parlamento Andaluz. Por lo tanto, tocará defender este programa al día siguiente de las elecciones, con la fuerza que nos den los andaluces. Con esa fuerza, ni más ni menos.

La pregunta no es si IU va a dar su apoyo al PP o al PSOE. La pregunta es si los candidatos del PP o del PSOE se comprometen con este programa de La Izquierda, y en qué medida lo hacen. En esa medida podrán obtener nuestro apoyo. Ni más, ni menos. Decirlo con claridad a los electores, para poder decir lo mismo antes, durante y después de las elecciones y poder en todo momento mirar a la cara a los andaluces que confien en nosotros.

28 de noviembre de 2011

La ONU dice NO a los recortes por la crisis de deuda.

"El ejercicio de los derechos fundamentales de la población de los países deudores a la alimentación, a la vivienda, a la vestimenta, al empleo, a la educación, a los servicios sanitarios y a un ambiente sano, no puede estar subordinado a la aplicación de políticas de ajuste estructural y de reformas económicas debidas a la deuda"
Resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU
23 de abril de 1999.

En los próximos meses el nuevo Presidente del Gobierno de España comenzará a aplicar un plan de "austeridad" implacable, argumentando la grave situación de la crisis de la deuda de España y Europa. No es verdad. Tal actuación es contraria a la doctrina de las Naciones Unidas y, además, existen alternativas.

La Deuda o La Vida. Con ése título, y la radicalidad que merece, trata el asunto de la trampa de la deuda el libro de Damien Millet y Eric Toussaint, recién editado por ICARIA y cuya lectura recomiendo vivamente a toda aquella persona que quiera comprender el inmenso entramado que acecha tras las noticias sobre "primas de riesgo", "refinanciación bancaria", "planes de ajuste" o "bonos alemanes".

¿Se puede esgrimir el endeudamiento público como un argumento "neutro" para justificar recortes, contrarreformas laborales o privatizaciones? ¿Se pueden exigir responsabilidades a quienes prestaron de forma irresponsable? ¿Es siempre legítima la deuda que figura en los libros de contabilidad de la gran banca? ¿Puede un pueblo, de forma unilateral, repudiar la deuda y negarse a satisfacerla? ¿Cuándo? ¿Cómo?

El subtítulo del libro no puede ser tampoco más expresivo: "Europa en el ojo del huracán", y es que, los autores defienden la tesis de que Europa es el objetivo de los especuladores globales, en buena medida también europeos, con la finalidad de enriquecerse durante décadas con el endeudamiento de los estados, la nacionalización de riesgos y pérdidas del sector bancario y el retorno de la obtención de altas tasas de ganancia en el sector productivo gracias a un programa de planes de ajuste similar al que hace un par de décadas aplicaron el FMI y el Banco Mundial en Latinoamérica.

La lectura de los sucesivos capítulos nos permite comprender que los llamados rescates de las economías griega, islandesa o portuguesa no son sino planes de condena de cada uno de sus pueblos, para rescatar las finanzas privadas de los bancos alemanes, franceses o españoles titulares de las respectivas deudas; que hay condiciones para un crack financiero aún más grave que el pasado; cómo se están enriqueciendo con la crisis de forma desmesurada los mismos que la han provocado y la profunda complicidad de los gobiernos europeos con todo el entramado.

Con rigor implacable, los diversos autores analizan, estado a estado de la Unión Europea, la estafa de la conversión de la deuda privada en deuda pública, el circulo vicioso del endeudamiento estatal para beneficio de los bancos privados prestatarios, el papel cómplice del BCE, los efectos de los planes de ajuste sobre las poblaciones. Y lo más importante de todo, cómo, en la mayoría de los casos, los pueblos de Europa ya hemos pagado de sobra todo lo que "legalmente" debíamos a los bancos, lo que no evita que la deuda siga creciendo año a año. Especial mención merece el apartado dedicado a analizar los conflictos de intereses de las agencias de calificación.

No es un libro académico. Es una invitación a la acción y a la movilización. Es un libro político, que termina mostrando las experiencias de Argentina, Ecuador o Rusia, que desafiaron a las instituciones internacionales, se negaron a pagar la deuda, renegociaron su situación y salieron victoriosos. De hecho, quizá el aspecto más impactante del libro son los capítulos finales que exponen con profundidad los argumentos jurídicos internacionales que pueden permitir el repudio de la deuda, en función de la casuística tanto del origen de dicha deuda como de las circunstancias por las que atraviesa el estado deudor o la gestión histórica realizada de los préstamos.

Los autores nos invitan a la rebeldía, a poner en marcha un programa que pasa por:
1. Una auditoría rigursa, con protagonismo social de la Deuda Pública.
2. Un registro de "tenedores de deuda".
3. La negativa a pagar las deudas consideradas ilegítimas.
4. Una moratoria en el pago y la renegociación de los préstamos.
5. La creación de mecanismos de control financiero.
6. La negativa a aplicar cualquier plan de ajuste o recorte en los servicios públicos.
7. El procesamiento de los culpables de endeudamiento ilegítimo.

Accedí a este libro, presentado en una conferencia por el propio Toussaint, en el marco de las jornadas "Viviendo en deudocracia" de la plataforma ¿Quién debe a quién? y de la Red Para la Abolición de la Deuda Externa. Una extensa red de movimientos sociales reclama la aplicación de un programa político de repudio de la deuda, pero ese programa pasa, como punto de partida por una ámplia movilización social. La Izquierda parlamentaria tiene que formar parte de esa movilización, de esa lucha. Por eso me alegra que el compañero Alberto Garzón, en su declaración "Lo que necesita Europa. Demandas clave de la izquierda" incluya la auditoría y reestructuración de las deudas públicas. Espero con interés el momento en el que IU lleve al congreso el debate sobre el repudio de la deuda, y espero que seamos capaces de acompañar ese debate con la necesaria movilización en la calle como para que no pase desapercibido.

Es la deuda o la vida, y en defensa propia tendremos que actuar.

25 de noviembre de 2011

Los sindicatos: objetivo prioritario del PP

El PP quiere neutralizar a las organizaciones sindicales para tener manos libres durante los próximos años. El plan de Rajoy es mejorar la competitividad de España por la vía de reducir salarios, hacer más precario el empleo y eliminar derechos laborales. Para ello, la derecha necesita desmontar los sindicatos, empleando varias herramientas:

En primer lugar, reformarán el marco jurídico, para vaciar de poder efectivo a las organizaciones sindicales. Es un camino que ya empezó el PSOE, con una reforma laboral que cuestionaba la negociación colectiva, pero sin duda el PP va a reducir la negiciación de las relaciones laborales al ámbito "íntimo" de las relaciones patrono-trabajador, empresa a empresa, con lo que la aceptación de cualesquiera condiciones de explotación a cambio del mantenimiento del empleo están aseguradas. El efecto, a medio plazo, es la pérdida de afiliación a los sindicatos, al percibir los trabajadores que, a la hora de la verdad, están solos ante su empleador.

En segundo lugar, la derecha ha comenzado ya a asfixiar a las organizaciones sindicales, recortando, allá donde puede sus medios humanos y económicos. El rumbo lo marcó Esperanza Aguirre, anunciando la eliminación de 2.000 liberados sindicales en la comunidad de Madrid. A continuación, vino Baleares, también gobernada por el PP, con la reducción de otros 89 delegados sindicales en el Govern. El objetivo es recortar capacidad de actuación a las organizaciones que encabezan las luchas contra los recortes sociales y en defensa de los servicios públicos. Pero también en buena medida, la única estructura con que cuentan los trabajadores para la organización de elecciones sindicales o la defensa de las condiciones de trabajo en el sector privado.

En tercer lugar, y quizá lo más grave, una parte esencial del ataque de la derecha a las organizaciones de clase, lo constituye una campaña de desprestigio a través de los aparatos de propaganda de la patronal, también denominados "medios de comunicación". La portada de hoy de "La Razón" es toda una declaración de guerra a la clase trabajadora. De lo que se trata, es de crear en los propios trabajadores la conciencia de que son robados por los sindicatos, de manera que los asalariados se revuelvan contra quienes tienen la misión de defenderlos.

Se trata, como podrá imaginarse, de una manipulación apoyada sobre un dato cierto, presentado torticeramente. Es verdad que este gobierno ha transferido una media de 250 millones al año a las centrales sindicales (una media de 100 Euros por afiliado y año) El objetivo del 80% de esa cantidad es la realización de cursos de formación laboral, un derecho reconocido por la propia constitución española, y del que se benefician tanto trabajadores en activo como parados en formación y en búsqueda de empleo. Cuando el escaso nivel formativo de los trabajadores es una de las principales carencias de nuestro sistema productivo, a la par que causa de nuestra alta tasa de siniestralidad laboral, criminalizar a los sindicatos por percibir subvenciones para dar formación a los trabajadores no deja de ser, como poco, paradógico.

Las subvenciones que perciben los sindicatos son una broma comparadas con las que reciben los aparatos ideológicos de la derecha. A lo largo de la pasada legislatura, la Iglesia Católica percibió 24.000 Millones de Euros (24 veces más que las centrales sindicales), mientras que la organización de la patronal, la CEOE, recibió 1.600 millones de Euros, a un ritmo de 400 millones de euros anuales.

Evidentemente, que nadie espere un titular de "La Razón" diciendo "La Iglesia recibió 24 veces más que los sindicatos con un gobierno socialista".

Posiblemente, gran parte de lo que reciben tanto la Iglesia como la CEOE, sean fondos dedicados a obra social y a formación respectivamente. Justificables y de interés público. Pero de lo que se trata, es de señalar la agresiva campaña en la que se halla embarcada la derecha para desprestigiar a la más importante herramienta de defensa de nuestros derechos con la que contamos ese 99% de la población que dependemos de un salario o una pensión para llegar, lo más dignamente posible, a fin de mes.

Todo esto no contradice en absoluto la necesidad imperiosa de revisar el papel y los métodos de los sindicatos. Como poco, desde la izquierda, debemos aspirar a que las centrales sindicales mejoren en:
1. Mayor cercanía a los centros de trabajo y seriedad en la dedicación de las horas sindicales.
2. Un trabajo arraigado en los territorios, recuperando el sindicalismo comarcal, local, de barrio.
3. La puesta en marcha de campañas de concienciación de los trabajadores.
4. Mayor preocupación por precarios, parados y temporales, aunque sean menos "rentables" en las elecciones sindicales.
5. Una posición más beligerante y menos dada al entendimiento con las patronales.
6. La erradicación de prácticas de connivencia entre patrones y delegados, tan habitual en muchos pequeños cenrtos de trabajo.
7. Erradicación de prácticas de enchufismo consentido en las administraciones, y claro compromiso en defensa de lo público y no de las mejoras cortoplacistas de los funcionarios.

Los sindicatos distan mucho de ser perfectos, pero que nadie crea que la derecha los critica para mejorarlos... lo que hace es atacarlos para destruirlos. La misión de los militantes de La Izquierda, y de cualquier trabajador con un nmínimo de conciencia, debe ser defender a las organizaciones sindicales por principio, sin dejar por ello de señalar internamente todo aquello en lo que deban mejorar, las contradicciones en las que incurran y las prácticas inaceptables.

Mejorar el sindicato es tarea de todos. Defenderlo también debe serlo. Máxime en el periodo que viene de fuerte confrontación ante los recortes, contrarreformas, privatizaciones y desregulación. La unidad entre organizaciones sindicales (UGT, CCOO, CGT, USTEA), políticas (Izquierda Unida) y sociales (15M, DRY, Mesas de convergencia, etc.) va a ser más necesaria que nunca. Debemos estar alerta ante los intentos de la derecha por sembrar la disensión entre el bando de quienes vamos perdiendo la batalla de los derechos sociales y laborales con la excusa de la crisis que ellos (los dueños de La Razón, entre otros) nos han organizado.

24 de noviembre de 2011

Crisis ecónómica y repercusiones sobre la salud

Recortar mata. No estaría mal que, al igual que los avisos en las cajetillas de tabaco, se incluyera esta advertencia en las portadas de todos los periódicos, para recordarnos todas las mañanas lo que nos ha estado haciendo el gobierno del PSOE y lo que nos piensa hacer el del PP.

Alguno me acusará de sensacionalista por expresarlo así. Pero esa es la verdad: recortar mata, cada vez más. Lo han denunciado, con otras palabras, los profesionales de la sanidad pública a través del manifiesto "Crisis económica y repercusiones sobre la salud", de la asociación española de neuropsiquiatría y de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

En un breve informe de 4 páginas exponen el deterioro creciente de los sistemas sanitarios y socio sanitarios, las graves consecuencias de la implantación de barreras económicas para el acceso a los sistemas de salud (copago, ticket o como se denominen), el incremento de los suicidios, el previsible incremento de enfermedades infecciosas, la pérdida de calidad de vida de los enfermos mentales y, en definitiva, el empeoramiento de todos los índices de salud pública.

Lo más inquietante de todo, es el modo en que los gobiernos del PP, cada vez ponen más dinero público en manos de los propietarios de centros médicos privados "concertados", recortándolo del sistema público. Es lo que piensan los capitalistas "Mantener un Estado en el que la sanidad sea gratuita es un freno para el desarrollo de la libre empresa y el incremento del producto interior bruto, teniendo en cuenta que hay millones dispuestos a pagar, y muy bien, por recibir un buen tratamiento médico"


Las conclusiones del breve informe de los compañeros y compañeras del sector sanitario son claras: Ni un recote más y ni una sola medida dirigida a disuadir a la ciudadanía del uso del sistema de salud pública.

Por desgracia, el gobierno catalán ya ha conmenzado a recortar en sanidad, y ya ha planteado fórmulas de copago. Mucho me temo que detrás vendrá el gobierno de Mariano Rajoy, aplicando políticas parecidas.

Pero no son sólo los recortes en sanidad los que matan. Los recortes en el sistema educativo presionan a la baja sobre el nivel cultural y educativo de nuestros jóvenes. Criaremos más adultos inempleables, abocados al paro. Más centros educativos incapaces de afrontar la conflictividad escolar. Estaremos, en definitiva, fomentando la exclusión y la marginalidad, con todo lo que ello conlleva.

Los recortes en atención a la dependencia volverán a encerrar a miles de mujeres en sus higares, dedicadas a la atención a mayores y enfermos. Reducirán las posibilidades laborales de miles de familias, o abandonárán al deterioro y a la soledad a miles de ancianos.

Cada vez somos más los que pensamos que por malas que fueran las consecuencias de haber dejado hundirse a los grandes bancos, sin duda no podrían ser peores que el presente que vivimos y el futuro que nos han diseñado.

19 de noviembre de 2011

IU quitaría al PP un diputado en Granada

Hablemos de voto útil. En Granada, el 20N, tanto PP como PSOE tendrán 3 diputados cada una... lo único que queda por decidir es si además vamos a permitir que el PP se haga con un cuarto diputado o si vamos a concentrar el voto en IU para, inteligentemente, meter un representante de La Izquierda en el Congreso.

En muchas provincias de España, un ligero incremento de IU permitiría la entrada de un representante de La Izquierda en el congreso, quitándole un diputado al Partido Popular. Una de esas provincias es Granada. Sin embargo, en estas provincias, los números muestran que para el PSOE es imposible arrebatarle ese último diputado a Rajoy. El diputado del que puede depender que la derecha se alce o no con la mayoría absoluta el próximo 20N.

Por eso, en Granada, al igual que en Sevilla, Málaga, Córdoba o tantos otros sitios, estamos defendiendo que "un voto a IU vale por dos", porque no sólo estaremos llevando al congreso a un representanto de La Izquierda consecuente que representa IU. Además, estaremos sacando del emiciclo un Diputado del PP.

Es el resultado de la aplicación de la Ley D´hont, que básicamente consiste en dividir el número de votos conseguidos por cada candidatura por 1,2,3,4, etc. Se obtienen así una serie de cocientes, y se procede a asignar uno a uno los representantes a cada una de las candidaturas según el cociente más alto que quede por lograr asignación.

En Granada se eligen 7 diputados. Como PSOE y PP se encuentran muy igualados, con una ligera ventaja del PP, eto significa que, al efecftuar las divisiones, cada uno de los dos partidos mayoritarios obtiene 3 diputados, quedando el último pendiente de asignar... que será para el PP, frente al PSOE, simplemente porque tiene más votos. ahí es donde entra IU. Si IU consigue suficientes votos, puede arrebatar ese último diputado a la derecha, algo que para el PSOE es matemáticamente imposible.

Podemos verlo a través del ejemplo de las últimas elecciones municipales, tal y como votaron los granadinos hace 5 meses:

En mayo, el PP consiguió 194.000 votos, el PSOE 169.000 e IU 49.000... Con esos votos, al hacer las divisiones, PSOE y PP habrían logrado 3 diputados cada uno, pero en la división por 4, IU adelanta al PP, mientras que el PSOE, al tener menos votos, jamás podrá quitar ese último diputado a la derecha.

En Granada, el 20N, tanto PP como PSOE tendrán 3 diputados cada una... lo único que queda por decidir es si además vamos a permitir que el PP se haga con un cuarto diputado o si vamos a concentrar el voto en IU para, inteligentemente, meter un representante de La Izquierda en el Congreso.

4 de noviembre de 2011

La temporalidad se duplicó en España en los últimos 5 años.

En 2007, por cada contrato indefinido, se firmaban en España, cinco contratos temporales. En 2011, se firman más de 11 contratos temporales por cada contrato por tiempo indefinido.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, no sólo aumenta el paro en España. No sólo se crea poco empleo. Es que, además, el poco que se crea es de pésima calidad.
La temporalidad en el empleo es muestra de fracaso en la política laboral y en el modelo productivo en su conjunto. La temporalidad es un factor clave de falta de competitividad y productividad en las empresas. Especialmente en sectores clave relacionados con las nuevas tecnologías. como demostró en sus conclusiones un estudio de la Universidad de Málaga. que concluía que "uno de los principales factores que condicionan el avance de la productividad española es la elevada tasa de temporalidad que existe entre los trabajadores de industrias con alta intensidad tecnológica. Estos sectores son, además, los que aportan el mayor crecimiento de productividad agregada (del total de los sectores) a nuestra economía".

Pero por encima de todo esto, el empleo temporal es fuente de inestabilidad en las condiciones de vida personales de quienes lo ejercen.  Impide la realización de planes personales a medio o largo plazo, la consolidación de una carrera profesional y el acceso a esas cosas que dan, en el fondo, el sentido a una vida: independizarse, iniciar un proyecto de pareja, tener hijos o poder poner en marcha proyectos personales de otro tipo.

Duplicar la tasa de temporalidad es duplicar la tasa de precariedad. Por eso, denunciamos el fracaso sin paliativos de la política que ha seguido hasta el momento el PSOE, con una reforma laboral, en mayo de 2010 que deterioraba las relaciones laborales con la coartada de "reducir la precariedad laboral". Los datos demuestran que la temporalidad no ha parado de crecer tras la entrada en vigor de dicha reforma.

El PP, por su parte, siguiendo las consignas de la patronal y del FMI, amenaza con otra nueva reforma tan pronto llegue al poder.

El horizonte que PP y PSOE diseñan, tras seguir el camino que han trazado para salir de la crisis, es de un país precario en su totalidad, con una mano de obra sin derechos, insegura, desprotegida y barata, muy poco productiva, pero competitiva en sectores de poco valor añadido por su bajo coste laboral.

PP y PSOE no pretenden ponernos a la altura de Alemania o Suecia, sino bajarnos hasta el nivel de Rumanía o Marruecos, para competir con ellos en los escalones más bajos del mercado globalizado.

Sólo la combinación que propone IU plantea una salida de la crisis interesante para las clases trabajadoras: DERECHOS LABORALES + INVERSIÓN PÚBLICA + REFORMA FISCAL.

2 de noviembre de 2011

Griñán, el de las tijeras mágicas

Los granadinos no sabemos a qué atenernos con respecto al año 2012. Proyectos cruciales para el futuro de la provincia en general, y de algunas de sus comarcas en particular, permanecen en las brumas de la indefinición del gobierno andaluz, que ya tiene claro que va a aplicar un recorte del 25% en la inversión pública, pero que no quiere decirnos en qué sí va a recortar y en qué no.

Son las tijeras mágicas: flexibles e invisibles de Griñán, que cortar cortan, pero nadie sabe donde ni cuando, salvo quién las maneja.

Es un retroceso democrático terrible. ¿democracia participativa? El PSOE de Andalucía no sólo va a gobernar sin  escuchar las prioridades de la ciudadanía (como ha sido su costumbre durante 35 años),  sino que, además, ha decidido hacerlo a nuestras espaldas, escondiéndole al pueblo soberano lo que piensa hacer con nuestro dinero.

En Granada, preocupa el futuro de proyectos de cuya ejecución depende la creación de  miles de puestos de trabajo, la supervivencia de pequeñas empresas y la calidad de vida de la población. Sin embargo, por muchas vueltas que le demos a los presupuestos, es imposible saber si el gobierno se compromete o no con ellos:
  1. La conexión ferroviaria Granada-Motril, de la que depende la competitividad comercial y productiva de media provincia.
  2. El futuro del centro de los primeros pobladores de Europa, en Orce. Un recurso para el turismo de interior en el Altiplano, que necesita 200,000 € de la Junta para poder edificarse, y evitar que se pierdan 1.300.000 € de fondos europeos.
  3. El transporte público en plataforma reservada para el Área Metropolitana, para acabar con el caos circulatorio en La Zubia, Huetor Vega, Cajar, Ogíjares, Cullar Vega, etc.
  4. La ampliación y mejora de la red de centros de salud: Ogíjares, Casería de Montijo, etc.
  5. Las canalizaciones de regadío de la presa de Rules. La puesta en regadío de 2.000 Hectáreas crearía unos 1.200 puestos de trabajo, respetando las zonas de interés ecológico.
  6. El Plan integral de la Zona Norte, para permitir salir de la exclusión a miles de granadinos y resolver la principal bolsa de marginación de la provincia.
  7. Los parques agrícolas de las Vegas de Granada, Loja, Guadix, Baza y Motril, que deben ser convertidos en áreas agrícolas de vanguardia, y no en solares con expectativa de urbanización.
  8. El desarrollo de áreas logísticas de distribución de mercancías. (por cierto, la memoria si detalla las obras en Jaén, Cádiz, Sevilla, Málaga, Almería y Huelva, pero para Granada mencionan que “se irán adquiriendo los terrenos” Tranquilos, no hay prisa. Sólo tenemos 130.000 parados)

De todo esto, ni una palabra dicen los presupuestos, de los que, por cierto, Pedro Vaquero presenta un agudo análisis general en su blog Tampoco dicen nada de recuperar la red de bibliotecas que la derecha está desmantelando por toda Andalucía, como padece el granadino barrio del Zaidín, ni de devolver su río a los vecinos de Cortes y Castril.

Todos estos puntos (y muchos más que podríamos poner, pero para qué), no son brindis al sol de IU. Es verdad que los hemos defendido durante años, con tesón. Pero es verdad también que, en algún momento (normalmente antes de elecciones) el PSOE los ha tomado como propios, y ha declarado estar dispuesto a impulsarlos. Es el caso del ferrocarril a Motril, incluido en el PISTA (Plan de Infraestructuras Sostenibles del Transporte en Andalucía); del centro de los primeros pobladores de Europa en Orce, apoyado solemnemente por el propio Griñán en electoral visita al municipio hace unos meses; del transporte público en el área metropolitana, incluido en el POTAUG hace ya una década; de los centros de salud o de las canalizaciones de Rules, etc., etc.

Pero ahora el gobierno andaluz sabe que no va a poder cumplir. Durante años se han negado a conseguir más ingresos para el estado (subiendo impuestos a las rentas altas, subiendo el impuesto de sociedades o persiguiendo el fraude) Ahora es tarde, y las administraciones están sin un duro.

La disminución en inversión pública va a ser tremenda. Al menos uno de cada cuatro euros (que luego será más), y no está la cosa como para retratarse mucho en plena campaña de las elecciones generales. Por eso, han decidido este método oscurantista de sacar grandes partidas sin decir donde se gastan. Para no tener que decir a nadie que no.

Por ejemplo: para construir institutos, la Junta contará como máximo para el 2012 con 49 Millones de Euros. Es decir, para hacer unos 8 o 9 IES. Esto significa que habrá al menos  40 alcaldes que no verán inciarse las obras del instituto en su pueblo, pero ¿Para qué darles el disgusto ahora? Se les dice que el dinero está ahí, que no pierdan la esperanza, que colaboren en la campaña... y de aquí a un año ya veremos. Y así con todo.

Hoy, en un debate con un inefable diputado del PSOE en la radio, este juraba y perjuraba que todo lo que Granada necesita está en los presupuestos, e iba desgranando obra por obra carreteras, trenes, metros, hospitales y escuelas ¿Cómo discutirselo? El presupuesto no dice nada. Ahí podría estar todo eso, nada o todo lo contrario.

En definitiva, el PSOE quiere que los andaluces recuperemos las tradiciones de nuestra tierra. Visto así, el presupuesto de la Junta se lee rápido: “El señorito hará en el cortijo las obras que quiera, que para eso los dineros son suyos”.

28 de octubre de 2011

¿Se atreven PP y PSOE a discutir sus planes de empleo con IU y los parados?

130.000 granadinos claman, desde el paro, por políticas de inversión pública como las que propone Izquierda Unida.

Las cifras de la encuenta de población activa son sólo la confirmación estadística del crecimiento de la desigualdad y la pobreza de un modelo económico fracasado. Este gobierno ha sido sordo al sufrimiento del más de un millón de andaluces sin empleo. Y más de los mismo, que es lo que proponen PP y PSOE, no va a devolverle el futuro a las víctimas de la crisis.

Granada vuelve a situarse por encima del 30% de paro. Una cifra más propia de un pueblo del tercer mundo que de un territorio de la Unión Europea. Los recortes sociales, la reforma laboral, la desregulación bancaria y el abandono de los autónomos, que han sido las señas de identidad de este gobierno, y que presiden los programas electorales de Rubalcaba y Rajoy, no sólo no han servido para resolver la crisis, sino que han hundido en el paro a casi 5 millones de españoles, 1,2 millones de andaluces y casi 130.000 granadinos y granadinas. Con un incremento, sólo en el último trimestre de 5.200 parados más en nuestra provincia.

La próxima legislatura puede ser la de la recuperación de la esperanza para los parados granadinos o la de la frustración de quienes esperan de sus gobernantes que tomen las decisiones apropiadas para crear empleo. Nuestra provincia lleva ya demasiado tiempo asistiendo impotente a la destrucción de tejido productivo y a la pérdida de oportunidades.

Izquierda Unida reclama un debate público sobre creación de empleo con PP, PSOE y las plataformas de parados de la provincia, para que la ciudadanía sepa a qué atenerse con respecto al futuro en el que, en estos momentos, es el principal problema de los granadinos. Salvo IU, nadie pone sobre la mesa un plan claro de inversión para revitalizar la econcomía granadina. Nosotros proponemos, junto a un plan de choque, un programa de inversiones públicas, así como una reforma fiscal progrsista para financiarlo. ¿Qué proponen en concreto el PSOE y el PP?
 
El plan de choque contra el desempleo contempla tres sectores fundamentales:
 
El primero la rehabilitación de viviendas, con espeical atención a los núcleos históricos de las ciudades y pueblos medianos, en muchos casos abandonados a la especulación y en franco deterioro. Pero también a la rehabilitación energética de unas construcciones, las que se han levantado en España durante décadas, baratas e ineficientes, masl aisladas y poco confortables, fuente de derroche energético y cuya rehabilitación puede, en buena medida autofinanciarse a medio plazo. En los casos en que sea posible, esta rehabilitación debería cofinanaciarse con los propietarios de la vivienda. Se pueden crear 300.000 empleos, rescatando, con caracter de urgencia a una importante masa de parados de la construcción.
 
El segundo, un plan de empleos verdes, centrado, fundamentalmente, en la reforestación, limpieza, mantenimiento y explotación de las ámplias masas forestales de nuestro país, con un doble objetivo: ofrecer puestos de trabajo de inserción o reciclaje a parados sin formación o en itinerario de inserción sociolaboral. Pero también crear las condiciones para la creación de riqueza a partir de los bosques, a la vez que se favorece la regeneración de la masa forestal, con el consiguiente beneficio ambiental y de lucha contra el cambio climático y la desertización.
 
En tercer lugar, un plan de formación-empleo. Orientado fundamentalmente a parados con baja cualificación, provenientes en su mayor parte del sector de la construcción, que trabajarían 22 horas semanales en sus Ayuntamientos, en servicios necesarios para el municipio, y complementen ese trabajo con 15 horas semanales de formación proerofesional rigurosa, para mejorar sus capacidades laborales.
 
Respecto de las inversiones, IU reclama para España lo que ya se han lanzado a hacer en Estados Unidos: un plan de inversiones al más puro estilo Keynesiano. En Andalucía, además, se debe mezclar con la transformación necesaria de nuestro modelo económico, que se ha dedicado en exclusiva a los servicios (de bajo valor añadido) y a la construcción. Defendemos la recuperación de la economía productiva:
 
En primer lugar, potenciando una agricultura que ha sido condenada a la extinción por las políticas europeas, pero que tiene capacidad para ser un motor de riqueza de nuestro territorio, con las adecuadas medidas de apoyo a los agricultores, intervención en los precios, impulso al cultivo y ganadería ecológicos, creación de marcas reguladas, mercados de proximidad, inversión en caminos, regadíos e instalaciones auxiliares y creación de parques agrícolas en las Vegas.
 
En materia de Energías renovables, con la creación de una red pública de generación eléctrica ¡que no sólo se financia por si misma, sino que sería fuente de ingresos para ayuntamientos y comunidad autónoma!, complementaria de la climatización de edificios antes mencionada.
 
En materia de industria, inversión pública para fabricar en nuestro territorio los componentes necesarios para las energías renovables, con un polo industrial en la Costa de Granada (por clima, terreno y conexión portuaria), pero también en el sector agroalimentario, acabando con la histórica contradicción de ser una potencia agroalimentaria que se limita a exportar para que otros elaboren los productos.
 
Finalmente, una fuerte inversión pública en el patrimonio histórico, cultural y ambiental. Granada, Andalucía, son desde el punto de vista patrimonial, zonas privilegiadas de la Unión Euopea. Espacios como nuestros humedales o Sierras, zonas arqueológicas como las de Orce o Medina Elvira o conjuntos históricos como los de Baza, Almuñecar, Guadix o Íllora, son un verdadero escándalo que se desperdicien en una tierra con 130.000 parados y en la que, por clima, podríamos multiplicar con facilidad el impacto económico del turismo, complementando con facilidad la oferta de sol y playa con la oferta cultural y ambiental de interior.
 
¿De donde sale el dinero? De donde está. De una reforma fiscal en la que IU ha demostrado que se puede obtener 80.000 millones de euros anuales de financiación extra para el Estado.
 
Ese es nuestro plan ¿Cuál es el del PSOE y PP? (aparte de la propaganda, claro)

24 de octubre de 2011

El 21N: Convergencia de La Izquierda

El 21 de noviembre comienza una nueva etapa política.

Nos gustaría poder decir que será una etapa en la que gobierne Izquierda Unida. En la que nuestro programa, transformador, coherente y cargado de esperanza empezará a realizarse, porque sean hombres y mujeres de izquierdas quienes ocupen el gobierno.

Desgraciadamente no será así.

A partir del 21 de noviembre, serán mujeres u hombres, con unas u otras siglas, pero fieles servidores de las clases dominantes quienes gobiernen en España. Fieles servidores del sistema.

La clase dominante, a través de su portavoz, el Presidente de la Confederación de Empresarios, ya ha expresado su programa: Privatizaciones, reducción de impuestos para las rentas altas y la gran empresa, recorte de servicios públicos, abaratamiento del despido y disminución del derecho al desempleo. Por otra parte, ese mismo programa es el que exige el Fondo Monetario Internacional para financiar la continuidad del sistema en España.

Es el programa de los prosistema, que nos dicen que tenemos que cobrar menos, trabajar más, vivir peor y jubilarnos más tarde. Nos dicen que es necesario envenenar el planeta, dejar morir a la gente y mantener siempre 2 ó 3 guerras en marcha, que tenemos que aceptar que haya un tercio de población en la pobreza, vivir sumidos en cultura basura y renunciar, progresivamente, a todas las conquistas y derechos de la democracia.

Y las organizaciones políticas que respaldan ese programa: CiU, PNV, PSOE, UPyD y PP recogen, en este momento, más del 80% de los votos según las encuestas.

¿Cómo podemos atrevernos entonces a decir que se abre una nueva etapa política en España?

Nos atrevemos, porque la próxima legislatura debe estar protagonizada por la emergencia de la izquierda alternativa en España.

Una izquierda que va a encontrar su articulación a través de una confrontación sin precedentes entre quienes defienden el sistema y quienes aspiramos a transformarlo.

1. El frente sindical, en el que los hombres y mujeres de izquierda somos más necesarios que nunca, para que nuestras queridas organizaciones de la clase lleguen a confluir en una sóla expresión de la reivindicación de los derechos laborales y sociales que a todos, sin distinción de siglas, nos quieren arrebatar.

2. El frente social, en el que las mujeres y hombres de izquierdas debemos volcarnos sin reservas en alimentar las formas de organización asamblearia, virtual, creativa, que van surgiendo por doquier, que expresa emblemáticamente el 15M y que deben ir fermentando, hasta iniciar una auténtica revuelta social, pero de la mano del movimiento sindical.

3. El frente institucional. Porque el reto que tenemos las mujeres y hombres de izquierdas, en este momento, es lograr que Izquierda Unida alcance los 12, los 14, los 16 diputados que aseguren que esta fuerza política, la tercera fuerza política de España, sea, efectivamente, la tercera fuerza política del Parlamento, pese a la vergonzosa ley electoral que los franquistas dejaron y sus sucesores mantienen.

Esta es la legislatura de la convergencia de la Izquierda. En torno al proyecto renovado y refundado de Izquierda Unida. Ya lo estamos demostrando, acudiendo a las elecciones con otras 12 fuerzas políticas de la izquierda transformadora.

Y por eso es tan importante que en la presentación de la candidatura de IU en Granada haya intervenido hoy nuestro compañero Álvaro Martínez, porque esta izquierda defiende la ecología política con todas sus consecuencias.

Y por eso es importante la intervención de intelectuales comprometidos, como Luis García Montero o Almudena Grandes. Comprometidos como deben serlo los verdaderos intelectuales, porque no se entiende la intelectualidad sin compromiso, como decía nuestro camarada Saramago.

Y por eso es importante la intervención de nuestro compañero Llamazares, que ha demostrado en el Congreso, que un hombre digno vale más que 100 votos cargados de incoherencia de representantes indignos que no representan a nadie.

Esas son nuestras tareas, y por eso estas elecciones generales son mucho más que unas elecciones al congreso. Y por eso es tan importante que hombres y mujeres como Raul García y Mari Carmen Pérez estén en el Congreso.

No para arreglar el sistema, sino para empezar a cambiarlo.

20 de octubre de 2011

La CEOE destapa el programa de Rajoy. Otra agresión al pueblo.

Ya tenemos el programa del PP. Lo han desenmascarado las 10 propuestas de la organización de la gran empresa en España. Analizadas, una a una dibujan un futuro de desigualdad, explotación y sufrimiento para el pueblo español. Este es el programa de la derecha.

1. Reducción del gasto corriente
Según CEOE, el grueso del ajuste debe realizarse a través de una reducción del gasto corriente: simplificando la estructura administrativa, fijando prioridades en el gasto, reduciendo el tamaño del sector público, y aprovechando la colaboración público-privada.
Ya lo dijo el vicepresidente de la patronal madrileña, hermano del asesor de economía del PP, Arturo Fernández: "Ha llegado el momento en el que no podemos pagar el Estado de Bienestar". Es decir, que la derecha quiere quitar gasto en médicos, maestros, cuidadores de mayores, bibliotecas... todo lo que da calidad de vida a los ciudadanos de a pié pero que no neceitan las clases altas.

2. Reducción de los impuestos
Asimismo, plantean el mantenimiento constante del total de la carga fiscal y reforma del sistema tributario: la reducción sustancial de las cotizaciones sociales: la rebaja de la imposición sobre el ahorro y la simplificación y reducción del Impuesto de Sociedades.
Bajar impuestos a las rentas altas y a los beneficios de la gran empresa, reducir los ingresos del estado. El gobierno tendrá menos dinero, con lo que no podrá ni invertir en mejora España ni ofrecer servicios públicos. Que de los miles de millones que gana INDITEX, o el BBVA o el SANTANDER, pongan menos para el conjunto de la sociedad.

3. Reforma del mercado laboral y de la negociación colectiva
Los empresarios quieren un nuevo pacto de moderación salarial para el periodo 2012-2015; la simplificación de la legislación laboral y del número de contratos para hacer atractiva la contratación indefinida con una reducción sustancial del coste del despido, que debe situarse en veinte días por año trabajado, con una cuantía máxima de doce meses de salario; la creación de nuevos contratos a tiempo parcial y de formación; la eliminación de la referencia de la inflación para fijar los salarios en la negociación colectiva, y el impulso de más libertad para que el empresario pueda organizar la plantilla para atender a la evolución del mercado.
Asimismo, piden que hay que facilitar el convenio de empresa y la posibilidad de incumplir el del sector si ello pone en peligro la viabilidad de la compañía. Asimismo plantea una nueva Ley de Huelga, favorecer la solución extrajudicial de los conflictos laborales y restaurar el carácter empresarial de las mutuas de accidentes de trabajo.

MODERACIÓN SALARIAL (o sea que los trabajadores ganen menos); REDUCCIÓN DEL COSTE DEL DESPIDO (o sea, que salga más barato mandar a alguien al paro, y que ese despedido cobre menos indemnización); NUEVOS CONTRATOS DE TIEMPO PARCIAL Y FORMACIÓN (o sea más precariedad laboral para los jóvenes y las mujeres); ELIMINACIÓN DE LA REFERENCIA DE LA INFLACIÓN (es decir, si la vida sube, tu no vas por ello a cobrar más)
NUEVA LEY DE HUELGA (el PP reducirá la principal heramienta de lucha de la clase trabajadora, un derecho reconocido en la constitución) Y INCUMPLIMIENTO DEL CONVECNIO DEL SECTOR (en la práctica, dejar a los trabajadores sólos ante su patrón, eliminando el papel de las organizaciones de los trabajadores, los sindicatos)

4. Restablecimiento del crédito y de la liquidez para las empresas
Para ello plantean concluir el proceso de reestructuración del sistema financiero; gestionar su reestructuración con criterios transparentes y que eviten la distorsión de la competencia; el cumplimiento estricto de la ley de morosidad por parte de las Administraciones Públicas; el reconocimiento de la deuda de las Administraciones Públicas con proveedores y establecer un calendario de pagos. Además, los empresarios piden al próximo Ejecutivo la compensación de las deudas tributarias y de la Seguridad Social con deuda de las Administraciones Públicas con las empresas.

OTRA REESTRUCTURACIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO, quiere decir más dinero público para regalar a la banca, sin que por ello se introduzcan elementos de propiedad o control público de dichos bancos. El resto de propuestas, en este punto podrían ser interesantes. Eso sí: dando prioridad a la pequeña empresa en los cobros y en ningún caso, compensando retrasos en llos cobros de las empresas con la obligación de éstas de cotizar. De lo contrario, serían los trabajadores quienes estarían haciendo de prestamista al Estado.

5. Unidad de mercado y fomento del espíritu emprendedor.
La organización que dirige Juan Rosell propone a los candidatos que se unifique la legislación que afecta a la actividad empresarial, que se apruebe una Ley de Garantía de unidad de mercado, que se simplifique la normativa y que se reduzcan aún más las cargas administrativas. Además, CEOE cree que hay que elevar la valoración social de la figura del empresario y de la economía de mercado, reducir los costes de financiación de las empresas que empiezan, crear un régimen especial en la política fiscal y laboral para las empresas de nueva creación y mejorar el funcionamiento de las ventanillas únicas.
En general, asumible, pero... ¿ELEVAR LA VALORACIÓN SOCIAL DE LA ECONOMÍA DE MERCADO? ¿Esto que es? ¿Catequesis capitalista? Parece una broma. El resto, lo relativo a la agilización de trámites, ventanilla única, unificación legislativa, etc., son elementos de eficiencia que deben impulsarse. Así lo ha reivindicado Izquierda Unida en múltiples ocasiones.

6. Apuesta decidida por el proyecto de construcción europea.
CEOE quiere el cumplimiento estricto de las reglas de la UE, sobre todo de las reglas fiscales, una propuesta en línea con las de la canciller alemana, Angela Merkel. No obstante, la patronal plantea que en la transposición de la legislación debe tenerse en cuenta su impacto sobre la competitividad de la economía española. Los empresarios quieren más presencia de España en las decisiones europeas.
Desde Izquierda Unida, relamamos una fiscalidad única para la Unión Europea, pero también una legislación laboral y de derechos sociales única. Reclamamos una unidad no sólo económica, sino también política de la Unión Europea. No se trata sólo que España tenga más peso en la unión, sino de que tenga más poder el Parlamento Europeo y la propia ciudadanía europea, con avances democráticos en la toma de decisiones en la UE.

7. Mejora del sistema educativo.
¿La clave? Ampliar la libertad de las familias y la participación del sector privado. Asimismo, CEOE pide potenciar la formación profesional, la mejora de la relación entre la empresa y el sistema educativo y el impulso del conocimiento de idiomas y de las nuevas tecnologías.
LIBERTAD DE LAS FAMILIAS, PARTICIPACIÓN DEL SECTOR PRIVADO... Lo que quiere la derecha es más dinero para la educación privada y peor calidad para la educación pública, al más puro estilo de Esperanza Aguirre. El objetivo: convertir la educación en una mercancía con la que obtener beneficios. RELACIÓN ENTRE LA EMPRESA Y EL SISTEMA EDUCATIVO. Es decir, educar consumidores y obreros, no ciudadanos.

8. Apuesta por la I+D+i.
La CEOE exige al próximo Gobierno el mantenimiento del esfuerzo inversor en I+D+i; la mejora de la fiscalidad de la actividad de investigación y desarrollo; el reforzamiento de los sistemas de financiación de la I+D; el incentivo a la participación de empresas españolas en proyectos europeos; la elaboración de un plan de desarrollo nacional digital, y la búsqueda de alternativas al canon digital.
En general, de acuerdo, pero si la reducción de impuestos para la Investigación, tendrá que venir acompañada de una declaración de utilidad social de dicha investigación (no vamos a reducir impuestos, por ejemplo, para la investigación de técnicas de persuasión publicitaria para niños)

9. Rediseño de las políticas energéticas.
Quieren que haya un adecuado equilibrio entre unos precios competitivos y una adecuada remuneración del sector; un pacto de Estado que garantice una seguridad jurídica necesaria para realizar inversiones a largo plazo, y que se integre a España en el mercado de energía de la UE.
ESCANDALOSAMENTE INCOMPLETO. Una política energética a la altura de las necesidades de España, pasa por la creación de un sector energético público fuerte, orientado a la sutitución de energías fósiles por fuentes renovables, la descentralización de la producción y la eliminación de la energía nuclear.

10. Aumentar la dotación presupuestaria para la internacionalización
Los empresarios quieren que se aumente la partida de gasto público destinada a la internacionalización de las empresas, la mejora del tratamiento fiscal de las actividades de exportación e inversión y la reforma del marco institucional de apoyo a la internacionalización de forma que sea más ágil y adaptado a las necesidades de las empresas. En esta misma línea, piden que se eliminen las restricciones a los instrumentos de financiación de la internacionalización y la coordinación administrativa entre el Estado y las comunidades autónomas.

En resumen: los capitalistas se piden menos impuestos, menos obligaciones, menos controles y más posibilidades de negocio y a cambio pretenden que los trabajadores y ciudadanos tengan menos derechos, cobren menos, reciban menos servicios, tengan menos poder de negociación, mas precariedad y, además, se realicen campañas de ideologización para convencerles de que viven en el mejor de los mundos posibles, regido por la economía de libre mercado.

Rosell, el Presidente de la CEOE, ha comentado "Los programas de PP, PSOE, UPyD, CIU y PNV, no suenan mal, y van en la línea de lo que pedimos.". Sin duda, a partir del 21 de noviembre, nos espera una muy dura agenda de resistencia, reivindicación y lucha. En las calles, pero también institucional, por lo que es importantísimo que IU obtenga un ámplio grupo parlamentario en el Congreso.

18 de octubre de 2011

Por un giro del 15M hacia la confrontación.

Millones de ciudadanos, que seguimos y respaldamos con esperanza el 15M y el 15O, estamos esperando del movimiento que éste nos convoque no para protestar contra el sistema, sino para cambiarlo.

Las movilizaciones masivas del 15O han sido un éxito. Se ha acumulado un enorme poder. Ahora toca ejercerlo. De lo contrario, el movimiento se verá reducido a la mera expresión, papel políticamente correcto que la democracia burguesa otorga a los movimientos sociales. Ha llegado el momento de la confrontación.

Los poderes fácticos saben que de gritar se acaba cansando el pueblo, cuando los gritos no llevan a nada más y ellos (la banca, el PPSOE, la patronal, etc.) ya están hechos a los gritos, y los asumen con toda naturalidad, como el ruido de fondo de su constante saqueo. Para espantar a los cuervos, va a hacer falta mucho más que cuatro voces.

La masiva asiatencia del 15O demuestra que hay una porción mayoritaria de la población española que reclama un cambio. Que cuestiona el sistema. Esa misma gente, estaría dispuesta a participar, o al menos apoyaría, una línea de acción que confrontara abiertamente con el sistema, forzando su transformación.

Se trata de disputar la hegemonía a través del ejercicio del poder. Y el 15M ha acumulado ya un poder importante:
  1. Poder de convocatoria (como demuestra la participación social)
  2. Poder comunicativo (apoyándose, sabiamente en las redes sociales)
  3. Poder simbólico (a través de las ocupaciones de plazas y edificios y de la paralización de desahucios.
  4. Poder organizativo, flexible, pero capaz de otorgar coherencia a las acciones.
Con la ocupación de edificios y las acciones frente a los desahucios, el movimiento ha dado un paso importante. Esas acciones, en sí mismas, suponen el paso de la expresión a la confrontación, al ejercicio del poder. Sin embargo, estas son acciones de vanguardia en las que sólo puede participar el núcleo de los más implicados en el movimiento. Tienen un inestimable valor pedagógico, pero en la medida que no implican a las masas indignadas (y este país está indignado) siguen siendo actos simbólicos y, por lo tanto, hacen permanecer a esas masas en el terreno de la expresión, no de la confrontación.

Con seguridad, en el 15M existe la capacidad creativa para plantear formas masivas y novedosas de confontación pacífica con el sistema. Formas como la huelga general, el corte de las vías de comunicación o el boicot, que históricamente se han demostrado eficaces, y que deberían ser retomadas, a falta de otra forma mejor de desobediencia que pueda presentarse.

Mientras no se de el paso hacia la confrontación masiva, estaremos sometidos a esta situación surrealita en la que los prosistema (Rajoy, Rubalcaba, Durao Barroso, etc.) se permiten el lujo de confundir a la opinión pública afirmando estar en sintonía con los indignados. como si ellos, estos paternalistas prosistema, fueran una especie de verdugos compasivos o de explotadores simpáticos. Sólo la confrontación permite clarificar posiciones. Sólo la confrontación, el ejercicio del poder, permitirá que podamos empezar a exigir cambios reales, materiales, en las reglas democráticas, la distribución de la riqueza y el orden económico... lo demás será tan sólo gritar ante rostros de hormigón armado.

12 de octubre de 2011

El PP prepara el gran Tongo electoral

El PP pretende cambiar la ley electoral para seguir gobernando eternamente. La propuesta de recorte de 50 Diputados, servirá para favorecer, todavía más, a la derecha española, regalando los Diputados en las provincias conservadoras y reduciendo el valor del voto de las provincias más pobladas.

Porque Rajoy, ya explicó que "se respetaría el mínimo provincial existente" es decir, esos 102 diputados, 2 por provincia, que se asignan, con independencia de la población que esas provincias tengan. Eso es lo que explica que Palencia, con 150.000 votantes, elija 3 diputados (1 cada 50.000 votantes) mientras que Granada, con 717.000 votantes, elija tan sólo 7 (1 cada 100.000 votantes, justo el doble) ¿Qué efecto tiene eso? Pues muy sencillo: que hasta hace apenas 2 semanas, ha estado sentado en el Congreso de los Diputados, votando auténticas barbaridades, un señor de Palencia del PP, al que respaldan menos votos que a este humilde blogero que les escribe. Este reparto de escaños es una de las principales injusticias del sistema electoral.

Pues bien, el PP pretende recortar 50 escaños, pero sin tocar estos 102. Esto significa, que tan sólo quedarán 198 para repartir proporcionalmente por las circuscripciones. Es decir, que las provincias más habitadas, verán reducirse el número de diputados en 1/7, aproximadamente. Logicamnte, los que se pierden, son los últimos en asignarse.

¿Qué pasaría?

Madrid perdería 5: en los resultados del 2008, 3 del PSOE y 2 del PP ¡sorpresa!
Sevilla perdería 1 seguro, del PSOE y 1, quizá, del PP
Barcelona perdería 5: 2 del PSOE, 1 de ERC, 1 de CIU y 1 del PP
Málaga perdería 1 seguro, del PSOE

Granada
Córdoba
Cádiz...

Justo, además, las provincias en las que IU, con un 7,8,9 o 10% puede aspirar a meter algún diputado (o más en el caso de Madrid)

Las provincias que no pierden representación son las de los feudos tradicionales del PP: Castilla León, Aragón, Galicia...

Un Congreso más pequeño, en el que de los 50 diputados recortados, el PP perdería como mucho 14 ó 15. Lo justo para decantar de su lado la balanza y asegurarse una tras otra, las mayorías absolutas. Todo, eso sí, con la excussa de recortar gastos. Para que vayamos entendiendo, cómo se las gasta la derecha.

Es lo contrario de la reforma electoral que necesita España, en la que se debe acabar con el sistema de circunscripciones electorales, y buscar acercar la proporcionalidad del Congreso a los resultados electorales, acabando con la actual distorsión, tal y como reclamó el propio consejo de estado.

Lo malo, es que para hacer la reforma que quiere, al PP le basta con tener una mayoría absoluta holgada... algo que puede lograr en estas elecciones si no lo impide una movilización general de la izquierda.

Es tarea de tod@s.

9 de octubre de 2011

#ConvocatoriaSocial aprueba constitucionalizar el gasto social

Conclusiones del proceso de Convocatoria Social sobre economía:

Compañeros y compañeras:

Quienes hemos participado en la comisión de economía de esta asamblea estatal de la convocatoria social, hemos podido constatar que Izquierda Unida se encuentra, en estos momentos, en condiciones para ser el referente de toda la izquierda de España. Por profundidad y concrección en el diecurso, por nivel de participación y democracia en la elaboración colectiva y por altura de miras en nuestras propuestas políticas. Estamos en condiciones de ser el referente de La Izquierda ahora, y lo que es más importante, lo estaremos aún más, tras el 20N.

En econonomía, no renunciamos a la gestión de lo inmediato, con las herramientas actualmente disponibles, pero nuestras propuestas, desde dentro del sistema, se enmarcan con claridad en una estrategia mucho más ámplia. Nuestro objetivo no es hacer que el capitalismo funcione de manera más eficiente y con mayor redistribución de la riqueza. Nuestro objetivo es avanzar hacia el socialismo, de manera concreta, espacio a espacio, creando condiciones para el inicio de una transición hacia el socialismo.

Sólo así pueden entenderse nuestras propuestas. Sólo así se comprende su intención y calado.

Porque queremos una clase trabjadora en proceso de liberación, defendemos la Renta Básica, para romper la presión que obliga a millones de españoles y españolas a asumir condiciones de explotación inaceptables; planteamos la incorporación de los trabajadores a la toma de decisiones en las empresas, la derogación inmediata de las últimas contrarreformas laborales y la adopción de la negociación colectiva como referente en las relaciones dentro de la empresa. Una empresa en la que, por ley, se debe regular el abanico salarial, para alcanzar que el puesto de trabajo mejor remunerado no supere 3 veces y media el peor remunerado; el salario mínimo interprofesional en 1,100 Euros, potenciar el contrato de relevo, para trnasmitir la experiencia en todos los ámbitos entre generaciones, y la exención fiscal de las percepciones por desempleo.

Para avanzar hacia la propiedad pública de los medios de producción, planteamos la nacionalización de los sectores estratégicos: Transporte, Energía, Comunicaciones y las relacionadas con la soberanía alimentaria. Muy especialmente, el acceso al crédito, debe ser entendido como un servicio público, no como un negocio. El proceso de nacionalización de la banca debe empezar, con carácter inmediato, por la nacionalización de todas las cajas de ahorros, las menos solventes, pero también las rentables.

La banca privada, receptora de ayudas debe corresponder con paquetes de propiedad estatal equivalentes al capital recibido y someter a control público sus operaciones y salarios de directivos.

Banca capitalista es sinónimo de especulación. Por eso, respetamos las experiencias que buscan la creación de sistemas de crédtio alternativos, cooperativos, sociales, democráticos, arraigados en el territorio. Una banca ética que debe ser distinguida con claridad de la banca estética, cuya verdadera naturaleza denunciamos.

Ponemos en cuestión la legitimidad de la deuda, pública y privada de España con grupos financieros transnacionales que especulan con los tipos de interés, con el valor de las monedas y las mercancías y con las necesidades de los pueblos.

Cuestionamos la legitimidad de la deuda externa, y planteamos una auditoría democcrática de dicha deuda, como primer paso para su repudio. Reclamamos, además, la financiación directa del BCE a las administraciones públicas, acabando con la vergonzosa y lucrativa intermediación de la banca privada entre las instituciones públicas que emiten y reciben el dinero.

Queremos unos servicios públicos eficientes, racionales, no despilfarradores, pero sí ámplios y generadores de equidad. Proponemos la modificación de la constitución, eliminando la referencia al techo de déficit. En su lugar, en nuestra constitución, deberá incluirse un porcentaje mínimo de Producto Interior Bruto que los gobiernos deben dedicar a gasto social, para que nadie pueda, desde un futuro gobierno, minar la calidad de los servicios públicos. Defendemos, además, la modificación de la Ley de contratación pública, para eliminar las subcontrataciones y la inclusión de clausulas sociales, ambientales y de calidad en el empleo en la contratación. Defendemos, por último, la restitución a los trabajadores públicos, al igual que a los pensionistas, del poder adquisitivo perdido en estos años.

La vivienda es un derecho, no una mercancía. Por ello, debemos impulsar la creación de un parque público de viviendas en alquiler. Obtenidas como contraprestación parcial a las operaciones de rescate bancario, pero también por expropiación de inmuebles en abandono. La dación en pago de la vivienda, que debe incluir el reembolso del capital amortizado por parte del comprador y la puesta en marcha de un plan de rehabilitación de viviendas que incluya su rehabilitación energética.

Defendemos la economía local, productiva, arraigada en el territorio y en la sociedad. Por eso, se debe impulsar el cooperativismo fiel a sus señas de identidad, en el que los trabajadores sean dueños de la empresa, e incluir en la educación secundaria y en la actividad sindical, la formación para el empoderamiento de los trabajadores, capacitándolos para la asunción de la gestión y dirección democrática de sus empresas. Defendemos la agricultura, la reforma de la política agraria comunitaria, la vinculación de las subvenciones a la producción, y no a la mera tenencia de tierra, el control de precios y los mercados de proximidad, incluyendo la soberanía alimentaria como en pilar de nuestro modelo económico. Proponemos la adopción de un etiquetado que recoja la generación de valor añadido.

Defendemos a los trabajadores autónomos, y a los pequeños empresarios, que necesitan financiación desde la banca pública, pero también una ley de bancarrota que evite el traslado a la esfera personal y familiar de las quiebras de los pequeños emprendimientos, así como el apoyo público a la innovación tecnológica de la pequeña empresa.

Defendemos el acceso a la jubilación en condiciones de disfrutar de la vida. La jubilación a los 60 años con carácter general, y en todo caso, tras un periodo máximo de 35 años cotizados, con independencia de la edad. En este mismo terreno, la regulación de la situación de cientos de miles de personas, explotadas bajo durísimas condiciones, que han trabajado toda su vida, pero cuyos patrones les negaron en su momento el derecho a cotizar.

El estado necesita financiarse, y para ello requiere de un sistema fiscal justo, efectivamente progresivo, y en el que las rentas del capital contribuyan tanto o más que las rentas del trabajo, pero decididamente más en el caso de rentas provenientes de la especulación.

El modelo fiscal de Izquierda Unida incluye hasta un 50% de cotización para las rentas superiores a 120,000 € y la subida en 5 puntos del impuesto de sociedades sobre los beneficios empresariales, pero también la bajada del IVA, con la creación de un IVA super reducido para los artículos de primera necesidad; la cancelación de las vacaciones fiscales de la Iglesia Católica, con la derogación del concordato y todos sus privilegios. La Izquierda debe tasar, sin pudor los patrimonios, de forma justa, con una tasa especial a aquellos de injustificable adquisición. Defendemos, además, una reforma legislativa que incremente las penas para todas las formas de fraude fiscal y elimina la prescripción de delitos fiscales.

Nuestra revolución económica debe ir más allá de nuestras fronteras, impulsando decididamente la tasa especial a las transacciones financieras, con un tipo mínimo del 0,05%, la legislación de refenretes mínimos sociales, laborales, sindicales, ambientales y de los Derechos Humanos para las empresas de matriz española que operan en el exterior, el compromiso con el 0,7% para cooperación al desarrollo. Debemos cuestionar, en complicidad con las naciones del Sur, especialmente en LA, que ya han iniciado el camino hacia el socialismo, las reglas y acuerdos de libre comercio, verddera herramienta de dominación en materia de patentes, transgénicos, intercambios comerciales e imposición de políticas neoliberales.

Desde esta Asamblea de Convocatoria Social le decimos con claridad a nuestros conciudadanos que hay alternativa, que tú eliges.
  • Banca pública, con nacionalización de las cajas.
  • Reforma constitucional para garantizar un mínimo % de PIB en gasto público.
  • Jubilación a los 60 años.
  • Persecución del fraude, endurecimiento de penas para la evasión fiscal y Reforma fiscal, con una redistribución justa de los impuestos en España.
  • Renta básica para garantizar el acceso de todos los españoles y españolas a unas condiciones vitales dignas.
Compañeros y compañeras, no hemos estado debatiendo un mero programa electoral sobre economía, hemos estado poniendo las bases para una verdadera revolución económica.